July 28, 2021
De parte de Nodo50
240 puntos de vista


Marco Dom铆nguez,cabo del Ej茅rcito de Tierra y secretario general de la Asociaci贸n Militares Con Futuro. FOTO CEDIDA

La asociaci贸n Militares con futuro es una de las 11 organizaciones inscritas en el Registro de Asociaciones Profesionales de las Fuerzas Armadas (RAPFAS). Lo es gracias a la Ley Org谩nica 9/2011, la cual establece que 芦los militares tienen derecho a asociarse libremente para la consecuci贸n de fines l铆citos禄. El objetivo, explican en su p谩gina web, es 芦aglutinar en este proyecto las demandas que los miles de militares a diario desempe帽an su trabajo禄.

Militares con futuro cuenta con un programa de 20 puntos entre los que se encuentran propuestas para las mejoras laborales del colectivo, contra la discriminaci贸n o por la libertad sindical en las Fuerzas Armadas. Su secretario general y cabo del Ej茅rcito de Tierra, Marco Dom铆nguez, responde a las preguntas de lamarea.com como portavoz de la asociaci贸n.

La creaci贸n de una asociaci贸n de militares en activo es un hecho noticioso porque no suele ser algo habitual. 驴Por qu茅 nace Militares con futuro?

Nuestra asociaci贸n ha nacido con un claro y n铆tido prop贸sito: resolver un doble estancamiento. Por un lado, el de las condiciones laborales y de vida que sufren a diario los militares con una extensa y variada lista de injusticias. Por otro lado, el del asociacionismo profesional y su actividad por mejorar la situaci贸n de los militares. Ya han pasado 10 a帽os desde que se regul贸 el asociacionismo profesional militar y el balance es decepcionante.

Militares con futuro nace con un esp铆ritu integrador, con 谩nimo de aglutinar las demandas del colectivo, en territorio nacional o en misiones internacionales; que sean escuchadas pero, sobre todo, atendidas. Adem谩s, es una asociaci贸n transversal, donde caben todos los militares y cuyos objetivos son la mejora de las condiciones laborales en todos los aspectos. Para ello no basta con los mecanismos internos establecidos, sino que es preciso contar con la fuerza de la uni贸n, una organizaci贸n s贸lida que pueda gestionar las demandas de manera eficiente.

Est谩n conformados como asociaci贸n pero reclaman libertad sindical dentro de las Fuerzas Armadas. 驴Creen que es una posibilidad factible? 驴Hay ejemplos en pa铆ses de nuestro entorno?

El ejercicio de derechos constitucionales, lejos de poner en peligro la democracia o de inducir a la disoluci贸n del principio de disciplina y jerarqu铆a en las Fuerzas Armadas, contribuye a que los militares tengan una mayor identificaci贸n y respeto por el sistema constitucional al que sirven y por el que deben hacer los mayores sacrificios. Son varios los pa铆ses en nuestro contexto europeo, como Alemania, Pa铆ses Bajos, Dinamarca, Suecia, B茅lgica, etc., donde los militares gozan de m谩s derechos fundamentales que los espa帽oles (derecho de sindicaci贸n, de afiliaci贸n a partidos, de negociaci贸n de sus condiciones laborales y plenos derechos de reuni贸n, manifestaci贸n o libertad de expresi贸n, equiparables a los dem谩s ciudadanos de sus pa铆ses) y nadie duda de que sus ej茅rcitos funcionan con alta cohesi贸n, disciplina, profesionalidad y eficacia. No cabe en ninguna l贸gica que a aquellos que tienen como misi贸n garantizar el ordenamiento constitucional se les prive de derechos constitucionales que defienden hasta con su propia vida si fuera necesario.

Adem谩s de las laborales, 驴qu茅 otras reivindicaciones vehiculan el programa de Militares con futuro?

