January 22, 2021
De parte de Nodo50
260 puntos de vista


Entrevista a la escritora, investigadora, editora, dise帽adora, anarcafeminista y agitadora cultural Ana Mui帽a, que adem谩s cuenta con una larga trayectoria de luchas sociales y pol铆ticas.

una mujer en un escenario hablando a un micr贸fono

Ana Mui帽a en la presentaci贸n del libro Esplendor en la noche. Vivencias de Mayo del 68 en el Teatro del Barrio, mayo de 2018. Foto: Archivo personal Ana

Ana Mui帽a (1957) es escritora, investigadora, editora, dise帽adora, anarcafeminista (s铆 con a) y agitadora cultural. Con una larga trayectoria de luchas sociales y pol铆ticas desde la clandestinidad hasta nuestros d铆as, en 2007 pone en pie, junto con Agust铆n Villalba, La Linterna Sorda, sello editorial que desprende destellos de luz, de esos que nos revelan memoria y nos impulsan a la acci贸n. En 2008 public贸 Rebeldes perif茅ricas del siglo XIX, libro que toda feminista deber铆a tener en su mesita de noche y ha editado obras de mujeres tan relevantes como Rosa Luxemburgo, Mina Loy o Rosa Chacel.

Desde la generosidad que la caracteriza, hablamos con ella de buena parte de su vida en la militancia y en el mundo de la edici贸n. Desde su temprana entrada en el movimiento antifranquista, con solo 13 a帽os, hasta su labor de investigadora que la ha llevado a descubrirnos a m谩s de 300 mujeres que fueron relevantes en la historia.

Desde muy joven has estado implicada en la militancia social y pol铆tica. Cu茅ntanos c贸mo viviste la dictadura y ese periodo que denominan la transici贸n.
Me un铆 al movimiento antifranquista de ense帽anza media con 13 a帽os, hacia 1971. Aunque era una ni帽a, quer铆a hacer la revoluci贸n. Estaba en la organizaci贸n clandestina Octubre y, con un grupito de la rama estudiantil, escrib铆a, editaba e imprim铆a 鈥揷landestinamente, a multicopista鈥 publicaciones conocidas como Gallo Rojo. Durante 1975 nos volcamos en impedir los 煤ltimos fusilados por Franco, ejecutados en septiembre. Recuerdo que en mi instituto mi grupo activ贸 la primera huelga que se hac铆a y me expulsaron. Todas las clases respondieron y me tuvieron que readmitir, con represalias veladas.

La dictadura era feroz: asesinatos, c谩rceles llenas, te echaban 17 a帽os por propaganda 鈥渋legal鈥, hab铆a torturas y violaciones en los interrogatorios, y disolv铆an las protestas con balas aut茅nticas. Ocurr铆a con Franco y en la mal llamada transici贸n, con casi 600 muertes en su haber. Te mataban por nada. Yo viv铆 de cerca c贸mo en los Sanfermines de 1978 abat铆an a Germ谩n Rodr铆guez, por pedir la amnist铆a para los presos. En Pamplona, montamos una buena. Muchas de las presas 鈥渃omunes鈥 estaban por abortos clandestinos, parricidios鈥 vamos 鈥渄elitos鈥 muy 鈥減ol铆ticos鈥. Lo pude comprobar en vivo, en 1983, previo a la Reforma Penitenciaria del PSOE. Fui de las primeras en cubrir un reportaje para la entonces famosa revista Cambio 16, compartiendo desayuno, comida y cena con las presas comunes y pol铆ticas de la hacinada c谩rcel de Yeser铆as, en Madrid. La Comuna de las pol铆ticas, por 煤nica vez, dej贸 entrar a una reportera a su celda abigarrada, donde viv铆an. Fue una experiencia inolvidable, aunque el art铆culo no se public贸.

Me has contado en alguna ocasi贸n que participaste en las primeras Jornadas Estatales sobre la Mujer que se celebraron en aquella 茅poca. Dime, 驴c贸mo se desarrollaron? Y 驴qu茅 debates destacar铆as?
S铆, al llevar una militancia entregada, como tantas otras personas, he tenido la satisfacci贸n de participar en los primeros activismos de entonces: la primera manifestaci贸n del 8 de marzo autorizada, que fue en 1978 y disolvieron con balas de goma, y tambi茅n estuve en la anterior, ilegal, haciendo 鈥渟altos鈥 por Vallecas, barrio donde tambi茅n hac铆amos todas las protestas ilegales, contra la carest铆a de la vida, el paro obrero, los 1 de Mayo, hasta la primera manifestaci贸n multitudinaria en Atocha; y estuve en las del Orgullo: lesbianas, gays y trans, que sufr铆an mucha persecuci贸n鈥

