January 12, 2021
De parte de Nodo50
2,155 puntos de vista

José Ramón Francisco arranca su jornada de rescate hoy lunes a las 11 de la mañana trasladando a una mujer que se ha quemado la mano y hay que llevarla al centro de salud más cercano por la zona de Puerta de Hierro (Madrid). A su lado, Rocío Vegas, su compañera de vida y de tarea, manejará el teléfono, el navegador, las pantallas del coche y coordinará los avisos. Llevan desde el sábado por la tarde haciendo transportes en su 4×4 particular. Ante el caos desatado en Madrid por el temporal Filomena no dudaron en salir a la carretera para ayudar.

“Yo soy conductor voluntario de transporte sanitario urgente con Cruz Roja. Estuve trabajando el viernes desde las 14 hasta el sábado a esa misma hora. Llegué a casa, me eché siesta, comí y nos pusimos a hacer traslados con mi coche particular”, explica Francisco. “El primero fue un chaval que se había quedado atascado con su padre en un coche de camino al hospital y con el brazo roto. Luego he hecho traslados de personas mayores para someterse a diálisis al Hospital Fuensanta, en Arturo Soria, y he llevado a sanitarios desde y hasta el hospital de La Paz”, relata. En total más de 15 viajes, en coordinación con los integrantes de su asociación Grupo de rescate y ayuda Off-Road y también dentro de los grupos de Telegram que se crearon de manera espontánea el sábado, bajo el nombre ‘SOS 4X4 Madrid’.

Ayuda voluntarios 4X4 - 6
José Ramón y Rocío recogiendo a la paciente que tiene que ser atendida por una quemadura en la mano.
David F. Sabadell

“Aquí hay algo que está fallando y son los mandos. Que gente voluntaria tenga que estar arreglando un problema que deberían haber resuelto las instituciones no es normal”

Mientras suple las carencias institucionales, este conductor se muestra sorprendido de todo lo que está pasando, con el temporal de un lado y el inicio de la tercera ola de covid del otro. “Aquí hay algo que está fallando y son los mandos. Que gente voluntaria tenga que estar arreglando un problema que deberían haber resuelto las instituciones no es normal. La UME está preparada, Protección Civil está preparada y Cruz Roja también. No entiendo que estemos así”, se queja. “Hay personas mayores que llevan tres días sin hacerse la diálisis, ayer por la mañana tuvimos que ir con un caso urgente con dos coches porque uno se quedó tirado, y la señora ya tenía mareos, producto de no haberse sometido a diálisis”, alerta.

50 horas trabajando en el hospital

Ane Andrés es Médica Interna Residente (MIR) en el Hospital Puerta de Hierro. Confirma que, ahora mismo, muchos hospitales están funcionando gracias al servicio de 4×4. “Este fin de semana hemos trabajado 50 horas. No podíamos salir del hospital y los relevos no podían llegar. Los cocineros durmieron en sillas. Yo no salí hasta ayer, gracias a un 4×4 voluntario. Hasta mi hospital solo llega un autobús y ahora mismo no está activo. Ahora mismo el hospital funciona gracias a los 4×4. Desde la cocina hasta la atención sanitaria”, explica.

“Este fin de semana hemos trabajado 50 horas. No podíamos salir del hospital y los relevos no podían llegar. Los cocineros durmieron en sillas. Yo no salí hasta ayer, gracias a un 4×4 voluntario“

El temporal ha bloqueado los accesos a la mayoría de hospitales de la Comunidad de Madrid durante buena parte del fin de semana. Como Ane Andrés, muchos profesionales tuvieron que hacer noche en sus respectivos centros. Desde el Sindicato de Enfermería SATSE denunciaban la existencia de trabajadores que han llegado hasta a triplicar turnos “ya que sus relevos no han podido acceder a los centros asistenciales y/o sociosanitarios y no podían dejar sin atención sanitaria a sus pacientes”. Al mismo tiempo, urgían al Gobierno de la Comunidad y a los distintos Ayuntamientos a que despejaran los accesos a hospitales y centros sociosanitarios, tanto públicos como privados. “Hasta las 6 de la tarde del sábado no pasó una pala”, se queja la médica del Puerta de Hierro.

Durante este lunes, cuando los principales accesos están ya siendo liberados de nieve, SATSE sigue denunciando que aún no están limpios “ni los aparcamientos, ni algunas zonas circundantes dentro de los recintos de los hospitales, con lo que llegar a estos sigue siendo complicado”. â€œEl problema más grave se está produciendo en acceder a los centros de salud ya que, en la mayoría de los casos, no se ha limpiado la nieve que se acumulaba en sus puertas y ésta se ha convertido en hielo que hace prácticamente impracticable acceder a ellos sin peligro de caídas”, alertan.

Por su parte, el SUMMA 112 creó este fin de semana un comité de crisis para facilitar el transporte sanitario y la comunidad solicitó a los profesionales que acudieran a los centros más cercanos a sus domicilios para trabajar, para evitar doblajes. El domingo la comunidad anunciaba un ‘Plan de Contingencia’ en Atención Primaria, “reforzando el equipo de mantenimiento para que se refuerce la seguridad en el acceso a los centros”. Al mismo tiempo nacía un grupo de trabajo y coordinación para garantizar los suministros y el relevo de los trabajadores de la red de hospitales.

Rescates en Guadalajara

Como Madrid, Castilla- La Mancha también se ha visto fuertemente azotada por el temporal. Desde Guadalajara, Óscar González, presidente de la asociación Grupo de rescate y ayuda Off-Road, explica que la actividad en esta provincia también ha sido frenética. “Nosotros creamos esta asociación hace dos años. Hacemos recogida de alimento, de juguetes, colaboramos si alguien se queda averiado en el monte y también en la búsqueda de personas”, relata. “El jueves nos pusimos en alerta y desde entonces todos los voluntarios no han parado. Ahora estamos haciendo un especial para personas que necesitan diálisis y también estamos haciendo traslados sanitarios, urgencias médicas, ayuda ciudadana, reparto de medicamentos y comida en zonas aisladas. Estamos saturadísimos”, explica mientras añade que “aquí en Guadalajara ya empezamos a ver luz. Ya se están restableciendo autobuses. Pero zonas aisladas o urgencias médicas sí que las vamos a seguir atendiendo”. La otra pata de la asociación está en Madrid, donde asegura que “aún están mucho peor”.

“Pensábamos que podía ser bastante gorda pero nunca te puedes esperar estas consecuencias”, asegura González mientras rememora rescates muy difíciles en pueblos aislados. “Ayer salió una urgencia en Galve del Sorbe. Nos llamaron desde el hospital pero era imposible llegar, como no lo hicieran con helicóptero no sé. Nos pidieron acudir pero empezamos a hablarlo y nos dijeron que había más de un metro de nieve, sería una locura poner en riesgo a los voluntarios”, explica mientras avisa de que la nieve no es un juego. “A las autoridades les diría que se dedicaran un poquito más a preparar las medidas mínimas”, añade.

Mientras tanto, José Ramón explica que, como cada día, cuando acabe la tarea de hoy, y como protección frente al covid, meterá la máquina de ozono en su coche, que también va equipado con unos plásticos que va recambiando. Y ya piensa en mañana. “Mi jefe me ha dicho que no fuera a trabajar hoy, que la labor que estoy haciendo es necesaria. Y estaré haciéndola hasta que el cuerpo aguante”, concluye.




Fuente: Elsaltodiario.com