December 8, 2022
De parte de Nodo50
246 puntos de vista

Mar铆a Caal Xol, maya q鈥檈qchi鈥 de Guatemala, es la lideresa de la oposici贸n pac铆fica contra la hidroel茅ctrica Oxec. 鈥淟as mujeres han sido la base fundamental en las resistencias鈥, dice.

Zoila Pop (izda.) y Olivia Reyes (de rojo, en el centro), en casa de la primera y con parte de sus familias. / Foto: J. Marcos

No para de sonre铆r. La sirve para estar cerca y pendiente de sus compa帽eras y compa帽eros de lucha y resistencia, pero tambi茅n para abrirse paso en terrenos desconocidos, all铆 donde no sabe si enfrente tiene una persona aliada o, todo lo contrario, alguien vinculado al megaproyecto que la pueda ocasionar problemas. Para cualquier situaci贸n, Mar铆a Caal Xol saca a relucir su sonrisa, la acompa帽a con un par de chistes, que perfectamente pueden ser vaciles posados al aire con sutileza, y se calman los 谩nimos de quienes miran con desconfianza.

Aunque anda por su pueblo, Santa Mar铆a Cahab贸n, en Guatemala, a veces es complicado conocer los entresijos de los caminos que unen al alrededor de 200 comunidades que conforman este municipio. Tampoco resulta sencillo poner cara a todas las personas que viven en esta zona maya q鈥檈qchi鈥. La presencia de las hidroel茅ctricas Oxec I y Oxec II ha dividido a la poblaci贸n, por lo que los recelos est谩n presentes hasta en las conversaciones m谩s banales. Mar铆a Caal siempre saluda sonriente.

鈥淗ay que conocer bien el territorio del combate鈥.

Ir hasta las comunidades de Zepoc, Saqt谩 o Salac es enrevesado. Caminos imposibles, desfiladeros que obligan a mirar para otro lado, barro, lluvia inmisericorde, cuestas de susto, y una cantidad de baches que se miden en dolores musculares. Aqu铆 hace falta una gu铆a que no solo reconozca los cruces sin indicaci贸n alguna, sino que hable q鈥檈qchi鈥, la lengua local. La postal es id铆lica, el contexto, complicado. Mar铆a Caal conoce 鈥渆l territorio del combate鈥.

鈥淓llos se han apoderado de todas estas tierras鈥.

鈥淓llos鈥 son las empresas, tanto extranjeras como guatemaltecas, que est谩n detr谩s de los complejos hidroel茅ctricos Oxec y Renace (compuesto por cinco represas), situado aguas arriba del r铆o Cahab贸n. 鈥淭odas estas tierras鈥 son un frondoso fotograma de montes verdes, verd铆simos, en la que los pueblos ind铆genas viven de sus cultivos y que en parte han sido recuperadas tras estar d茅cadas en manos forasteras.

鈥淣os vienen a despojar de la nada鈥.

Las conversaciones con Mar铆a Caal van y vienen a ratos, entre baches, tomando un caf茅, en la casa del gu铆a espiritual Mario Chococ, o tumbada en una hamaca en casa del compa帽ero de lucha Jos茅 Bo. Con traje de corte, como se llama la indumentaria que a diario visten pr谩cticamente todas las mujeres de la zona, su rol es el de lideresa, de sost茅n de la lucha, de costurera de retazos para fortalecer un tejido vital, algo debilitado con la pandemia y tras el encarcelamiento de Bernardo Caal Xol, su hermano mayor.

鈥淧or lo que 茅l hizo, investigar el saqueo, el robo de nuestro r铆o, lo encarcelan鈥.

Bernardo Caal Xol, el l铆der de la resistencia pac铆fica, la cara visible, fue quien firm贸 los amparos contra los proyectos energ茅ticos, los mismos que se saltaron la consulta previa, libre e informada que exige el art铆culo 169 de la OIT (Organizaci贸n Internacional del Trabajo). Poner la cara, y la firma, tuvo un precio: 鈥淟e marcan a uno y entonces se inventan cualquier delito鈥. Cuatro a帽os estuvo en prisi贸n y ahora enfrenta nuevos juicios.

鈥淟as comunidades s铆 lo respetan y valoran su lucha, lo que 茅l hace, porque no cualquier persona se atreve a hacer estas denuncias porque sabemos las t谩cticas que ellos utilizan: criminalizar a la persona鈥.

Zoila Pop y Olivia Reyes son de la comunidad Saqt谩 y cuentan que la resistencia pac铆fica sigue vive gracias a Mar铆a Caal. A ella, con la humildad que acompa帽a su sonrisa, y con la seguridad y prudencia de quien sabe mucho m谩s de lo que cuenta, le sorprende el comentario de sus compa帽eras.