Podemos a帽adir otras como las condiciones de vida en los alojamientos militares, las indefinidas e interpretables normativas sobre jornadas y horarios, conciliaci贸n familiar, vacaciones o descanso por guardias o maniobras, la realidad de los oficiales de complemento, los criterios sobre vacantes y destinos, la prevenci贸n de riesgos laborales, la situaci贸n de los militares con discapacidad, los protocolos ante las bajas m茅dicas o expedientes psicof铆sicos, la atenci贸n psicol贸gica y la realidad de los psic贸logos militares, el pase a la reserva, la lucha por la igualdad y contra toda discriminaci贸n o nuestro m谩s que cuestionable r茅gimen disciplinario y justicia militar.

Si valoramos tambi茅n la situaci贸n de los militares respecto a sus derechos fundamentales, reflejados en la Ley de Derechos y Deberes para los miembros de las FAS 9/2011, encontramos otro desequilibrio importante entre la sociedad espa帽ola y los empleados de la administraci贸n civil en general y la de los ciudadanos de uniforme en particular, que somos los militares. Por ello, se hace conveniente una revisi贸n de la ley que nos haga avanzar en derechos y nos equipare con el resto de ciudadanos espa帽oles as铆 como con otros pa铆ses de la Uni贸n Europea en lo relativo a derecho de sindicaci贸n, de participaci贸n en la interlocuci贸n con el Ministerio de Defensa, de asociaci贸n, de reuni贸n, de afiliaci贸n a partidos o de libertad de expresi贸n.

Reclaman tambi茅n una mayor independencia de la justicia militar. 驴No es independiente en la actualidad?

La actual realidad de la Justicia espa帽ola nos la presenta troceada en dos partes: una jurisdicci贸n ordinaria para el conjunto de la poblaci贸n y, adem谩s, una jurisdicci贸n especial para los ciudadanos militares.

Hay que arrumbar esa vieja regla de que 鈥榪uien manda, juzga鈥. No tiene sentido y quiebra toda independencia que los miembros que integran los Tribunales Militares no sean jueces de carrera, sino militares de la especialidad jur铆dica que mantienen dependencia del Ministerio de Defensa y que pueden cambiar de destino y ocupar puestos donde ya no ser铆an 鈥榡ueces鈥 (sino interventores, asesores jur铆dicos鈥) y que podr谩n estar a las 贸rdenes de a quien antes o despu茅s tendr谩n que juzgar. Por otro lado, la justicia debe ser independiente e igual para todos. Nos preguntamos qu茅 particularidades hacen que tenga que juzgarse de diferente forma, por ejemplo, un hurto en un vestuario de un gimnasio de un cuartel y el mismo en un vestuario de un gimnasio en la calle.

En tiempos de paz y en territorio nacional, la jurisdicci贸n militar debe desaparecer. Y, por consiguiente, se ha de contar con magistrados civiles independientes a las FAS, no sometidos a jerarqu铆a ni que ostenten empleo militar y que est茅n especializados en el derecho militar y en el derecho en situaciones de conflicto. Las zonas de conflicto han cambiado y ahora en ellas conviven civiles y militares. Estas situaciones, tratadas en el 谩mbito jurisdiccional, se podr铆an abordar legislando o modificando los c贸digos ordinarios, de tal manera que incluyan previsiones para que ciertas actuaciones tengan diferente tratamiento en caso de guerra o conflicto, se tenga condici贸n de militar o civil.

Entre las demandas y las reivindicaciones de MCF, 驴hay alguna relacionada con las denuncias de discriminaci贸n por g茅nero que a veces se ha denunciado en las FAS?

Es un asunto fundamental para nosotros; tanto es as铆 que tenemos una secretar铆a dedicada a la Igualdad. Contamos con un grupo de trabajo no mixto de mujeres militares, ya que creemos que es imprescindible que cuenten con espacios seguros donde poder reunirse.

Por otro lado en el programa recogemos algunas propuestas como la actualizaci贸n de los protocolos contra el acoso sexual, que a nuestro entender siguen siendo insuficientes.

En lamarea.com y otros medios de comunicaci贸n hemos publicado casos que apuntan hacia una radicalizaci贸n de determinados miembros dentro de las Fuerzas Armadas. 驴Les preocupa?

