March 3, 2023
De parte de Nodo50
955 puntos de vista

Jorge Fern谩ndez D铆az, en una intervenci贸n parlamentaria en 2016. CONGRESO DE LOS DIPUTADOS

Este art铆culo se ha publicado originalmente en Catalunya Plural. Puedes leerlo aqu铆 en catal谩n.

Todo el mundo sab铆a que el Rey era un comisionista, aunque no pod铆a decirse en voz alta. Todo el mundo sab铆a que los GAL practicaban el terrorismo de Estado, aunque no quisiera admitirse. Y si M. Rajoy fuese Mariano Rajoy tampoco sorprender铆a a nadie. Pero el expresidente Rajoy es tambi茅n campechano y, lo m谩s importante, es una figura demasiado importante para caer.

Tres cuartas partes del mismo hab铆a pasado hasta ahora con la llamada 鈥極peraci贸n Catalu帽a鈥, el nombre por el que se conoce el entramado policial, judicial y pol铆tico que, presuntamente, habr铆a fabricado pruebas falsas para incriminar a diferentes l铆deres del movimiento independentista. Como dec铆a Jordi Pujol 鈥搎uien, por cierto, nunca ha terminado de entrar en prisi贸n鈥, 芦si vas desbrozando la rama de un 谩rbol, al final cae toda la rama禄. En esta perturbadora met谩fora naturalista del expresidente, la rama son aquellas personas que velan por la protecci贸n del Estado. El Estado, por supuesto, es el 谩rbol.

Los 芦enemigos禄 del Estado siempre han sido los mismos desde la constituci贸n del Estado liberal que nace durante la invasi贸n napole贸nica: comunistas, anarquistas, republicanos e independentistas. Pero de comunistas quedan pocos, y de anarquistas menos. En las 煤ltimas d茅cadas han sido los herederos pol铆ticos de la tradici贸n de izquierdas 鈥揾oy reconvertidos en socialdem贸cratas 鈥 y, sobre todo, los independentistas catalanes y vascos, quienes m谩s han sufrido las represalias antidemocr谩ticas del deep state.

Ahora, una carambola del destino 鈥搚 la voluntad de un juez de instrucci贸n de hacer su trabajo鈥, han abierto un resquicio para investigar y, con much铆sima suerte, exigir responsabilidades, a una de estas acciones de las cloacas del Estado que, si bien ya son habituales, deber铆an hacer saltar todas las alarmas.

Qu茅 sabemos de la Operaci贸n Catalu帽a, y qu茅 se investiga ahora

El inicio de esta nueva empresa estatal vio la luz a ra铆z de unos audios publicados en El M贸n donde se pod铆a escuchar a Alicia S谩nchez-Camacho 鈥搇a exl铆der del Partido Popular en Catalu帽a鈥 sugiri茅ndole a Jos茅 Manuel Villarejo que se deber铆a 芦actuar禄 sobre un listado de personas vinculadas al independentismo con dos objetivos en mente: debilitar el movimiento independentista, y evitar la mayor铆a absoluta de CiU en las elecciones auton贸micas del 2012. Algunas de estas personas son el exl铆der de Uni贸 Democr脿tica, Josep Antoni Duran i Lleida; Carles Sumarroca, el entonces presidente de la patronal FEMCAT, supuestamente cercano a Oriol Pujol; Jaume Gir贸, entonces director general adjunto de CaixaBank y posteriormente consejero de Econom铆a y Hacienda con el gobierno de Aragon猫s antes de que Junts per Catalunya saliera del gobierno; Enric Lacalle, exdiputado y exconcejal del Partido Popular, al que Camacho vinculaba con CiU, entre otros.

Resulta que uno de esos otros es el expresidente del FC Barcelona Sandro Rosell, quien, despu茅s de pasar dos a帽os en prisi贸n preventiva y de ser absuelto por falta de pruebas, ha decidido emprender la guerra por su parte y denunciar la Operaci贸n Catalu帽a en la justicia. Despu茅s de que la Audiencia Nacional y el Tribunal Supremo rechazaran estudiarlo, finalmente fue el juzgado de instrucci贸n n煤mero 13 de Madrid quien se tom贸 el asunto con la seriedad que le corresponde. Recordemos que Villarejo, en una entrevista en TV3 en mayo de 2022, asegur贸 que el Estado premi贸 a Carmen Lamela (la juez que primero envi贸 a los l铆deres independentistas a la c谩rcel) con un ascenso laboral al Tribunal Supremo por haber conseguido encarcelar a Sandro Rosell.

Ahora bien, que nadie espere que este caso desvelar谩 toda la verdad del entramado de la Operaci贸n Catalu帽a. Es poco probable. La investigaci贸n deber谩 centrarse exclusivamente en los hechos que afectan directamente al denunciante. Sin embargo, eso no quita que se haya abierto una rendija esperanzadora. En el hipot茅tico caso de que se avance en la investigaci贸n, el propio juez 鈥搊 la Fiscal铆a鈥, podr铆an abrir nuevas piezas que ampliaran la investigaci贸n. Material hay sobra, pero tambi茅n se requiere de valent铆a. Mucha valent铆a.

Las cloacas son el verdadero enemigo del Estado

Los Estados son estructuras antidemocr谩ticas. Lo son principalmente por la evoluci贸n hist贸rica de los Estados, que preceden en mucho al desarrollo de las democracias representativas. Al Estado le desagrada la luz porque expone su funcionamiento, pero el Estado no ser谩 plenamente democr谩tico hasta que cada uno de estos rincones de oscuridad sea desmantelado. Los enemigos del Estado 鈥揳rgumentan desde las cloacas鈥, dan sentido a la existencia de los 芦protectores禄 del Estado: 芦Porque hay enemigos del Estado, las cloacas son necesarias禄 es el razonamiento que planea de fondo. Parecen no darse cuenta de que son ellos quienes precisamente ponen en peligro al Estado. Sin ir m谩s lejos, son estas actitudes y comportamientos ilegales los que alientan gran parte del movimiento independentista y refuerzan el sentimiento nacionalista catal谩n. Creen que est谩n quemando los pastos cuando en realidad los est谩n abonando.

A menudo se trivializa sobre el aspecto e imagen de estos personajes, que, como Villarejo, se vinculan con el imaginario anacr贸nico de esa Espa帽a 芦de charanga y pandereta禄 a la que alud铆a Machado. El problema, aqu铆, es que en ese silencio c贸mplice no participan s贸lo los integrantes de la rama que Jordi Pujol quer铆a proteger. No es una cuesti贸n exclusiva de un grupo de polic铆as fascistas con complejo de Torrente. Forman parte los grandes medios de comunicaci贸n y los principales partidos pol铆ticos del pa铆s. Pero tambi茅n mucha gente normal y corriente que, presa del temor al que ha estado expuesto desde cadenas sensacionalistas y de pol铆ticos alarmistas, prefiere mirar a otro lado.




Fuente: Lamarea.com