April 29, 2022
De parte de A Las Barricadas
840 puntos de vista

La guerra y el negocio de la muerte

Tras largas semanas de tensi贸n militar, y el inicio de la invasi贸n rusa en la guerra que se desarrolla en Ucrania desde hace ya varios a帽os, se dio un nuevo paso en un interminable conflicto que, con toda seguridad, seguir谩 enquistado. Los que salimos perdiendo en los conflictos b茅licos somos la gente humilde y trabajadora. Tenemos que engrosar los ej茅rcitos, sufrimos los bombardeos, sufrimos las humillaciones y la miseria, nos vemos forzados a emigrar y enfrentarnos al desarraigo social, sufrimos el aumento de la pobreza y las enfermedades, y la represi贸n de los Estados si nos movilizamos en contra de las campa帽as b茅licas.Miles de militares y mercenarios han perecido en el conflicto, millones de personas han sido asesinadas o est谩n siendo desplazadas, y cientos de personas han sido detenidas en Rusia por movilizarse contra la guerra. Los medios de comunicaci贸n en Espa帽a se dedican a lavar la cara a los neonazis y fascistas del batall贸n Azov, fortaleciendo la estrategia de la OTAN con el fascismo m谩s violento y peligroso, obviando las humillaciones, el autoritarismo y la coerci贸n que est谩n perpetrando tambi茅n ellos contra la poblaci贸n civil, y fortaleciendo el papel de la extrema derecha, d谩ndole protagonismo, en detrimento de la poblaci贸n ucrania.

Mientras, los gobiernos aumentan la inversi贸n en la industria de la guerra y de la muerte, beneficiando a la industria armament铆stica en detrimento de la inversi贸n en bienestar social. En Espa帽a, importantes empresas del sector como Airbus, Indra, Navantia, Santa B谩rbara Sistemas, etc., realizaron ventas directas en 2019 al Ministerio de Defensa y a otros pa铆ses por un importe de 6654 millones de euros, as铆 como 1664 millones de euros a trav茅s de terceras empresas o subcontratas. Espa帽a se sit煤a como quinto mayor proveedor internacional de armamento del mundo.

El aumento de la inversi贸n militar y la reducci贸n consiguiente de la inversi贸n social llevan a la incapacidad del Estado de cubrir las necesidades de las personas. Esto trae consigo el recorte dr谩stico de derechos y libertades, y la agudizaci贸n del autoritarismo por parte de la maquinar铆a coercitiva del Estado (ej茅rcito y polic铆a), y el ejercicio de la represi贸n y el miedo.

Contra las guerras, el negocio de la muerte, y los intereses nacionalistas de los poderes econ贸micos y pol铆ticos, los anarquistas abogamos por la desmilitarizaci贸n, la abolici贸n de los ej茅rcitos y de los cuerpos represivos. 隆Ni un hombre ni un arma para el Estado!

La precarizaci贸n y el encarecimiento de la vida despu茅s de la pandemia

Dos a帽os han pasado ya desde el inicio de la pandemia del SARS-CoV-2 y su enfermedad, la COVID-19. La ideolog铆a y la l贸gica que han imperado en la gesti贸n de la crisis han sido las del neoliberalismo. Se ha llevado a cabo una aceleraci贸n del desmantelamiento de la sanidad p煤blica y de otros servicios esenciales en beneficio de la mercantilizaci贸n de la sanidad por las empresas privadas. Estas se han visto beneficiadas, por una parte, gracias al aumento de su clientela debido a la gesti贸n de la Comunidad de Madrid en materia sanitaria con el cierre de ambulatorios y centros de especialidades, cierres de camas de hospitales, cierre de servicios de urgencias, aumento de las listas de esperas, precarizaci贸n del personal y reducci贸n de los recursos. Y, por otra parte, al beneficiarse de la pasividad e inacci贸n del gobierno central a la hora de expropiar hospitales para ponerlos al servicio de las personas m谩s vulnerables.

El resultado de la crisis sanitaria y la guerra ha sido el aumento de la brecha social existente en detrimento de la clase trabajadora. Ha aumentado la precariedad laboral y el trabajo sumergido, han aumentado los accidentes laborales, y ha aumentado el precio de los bienes y los servicios b谩sicos. Sin embargo, a las rentas m谩s altas, la crisis les afecta de un modo muy diferente. Al contrario que los trabajadores, en estos dos a帽os de pandemia y crisis ha aumentado su patrimonio un 11 %, haci茅ndose a煤n m谩s ricos mientras aumenta la pobreza de la clase trabajadora.

Las redes de solidaridad y apoyo mutuo son las que han servido de colch贸n a quienes m谩s sufrimos esta situaci贸n. La solidaridad, el apoyo mutuo, la asociaci贸n es algo intr铆nseco al ser humano, tanto para apoyar a las personas que m谩s lo necesitan, como para defender nuestros intereses como trabajadores ante el aumento de la brecha social. Solo organizados podremos tener capacidad pol铆tica propia, resistir la ofensiva neoliberal que promueven las grandes 茅lites empresariales y los poderes econ贸micos (gestionado por los poderes pol铆ticos), superar el miedo a la represi贸n, los recortes sociales, los recortes de derechos y libertades, y ver la necesidad de hacer frente al Estado y a su hegemon铆a.

Contra la subida de los alimentos y los servicios b谩sicos
Por la autoorganizaci贸n de los trabajadores y la ruptura de la paz social
Por la anarqu铆a

Grupo Anarquista Tierra
Federaci贸n Anarquista Ib茅rica




Fuente: Alasbarricadas.org