La primera Jornada de 1975 tuvo poca incidencia, viv铆a Franco. Las de Granada fueron un alucine. Miles de mujeres reunidas, durmiendo en sacos, con puestos de folletos, debatiendo. Recuerdo los enfrentamientos tens铆simos que hubo en torno a la lucha de clases y la doble militancia (quienes milit谩bamos en los feminismos y en organizaciones de izquierda) y las feministas 鈥渁ut贸nomas鈥 o 鈥渞adicales鈥 que lo criticaban鈥

芦Considero ileg铆tima cualquier forma de jerarqu铆a y autoridad禄 锘緾lic para tuitear

Vaya鈥 s铆鈥 esos debates creo que siguen vigentes鈥 Y, dime Ana, dentro de tu militancia feminista, adem谩s, formaste parte del colectivo Uni贸n de Mujeres Feminista (UMF) 驴Qu茅 principios y finalidades ten铆a el colectivo? 驴Qu茅 acciones pusisteis en marcha? 驴Con qu茅 te quedas de aquella experiencia militante?
Nacimos en 1978, la UMF nos separamos de Comit茅s Obreros, la organizaci贸n pol铆tica mixta en la que milit谩bamos, por estar la c煤pula directiva controlada por hombres. Creamos una organizaci贸n aut贸noma, hasta nos fuimos a vivir todas juntas. Y la liberaci贸n consisti贸 en sustituir unas pr谩cticas y unas estructuras de poder por otras, donde dos o tres mujeres controlaban y somet铆an al resto, hasta en los sentimientos. Por esa 茅poca esto suced铆a en otros grupos de la izquierda y sus ramas feministas. Las relaciones de dominaci贸n ps铆quica y de explotaci贸n por la divisi贸n del trabajo entre 鈥減ensantes鈥 y 鈥渆jecutantes鈥 (yo estaba en ambos lados) hicieron que, al irme, en 1986, me situara hacia el anarquismo (anarca-feminista), aunque siempre fui muy libertaria: me relacionaba con la gente que activ贸 el Sindicato de Prensa y Gr谩ficas de CNT y con algunas Mujeres Libres de finales de los 70. Considero ileg铆tima cualquier forma de jerarqu铆a y autoridad, apuesto por relaciones de igual a igual. Frente a la est茅tica de la rebeli贸n, planteo para m铆 y las dem谩s, la 茅tica de la rebeli贸n, porque la ejemplaridad en la conducta cotidiana es el mejor ideario, se contagia.

Quiero recalcar que me lo pasaba muy bien, disfrutaba con la alegr铆a de la creaci贸n y la acci贸n directa. Enfrascada en ese bullir, con las revueltas incansables que protagonizamos tantas miles de mujeres an贸nimas, en la transici贸n, y por las que avanzamos. Aunque quedaba (y queda) lejos nuestra liberaci贸n integral. Muchas luch谩bamos sindicalmente donde trabaj谩bamos y apoyando las protestas de f谩bricas (como Rock, Induyco, Triumph鈥), en los barrios donde viv铆amos con temas vecinales y grupos de mujeres. En mi caso tambi茅n en el movimiento ecologista, antimilitarista y anti-Otan incipiente, y mi feminismo no estaba separado de estos frentes, se entrecruzaba. La autogesti贸n de nuestros cuerpos y nuestras vidas, nuestra autodeterminaci贸n como personas鈥 fueron calando en las conciencias, aunque ahora se pida la tutela del Estado para todo y el fin parezca ser ampliar las medidas punitivas. Para m铆, abolir el clasismo y el sistema salarial, el sexismo, el especismo, el racismo, y todo lo que nos oprime siguen siendo ramas de una misma aspiraci贸n emancipadora internacional.

una foto en blanco y negro. una mujer con meg谩fono

2. Ana Mui帽a con el meg谩fono. Manifestaci贸n por el derecho al aborto libre y gratuito (entre 1982 y 1984). / Foto: Luis Mui帽a. Archivo personal de Ana Mui帽a.