鈥溌y, qu茅 bueno escuchar eso!鈥, dice sonriendo. No pod铆a ser de otra forma.

鈥淎 pesar de toda la represi贸n, de toda la criminalizaci贸n que hemos estado enfrentando, a pesar de que es mi hermano el que estuvo en la prisi贸n, sabemos que el Estado de Guatemala es el responsable de toda la situaci贸n que tenemos que enfrentar como pueblos originarios; es por eso de que nos vemos en esa obligaci贸n de seguir en pie de la lucha y demostrar que como pueblos q鈥檈qchi鈥, como pueblos mayas, s铆 podemos alzar nuestra voz frente a las grandes injusticias y los grandes delitos que han cometido en nuestro territorio鈥.

Y la c谩rcel ha sido apenas una parte del precio de la lucha, que tambi茅n ha costado hostigamiento e incluso el intento de asesinato de algunas personas de la resistencia. Ahora la divisi贸n comunitaria es el impacto m谩s palpable. Se nota. Sin olvidar que las comunidades ya no pueden acceder al r铆o, como hab铆an hecho siempre, que han talado grandes 谩reas y que han destrozado sus cerros sagrados, como denuncian varias personas como traduce Mar铆a, all谩 donde no llega la comunicaci贸n.

Entre las distancias imposibles y la conversaci贸n responde WhatsApp del cole de sus criaturas. 鈥淓s muy importante inculcar a la ni帽ez en la lucha, para que vayan adapt谩ndose a ese mensaje de que no vamos a permitir que nos sigan invadiendo y nos sigan saqueando, despoj谩ndonos de nuestro territorio鈥.

驴En qu茅 momento est谩 la lucha? Porque s铆 que hubo un momento m谩s 谩lgido, cuando la consulta y cuando estaban las obras, pero ahora el momento es otro.

El pueblo q鈥檈qchi鈥 respondi贸 鈥渘o鈥 a al despojo o al saqueo de nuestro r铆o, un rotundo de 26.536 [personas] dijo 鈥渘o鈥 a las empresas hidroel茅ctricas en nuestro territorio, pero el Estado de Guatemala a煤n sigue permitiendo que ellos sigan trabajando en nuestro territorio. Eso significa que no se ha respetado esa decisi贸n que tom贸 el pueblo q鈥檈qchi鈥, que hizo la consulta a pesar de que nos cost贸. Porque la Corte [de Constitucionalidad] dio la raz贸n de que s铆 hubo violaci贸n de derecho, le da la raz贸n a Bernardo como amparista, porque 茅l es el que denunci贸 a las empresas hidroel茅ctricas.

Mar铆a Caal Xol, con la hidroel茅ctrica Oxec al fondo. / Foto: J. Marcos

驴C贸mo viviste primero el encarcelamiento y luego la libertad de tu hermano?

Como hermanos sabemos que es dif铆cil, pero nada sacamos de que nos pongamos a llorar, que nos pongamos tristes; entonces, lo 煤nico que hicimos fue hacer las denuncias, alzar la voz, dar a conocer al pueblo, a los pa铆ses lo que est谩 ocurriendo en nuestro en nuestro territorio.

Dices que no todo el mundo hace lo que ha hecho tu hermano, pero t煤 tambi茅n est谩s dando un paso adelante, poniendo el cuerpo, la cara, la vida. 驴Es un aprendizaje o un compromiso familiar?

[risas] Incomoda que te vengan a despojar desde tu territorio. Es como si alguien llega a robar a tu casa, tampoco vas a permitir eso. Nos vienen a despojar de la nada. Yo soy madre de familia y, como mujer, digo que s铆 hay que entrarle a la lucha. Tambi茅n he aprendido mucho de las compa帽eras mujeres del 谩rea rural, yo tambi茅n soy del 谩rea rural, he visto las compa帽eras que est谩n al tanto a pesar de que ellas a veces no se expresan en el idioma espa帽ol, pero ellas s铆 tienen esa fuerza, esa valent铆a de estar en las calles, en diferentes actividades, en las manifestaciones pac铆ficas que se han realizado. Ha costado, la verdad es que ha acostado, pero creo que ya el caso ya se conoce internacionalmente y eso es lo que nos fortalece, que siga llegando informaci贸n, que sigamos pronunci谩ndonos y diciendo qui茅nes son en realidad los que nos despojan del territorio.
芦Hay que estar sonriente porque si los enemigos ven nuestra debilidad, ah铆 es donde nos atacan禄 锘緾lic para tuitear

A pesar de la dureza de la lucha, siempre mantienes esa sonrisa y la esperanza en que las cosas puedan cambiar realmente. 驴No tienes miedo de que todo se quede igual?

