August 31, 2022
De parte de Nodo50
259 puntos de vista

Finalmente, se aprob贸 la Ley de Mem貌ria Democr脿tica鈥.pero, como ya ven铆amos manifestando las asociaciones memorialistas, esta ley no es la que las persones represaliadas merec铆an. Ni la que los familiares, personas allegadas, ni, muy probablemente, muchas personas dem贸cratas y republicanas esperaban, ni la que la sociedad espa帽ola merec铆a.

Hablar de algunos avances de la Ley, podr铆a ser razonable, si no fuera por dos motivos:

  1. El franquismo sigue y seguir谩 impune.
  1. 83 a帽os del final de la Guerra de Espa帽a de 1936-39, 47 a帽os despu茅s de la muerte del dictador, pocos son los familiares pr贸ximos que sieguen vivos鈥.y aun as铆, el Estado espa帽ol, haciendo caso omiso de las Naciones Unidas, vuelve a impedir a estas personas, pero tambi茅n a la sociedad en general, poder acceder a la Verdad, a la Justicia, a la Reparaci贸n, y vuelve a impedir la garant铆a de No repetici贸n, ya que, bajo formas distintas, el poder del franquismo sigue vivo e impune.

Y no s贸lo lo hemos manifestando las asociaciones memorialistas y las v铆ctimas del franquismo鈥a Secci贸n espa帽ola de Amnist铆a Internacional, la organizaci贸n no gubernamental internacional centrada en los derechos humanos, galardonada en 1977 con el PREMIO Nobel de la Paz por su 鈥渃ampa帽a contra la tortura鈥 y en 1978 con el Premio de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, hacia la siguiente valoraci贸n de la Ley, el mismo d铆a que se estaba debatiendo y votando el Proyecto de la Ley de Memoria Democr谩tica en el Congreso de los Diputados:

          1.- No garantiza el acceso a la justicia. No elimina los obst谩culos a la investigaci贸n de los cr铆menes del franquismo.

          2.- Lasa Naciones Unidas, en 11 informes desde 2008, ha reclamado privar de efectos a la ley de Amnist铆a de 1977 para que no pueda impedir el enjuiciamiento de estos cr铆menes.

          3.-  Tampoco garantiza plenamente el derecho a la verdad, que se vincula con el fomento del conocimiento cient铆fico, pero no con la promoci贸n de una pol铆tica de estado, ni con la necesidad de que dicha actuaci贸n se lleve a cabo a trav茅s de investigaciones junciales.

          4.-  Mantiene la exclusi贸n explicita de la responsabilidad patrimonial del Estado o de indemnizaciones a las v铆ctimas como forma de reparaci贸n. No establece que la judicatura y las fuerzas de seguridad reciban formaci贸n en materia de derechos humanos y memoria democr谩tica.

 Y podr铆amos a帽adir, entre otras muchas cuestiones, que no aborda ni se帽ala como corresponde, el apoyo y las complicidades civiles y religiosas, ni con el golpe de Estado, ni con la dictadura franquista.

Apoyos y complicidades que alcanzan cuestiones tan relevantes, a las que se debe Verdad, Justicia y Reparaci贸n, como la sustracci贸n de 250.000 ni帽as y ni帽os, en un periodo que va desde 1938 hasta 1955 鈥 seg煤n datos del Observatorio de Desalaci贸n Forzada de Menores (ODFM)- gracias a la arquitectura jur铆dica del franquismo y a complicidades profesionales y eclesiales, como el trabajo esclavo, que alcanz贸 a m谩s de 400.000 presas y presos utilizados como trabajadores forzados para campa帽as p煤blicas y privadas, algunas cotizan en el IBEX 35, para la Iglesia o para empresas de todo tipo, incluido el peque帽o comercio y el servicio dom茅stico para particulares, como la vulneraci贸n de derechos de las mujeres, que incluye entre muchos otros aspectos, la sustracci贸n de sus hijos e hijas, como los informes de p谩rrocos utilizados para justificar la represi贸n, como posicionamiento en favor del alzamiento o la delaci贸n, estableci茅ndose la denuncia no s贸lo como una obligaci贸n de 鈥渂uenos鈥 espa帽oles, sino tambi茅n, como una obligaci贸n religiosa de los buenos cat贸licos, como la legitimaci贸n de r茅gimen, como el Concordato de 1953, o como el enaltecimiento de la herencia simb贸lica franquista, como la tumba de teniente general Quiepo de Llano, que dirigi贸 el golpe militar en Sevilla una feroz represi贸n que est谩 ubicada, precisamente, en la Bas铆lica de la Macarena de esa misma ciudad鈥.

Estos son algunos de los ejemplos por los que Espa帽a sigue y seguir谩 sin estar en l铆nea con los est谩ndares internacionales de derechos humanos y sigue y seguir谩 sin estar del lado de las v铆ctimas.

Y un ejemplo m谩s, pero significativo鈥. Pocos y insuficientes han sido los avances de esta nueva ley, aun as铆, el l铆der del PP Alberto N煤帽ez Feijoo, ha anunciado, reiteradamente, que derogara leyes como la de Memoria Democr脿tica, si gobierna鈥

 Antes que una Ley de Memoria Democr谩tica , es imprescindible, para garantizar el conocimiento de la Verdad, el acceso a la Justicia y a la Reparaci贸n y a la Aplicaci贸n de medidas de No Repetici贸n, na Ley de Reparaci贸n a las V脥CTIMAS DEL Franquismo.

 28 de Agosto de 2022

Associaci贸 Pro-Memoria als Immolats per la Llibertat a Catalunya




Fuente: Kaosenlared.net