En UMF editabais una revista que tuvo una larga tirada. Cu茅ntanos m谩s sobre ella. 驴Qu茅 art铆culos publicabais? 驴Qu茅 tirada y difusi贸n ten铆a?
En La Mujer Feminista (LMF) abord谩bamos la prostituci贸n, la libertad sexual, el derecho al aborto libre y gratuito, junto a las luchas contra los juicios y prisi贸n para quienes abortaban y quienes los practicaban, la cosificaci贸n por la publicidad, la mujer en la historia, reportajes ins贸litos sobre los locales de 鈥渁mbiente鈥 de lesbianas y gais鈥 Se trat贸 la mujer y el Ej茅rcito; al final, hubo un cambio de posici贸n (quiz谩 por un acercamiento hacia el feminismo institucional naciente), justificando la incorporaci贸n de la mujer en los cuerpos militares, y yo era antimilitarista, no era mi lucha.

Era una revista de la 茅poca, sin medios 鈥揾oy, ser铆a un femzine鈥, de 谩mbito nacional. Todas nos volc谩bamos en nuestras ciudades, con una militancia generosa, en vender unos 4.000 ejemplares; 铆bamos con las revistas a todos lados, dando la brasa [risas]. Estuve implicada con pasi贸n en LMF desde la creaci贸n del 鈥渕onstruo鈥 en 1982 hasta que me fui en 1986, el mismo a帽o de su desaparici贸n. La revista adolec铆a de la misma jerarqu铆a y abuso que antes se帽al茅 respecto a la UMF. La 鈥渄irectora鈥 no nos permit铆a firmar los art铆culos, excepto su columna con foto. Yo era la 煤nica profesional de prensa del grupo, as铆 que me encargaba de dise帽arla gr谩ficamente, corregir los textos, revisar la impresi贸n a pie de m谩quina, tambi茅n escrib铆a鈥 Hasta hoy, sigo la consigna del underground y del punk: 隆Hazlo t煤 misma! (Do it yourself!). Impliqu茅 en las portadas a Ana Juan, Ouka Leele, Ceesepe, Asun Balzola鈥, y que la apoyara mucha gente conocida.

Damos un brinco鈥n 2007 fundas, junto con Agust铆n Villalba, el sello editorial La Linterna Sorda. 驴C贸mo surge el proyecto y con l铆nea editorial?
Agus y yo ten铆amos un estudio de comunicaci贸n y dise帽o de larga trayectoria y empezamos a editar en 2003 Tiempos Salvajes, una revista alternativa e insolvente, muy novedosa y cuidada, cuatro n煤meros en papel 鈥攈oy de culto鈥 y varios a帽os m谩s en digital. Como eran tantos los temas a abordar: feminismos, ecolog铆a, urbanismo, historia social, redes, pol铆tica鈥 fundamos con unas amigas y amigos La Linterna Sorda, igual de ruinosa y dada铆sta.

una manifestaci贸n. foto en blanco y negro

鈥淪alto鈥 (o protesta ilegal de lucha) del Primero de Mayo de 1975 o 76. Vallecas, San Diego. Protagonizado por Comit茅s Obreros. Ana Mui帽a, sujetando la pancarta y gritando, la tercera por la izquierda. / Foto: Archivo personal de Ana Mui帽a

En 2008 publicaste Rebeldes perif茅ricas del siglo XIX en la editorial. Un trabajo de investigaci贸n de varios a帽os en el que por primera vez se recopila a un espectro muy amplio de mujeres pioneras en la lucha por la emancipaci贸n femenina en el estado espa帽ol y a escala internacional, y que creo que toda feminista deber铆a leer. 驴Qu茅 supuso para ti esta investigaci贸n? 驴Con qu茅 te encontraste a la hora de rescatar todas esas biograf铆as?
Empec茅 a investigarlas con Tiempos Salvajes, el feminismo, en abstracto, estaba desacreditado, nada que ver con ahora. Cuando trabajaba en las Rebeldes perif茅ricas en el mundo del libro me dec铆an que las obras sobre mujeres ten铆an poco tir贸n comercial. Pero me zambull铆 en una experiencia enriquecedora y absorbente. Casi me cuesta una enfermedad, me faltaban horas y ni dorm铆a. Quer铆a rastrear los or铆genes de los movimientos por nuestra emancipaci贸n sexual, sindical, pacifista, educativa, period铆stica鈥 no s贸lo en el Estado espa帽ol, sino internacionalmente, porque estaban ligados.

