October 1, 2021
De parte de La Haine
330 puntos de vista


La versi贸n del r茅gimen de Laso que atribuye esta masacre y las previas a una supuesta guerra entre bandas rivales desv铆a la responsabilidad del Estado

La Defensor铆a del Pueblo de Ecuador inform贸 que autoridades judiciales confirmaron que hay 118 personas fallecidas, 86 heridas, de ellas, seis de gravedad y 80 leves como resultado de los disturbios ocurridos en la Penitenciar铆a del Litoral, de la ciudad de Guayaquil, el pasado martes 27 de septiembre.

Seg煤n la versi贸n de las autoridades penitenciarias, el desencadenante de la violencia fue un enfrentamiento entre bandas rivales. Sin embargo, la organizaci贸n Alianza Contra las Prisiones y otras agrupaciones de derechos humanos han cuestionado la versi贸n gubernamental.

Este mot铆n es la mayor masacre carcelaria en la historia de Ecuador y la quinta m谩s grave en Am茅rica Latina, una regi贸n tristemente famosa por el hacinamiento, la violencia y la violaci贸n de derechos humanos de las personas encarceladas. Este hecho es el tercer evento de gran magnitud registrado en 2021 en las prisiones de Ecuador.

La primera matanza del a帽o 2021 tuvo lugar el 23 de febrero, cuando enfrentamientos simult谩neos en varias c谩rceles dejaron un saldo de 79 v铆ctimas fatales. La segunda matanza ocurri贸 el 21 de julio pasado, cuando se reportaron amotinamientos en el Centro de Privaci贸n de Libertad de Cotopaxi y en Guayas N掳 1, donde murieron 27 personas privadas de libertad.

Familiares de presxs esperan noticias afuera de la Penitenciaria del Litoral.

La organizaci贸n Alianza contra las prisiones ha cuestionado la versi贸n gubernamental que atribuye esta masacre y las previas a una supuesta guerra entre bandas rivales. Afirmaron:

芦Desde la primera masacre en las c谩rceles, en febrero de este a帽o, los gobiernos han alimentado continuamente una narrativa de 鈥榞uerra de bandas鈥 que retrata a las prisiones como si estuvieran llenas de monstruos no humanos. Esta narrativa, propagada por los medios hegem贸nicos, tiene varios efectos perversos: aleja a la pol铆tica p煤blica de las causas estructurales y sist茅micas de la violencia, como la precariedad de la vida en las prisiones, el aislamiento de las familias, la corrupci贸n de la administraci贸n y la carga desproporcionada de los costos de la prisionizaci贸n sobre familias empobrecidas que terminan subsidiando lo que es una obligaci贸n constitucional estatal: garantizar la vida y los derechos de las personas encarceladas. Pero adem谩s, un efecto sobrecogedor de la narrativa de las bandas es que vuelve invisible a la mayor铆a de la poblaci贸n carcelaria: mujeres pobres, personas que han cometido delitos de superviviencia, personas encausadas por microtr谩fico, personas cumpliendo prisi贸n preventiva, personas que han cumplido su condena y no han sido puestas en libertad. Esto ha dado pie a que incluso parte de la ciudadan铆a deshumanice a las personas encarceladas, las etiquete de viles y ajenas, como si no fueran parte de nuestra comunidad, como si la responsabilidad por la violencia social fuera meramente individual. La narrativa estatal nos est谩 llevando a alimentar el odio en la ciudadan铆a, a desentendernos de las desigualdades sociales, e incluso a justificar y desear la eliminaci贸n violenta de vidas humanas que, en la pr谩ctica, podr铆an ser de cualquiera de nosotros, o de una persona querida.禄

Hacinamiento

En marzo de 2021, durante una comparecencia frente a la Comisi贸n de los Derechos Colectivos, Comunitarios y la Interculturalidad de la Asamblea Nacional, el entonces ministro de Gobierno, Gabriel Mart铆nez, inform贸 que el hacinamiento en las c谩rceles de Ecuador para la fecha era de 29,42 %.

De acuerdo con datos del Ministerio de Gobierno, hasta febrero pasado hab铆a 38.693 personas privadas de libertad en el pa铆s; pero la capacidad del sistema penitenciario es para 29.897. Lo que indica que para entonces hab铆a una sobrepoblaci贸n de 8.796 reos.

Una vez m谩s el Estado ecuatoriano no asume la responsabilidad por la violencia ejercida contra personas privadas de libertad que estaban bajo su control. M谩s all谩 del papel que hayan tenido o no las bandas delictivas, esta nueva matanza al igual que las anteriores, ocurri贸 bajo responsabilidad del Servicio Penitenciario de Ecuador.

Si el sistema penitenciario como dicen las autoridades no es responsable, si las 芦guerras entre bandas禄 han superado a los carceleros, 驴c贸mo pueden garantizar que no habr谩 otra matanza y otra y otra? El art铆culo 12 del C贸digo Penal ecuatoriano establece que las personas privadas de libertad tienen el derecho a la integridad personal, es decir, el derecho inalienable a la vida. Si el Estado ecuatoriano es incapaz de garantizar ese derecho b谩sico, 驴cu谩l ser铆a la soluci贸n? 驴Dejar a los presos en libertad?

La Haine




Fuente: Lahaine.org