Uno de los fines marcados en los estatutos de Militares con futuro es 鈥渄ivulgar y defender, desde la neutralidad pol铆tica e ideol贸gica, los valores constitucionales, democr谩ticos y de respeto a nuestro Estado de Derecho entre los militares espa帽oles, as铆 como confrontar legalmente aquellas manifestaciones o acciones p煤blicas contrarias a ellos que surjan desde el seno de nuestras Fuerzas Armadas鈥. Nuestra postura es la defensa constitucional de manera que, todo lo que se salga de ello, ser谩 denunciado por MCF.

La ministra Margarita Robles asegur贸 hace algunos meses que estos casos son una 鈥渕inor铆a鈥 mientras que otras voces, como la del exmilitar Luis Gonzalo Segura, sostienen que este es 鈥渦n problema estructural鈥 y que dentro de las FFAA 鈥渆l relato predominante es el de la ultraderecha鈥. 驴Cu谩l es su visi贸n? 驴El Ej茅rcito espa帽ol es una instituci贸n del siglo XXI?

Despu茅s de m谩s de 40 a帽os desde que se aprob贸 la Constituci贸n y entramos en una Espa帽a democr谩tica, las Fuerzas Armadas han demostrado madurez y una alta entrega en el cumplimiento de las misiones que se les ha ordenado. Estas FAS, ya profesionalizadas, han participado en misiones internacionales de toda 铆ndole, han estado sometidas a confrontaciones en conflictos armados con p茅rdida de vidas; han sido part铆cipes en misiones de ayuda humanitaria de todo tipo, incluso, en nuestro pa铆s, se act煤a en cat谩strofes y calamidades p煤blicas, como incendios, terremotos, inundaciones o epidemias mortales, en beneficio directo de la poblaci贸n.

Seg煤n los 煤ltimos datos aportados por el Stockholm International Peace Research Institute (SIPRI), el gasto militar mundial se increment贸 durante el a帽o 2020 un 2,6% hasta casi 2.000 billones de d贸lares. 驴Creen que es necesario aumentar el gasto en Defensa en estos momentos?

La pol铆tica de Defensa y su presupuesto est谩 en manos de las instituciones pol铆ticas y son ellas las que, valorando las necesidades, aprueban ese presupuesto. No cabe duda de que para cumplir las misiones encomendadas son necesarios unos medios adecuados. Los militares tienen en la actualidad las menores retribuciones en comparaci贸n de otras Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. A pesar de esta extraordinaria y dura labor reconocida socialmente, el Estado no le da el reconocimiento econ贸mico que merece y deja al colectivo militar en una situaci贸n de desventaja respecto a otros empleados p煤blicos.

Siguen creciendo los casos de puertas giratorias entre el 谩mbito militar y de Defensa y empresas de armamento. Uno de los casos m谩s conocidos es el del exministro de Defensa Pedro Moren茅s, que ha acabado a sueldo de este tipo de compa帽铆as. 驴De qu茅 formas creen que influye esto?

Los militares tienen en la actualidad un problema de puertas, una que hace que los militares de complemento que alcanzan los 45 a帽os salen por esa puerta y no pueden volver a entrar; esa s铆 que es una puerta que interesa porque supone que, despu茅s de una vida dedicada a las FAS, un personal perfectamente v谩lido es expulsado del sistema con una edad a la que le es muy dif铆cil volver a encontrar otro trabajo.

En el caso de la tropa y mariner铆a, que suponen alrededor de 80.000 efectivos, el 85% es temporal. De igual manera hay aproximadamente 600 oficiales de complemento en situaci贸n de temporalidad. La dif铆cil situaci贸n en la que quedan aquellos que son puestos en la calle a los 45 a帽os obliga a tomar soluciones inmediatas, desarrollando las medidas incumplidas de la ley y acompa帽谩ndolas con otras que aborden con eficacia esta problem谩tica.




Fuente: Lamarea.com