Suscr铆bete a Pikara Magazine

Rescat茅 a 350 pioneras desconocidas, con cientos de im谩genes y un dise帽o inusitado. Entonces hab铆a poco investigado, ni fuentes documentales primarias a las que acudir. Consult茅 cientos de libros, miles de revistas, rebusqu茅 y traduje textos de seis o siete idiomas鈥 No ve铆a el fin. Hace 17 a帽os internet era muy pobre. Por a帽adidura, yo vivo de mi trabajo, mi extracci贸n es obrera, y los cinco a帽os dedicados llegaron a imposibilitar ganarme la vida en mi oficio. Mi compa帽ero tuvo que coger un trabajo extra para poder sustentarnos. Por el esfuerzo ingente de Rebeldes perif茅ricas no he recibido ninguna remuneraci贸n (ni por los otros 20 libros), pero ha sido 煤til para cientos de tesis doctorales e investigaciones en Estados Unidos (donde es valorado), Am茅rica Latina y Europa; para colectivos feministas, exposiciones, agendas y libros posteriores, basados en las Rebeldes, muchas veces sin citar ni a la obra ni a la autora que han fusilado鈥

im谩genes de varias revistas antiguas

Bodeg贸n de revistas de las que form贸 parte Ana Mui帽a. / Foto: Archivo personal de Ana Mui帽a.

En vuestro cat谩logo editorial encontramos nombres como Hildegart Rodr铆guez, Emma Goldman, Mariana de Pineda, Amparo Poch y Gasc贸n, Mar铆a de Cazalla, Mina Loy, Rosa Luxemburgo o Rosa Chacel. 驴Qu茅 tienen en com煤n estas mujeres?
Nuestros libros se hilvanan. Mar铆a de Cazalla y Mariana de Pineda fueron precursoras, admiradas por las socialistas ut贸picas espa帽olas y por Rosa Chacel, Amparo Poch, Hildegart鈥 Estas 煤ltimas, pioneras en reclamar la sexualidad femenina y el amor libre. Amparo trat贸 a Emma Goldman en sus viajes por Espa帽a; Hildegart estimaba a Rosa Luxemburgo, fundadora de La Liga Espartaco que, en Berl铆n, se nutr铆a del Dad谩, al que perteneci贸 Mina Loy, amiga de Emma Goldman, anarquista que inspir贸 a Mina para escribir el primer 鈥楳anifiesto feminista鈥 (que conocemos).

Tambi茅n ten茅is una l铆nea sobre mujeres y comunicaci贸n. En unas l铆neas breves podr铆as decirnos qu茅 encontramos en estos libros.
Provenimos de la prensa escrita. Esta l铆nea editorial va unida a otra, 鈥楲o que no debe decirse鈥, dedicada a las y los periodistas de combate que inauguraron el oficio. A finales del XIX hubo muchas mujeres que fundaron peri贸dicos emancipadores, como por ejemplo La Fronde.

芦Se han sustituido las luchas de calle, de abajo, an贸nimas, por teoricismos de culto al ego: elitistas e incomprensibles禄 锘緾lic para tuitear

Sigues construyendo en pos de un mundo mejor, 驴qu茅 piensas sobre el movimiento feminista actual?
Disfruto con tanta juventud implicada en los feminismos, porque, hasta el 15M, 铆bamos pocas, las de toda la vida, a las protestas. Pero echo en falta m谩s feminismos que no solo se miren hacia el yo interior, individual, sino que tambi茅n se impliquen en lo colectivo, lo 鈥渧ivo鈥, en las luchas de las obreras, las kellys, las migrantes, los CIES, los desahucios鈥 A menudo leo a otras feministas y, en serio, me cuesta entender lo que dicen. A mi parecer, se han sustituido las luchas de calle, de abajo, an贸nimas, por teoricismos de culto al ego: elitistas e incomprensibles. Y los posos de autoritarismo siguen ah铆. Defiendo las relaciones humanas colaborativas, de apoyo mutuo (no de odio mutuo), y de solidaridad con otras especies y con los seres vivos. No obstante, que cada cual siga su camino.

Una 煤ltima pregunta: 驴Para cu谩ndo una reedici贸n de Rebeldes perif茅ricas鈥?
No hemos podido reeditarlo porque es un libro muy caro de imprimir. Siempre, la insolvencia鈥 As铆 que, aprovecho para animar a las precompras de ejemplares, porque lo sacaremos a primeros de 2021.


Sigue leyendo:

Anarcofeministas en los albores del siglo XX: La Revista Blanca

C谩diz, cuna del primer manifiesto feminista

Las primeras celebraciones del 8 de marzo en Barcelona (1936-1938). De la participaci贸n electoral a la lucha antifascista

鈥淔rente a la est茅tica de la rebeli贸n, planteo para m铆 y las dem谩s la 茅tica de la rebeli贸n鈥




Fuente: Pikaramagazine.com