[risas] No hay que demostrarle al enemigo la debilidad de uno. Hay que conocer bien el territorio del combate. Eso lo he aprendido: hay que estar sonriente porque si los enemigos ven nuestra debilidad, ah铆 es donde nos atacan.

Has sido criminalizada, amenazada. 驴Ahora mismo est谩s m谩s tranquila y te mueves con m谩s de libertad?

No, siempre hay represalias, porque las empresas o los que son sus aliados hacen que tengas enemigos entre vecinos, entre familia, o sea, buscan la manera de c贸mo te meten problemas. Pero una sabe que no son ciertas las situaciones y m谩s o menos trata de vivir m谩s tranquilamente. Tambi茅n nos han servido las visitas de las Brigadas [Internacionales de Paz] y de otras personas compa帽eras de lucha; nos alivia cada vez que tenemos comunicaci贸n.

Hablas de las mujeres, de la importancia que ten茅is en la lucha.

El Estado a veces nos discrimina mucho, sufrimos mucho de discriminaci贸n, nos roban, nos saquean de nuestro territorio, entonces, la lucha de las mujeres en las resistencias de las comunidades es muy importante porque somos nosotras las que vemos la necesidad cuando no tenemos el acceso al agua en la familia, tambi茅n a los hijos, que tenemos que velarnos por ellos. Las mujeres del 谩rea rural s铆 saben organizar sus agendas porque ellas se tienen que dedicar a sus hijos, a la familia, tambi茅n dedican sus tiempos para ir a las manifestaciones, para ir a las reuniones, para ir a ciertas actividades; y no cualquier mujer lo hace, pero ellas s铆 lo hacen, est谩n al frente y no solo en el 谩rea de Cahab贸n, en el 谩rea q鈥檈qchi鈥, sino en los pueblos mayas. Las admiro tambi茅n, yo he visto varias mujeres en las diferentes calles alzando la voz, respondiendo a esas represalias, a esa criminalizaci贸n, a ese saqueo que tenemos que enfrentar; yo he visto mujeres y eso me fortalece. Las mujeres han sido la base fundamental en las resistencias.

驴Siempre ha sido as铆 o ha ido la participaci贸n de las mujeres cada vez ha ido a m谩s?

Antes solo las del 谩rea rural se involucraban en la lucha, pero en la actualidad ya se han involucrado algunas del 谩rea urbana porque ellas mismas se han concientizado de que el agua no viene del grifo, sino que viene de la Madre Tierra, viene de la naturaleza, viene de la monta帽a; y qu茅 bueno que sean conscientes de d贸nde viene el agua. Las mujeres del 谩rea rural no permiten que se sigan saqueando o desviando nuestros r铆os, que est谩n aqu铆, en nuestra 谩rea del territorio q鈥檈qchi鈥.

驴C贸mo sue帽as el futuro?

[risas] Va a ser un proceso largo. Es lo que al menos yo he platicado con compa帽eras mujeres, que son de amistades de mucha confidencia, les he dicho que ojal谩 que las ni帽as y los ni帽os sean conscientes. Como mujeres mayas q鈥檈qchi鈥 lo ideal o nuestro sue帽o ser铆a visitar los diferentes escuelas y establecimientos para inculcar a los ni帽os. El sistema educativo les implementa otros idiomas, que aprendan el ingl茅s鈥 驴y nuestro idioma materno qu茅? Y no le interesa tampoco ense帽ar cu谩ntos r铆os tenemos en el territorio, c贸mo debemos respetarlos y cuidarlos, les interesa qu茅 pas贸 con S贸crates, con ciertos fil贸sofos y tambi茅n el sistema de la religi贸n; que les ense帽en que debemos cuidar y respetar el medio ambiente, porque de la Iglesia te hablan de cu谩ndo naci贸 Jesucristo, de cu谩ndo muri贸, de qu茅 le sucedi贸鈥 ni siquiera s茅 en qu茅 pa铆s fue鈥 tampoco va a venir otra vez Dios o Jes煤s a decir 鈥渕ir谩, voy a revivir el agua nuevamente鈥. Nosotros, como seres humanos, debemos actuar para cuidar nuestro medio ambiente.


Sigue leyendo sobre defensoras de la tierra y del agua:

Luc铆a Ixch铆u: 鈥淪oy una india rebelde que no se calla鈥

Electricidad desgarradora

La expulsi贸n y la resistencia de Ana Anaya frente a la hidroel茅ctrica Hidroituango

Lolita Ch谩vez: 鈥淢am茅 rebeld铆a, resistencia y resignificaci贸n鈥

Alianzas frente a los megaproyectos de all谩 y ac谩




Fuente: Pikaramagazine.com