March 4, 2023
De parte de Paco Salud
976 puntos de vista


 

SUCESOS DE VITORIA 鈥 5
TRABAJADORES MUERTOS POR DISPAROS DE LA POLICIA

Los sucesos de Vitoria, tambi茅n
conocidos como matanza del 3 de marzo, tuvieron lugar el 3 de marzo de 1976 en
Vitoria, capital de la provincia vasca de 脕lava en Espa帽a, pocos meses despu茅s
de la muerte del dictador Francisco Franco, en plena Transici贸n Espa帽ola.

Los hechos sucedieron a las cinco
y diez de la tarde del 3 de marzo de 1976 cuando efectivos de la Compa帽铆a de
Reserva de Miranda de Ebro y de la guarnici贸n de Vitoria de la Polic铆a Armada
desalojaron de la iglesia de San Francisco de As铆s del barrio de Zaramaga,
populoso barrio obrero situado al norte de la ciudad, a 4.000 trabajadores en
huelga reunidos en asamblea. La polic铆a lanz贸 gases lacrim贸genos al interior de
la iglesia y dispar贸 con fuego real y pelotas de goma a las personas que sal铆an
del recinto. Murieron cinco personas y fueron heridas de bala m谩s de ciento
cincuenta. Los fallecidos fueron:

Pedro Mar铆a Mart铆nez de 27 a帽os de edad, trabajador de Forjas
Alavesas, falleci贸 en el mismo lugar de los hechos.

Francisco Aznar Clemente de 17 a帽os de edad, estudiante y operario
de panader铆a, falleci贸 en el mismo lugar de los hechos.

Romualdo Barroso Chaparro de 19, gravemente herido muri贸 poco
despu茅s.

Jos茅 Castillo de 32 a帽os, trabajador de Basa, una sociedad del
Grupo Arregui, falleci贸 posteriormente.

Bienvenido Pereda de 30 a帽os, trabajador de grupos Diferenciales,
falleci贸 posteriormente.[6]鈥

Posteriormente, durante los actos
de protesta que se produjeron en todo el pa铆s, muri贸 en la localidad vizca铆na
de Basauri Vicente Antonio Ferrero.

Fue una de las mayores matanzas
que se produjeron en la llamada Transici贸n espa帽ola. Los hechos no fueron
investigados ni enjuiciados. El relevo al frente del gobierno de Espa帽a que el
rey Juan Carlos I realiz贸 en julio de ese a帽o, cambiando a Carlos Arias Navarro
por Adolfo Su谩rez pudo ser una consecuencia de este episodio.

HISTORIA

Durante el mes de enero de 1976,
unos seis mil trabajadores iniciaban una huelga en contra del decreto de topes
salariales y en defensa de mejores condiciones de trabajo. Dos meses despu茅s
convocaban por tercera vez una huelga general que fue masivamente seguida el
d铆a 3 de marzo. Desde la madrugada la tensi贸n eran muy grande. Al coche del
jefe de personal de Forjas Alavesas y a 20 camiones de la empresa hab铆an
aparecido con las ruedas pinchadas. Al empezar el d铆a actuaron numerosos
piquetes que de forma expeditiva, paralizaron pr谩cticamente la ciudad. Sobre
las 10 de la ma帽ana se produjeron en la plaza de la Virgen Blanca y calles de
los alrededores los primeros enfrentamientos entre trabajadores en huelga y
polic铆a. En las calles Calvo Sotelo y monse帽or Estenaga hubo rotura de lunas y
puertas de bares. Hacia la una del mediod铆a la virulencia de los enfrentamientos
fue grande.

Sobre las cinco de la tarde la
Polic铆a Armada rode贸 en la iglesia de San Francisco de As铆s en Vitoria, en la
que estaba realizando una asamblea de trabajadores y, haciendo caso omiso de la
solicitud del p谩rroco que invoc贸 lo dispuesto en el concordato, conmin贸 al
desalojo. Apenas unos segundos despu茅s disparaban gases lacrim贸genos en un
recinto cerrado y abarrotado de gente creando indignaci贸n y sobre todo p谩nico.
Los que salieron por delante medio asfixiados y con pa帽uelos en la boca fueron apaleados
por los flancos y a los del frente les dispararon pelotas de goma y fuego real.

La polic铆a resolvi贸 la situaci贸n
que hab铆an creado a tiro limpio, resultando muertos Pedro Mar铆a Mart铆nez Ocio,
trabajador de Forjas Alavesas, de 27 a帽os, Francisco Aznar Clemente, operario
de panader铆as y estudiante, de 17 a帽os, Romualdo Barroso Chaparro, de Agrator,
de 19 a帽os, Jos茅 Castillo, de Basa, una sociedad del Grupo Arregui, de 32 a帽os.
Dos meses despu茅s morir铆a Bienvenido Pereda, trabajador de grupos Diferenciales,
con 30 a帽os. Dos obreros muertos en el lugar de los hechos, cuatro heridos muy
graves de los cuales tres morir铆an, y varios heridos m谩s, algunos con herida de
bala.

A partir de ese momento se
desarrollaron violentos enfrentamientos y la Polic铆a perdi贸 pr谩cticamente el
control de la ciudad hasta las nueve de la noche, cuando ya hab铆an llegado
refuerzos. El 煤ltimo herido de extrema gravedad fue el inspector de polic铆a
Antonio Losada al que, cuando se encontraba en la puerta de la Comisar铆a,
arrojaron un c贸ctel molotov que le provoc贸 quemaduras en todo el cuerpo.[7]鈥

Aquel jueves el Secretario
General del SPD de Alemania, Willy Brandt, cancelaba la entrevista con Fraga
que participaba en una campa帽a diplom谩tica para vender internacionalmente una
reforma avalada por la monarqu铆a. El s谩bado, Manuel Fraga Iribarne, entonces
Ministro de la Gobernaci贸n, junto con Rodolfo Mart铆n Villa, Ministro de
Relaciones Sindicales, y el General Campano, director de la Guardia Civil,
intentaban, visitando a los heridos, reducir el impacto de su decisi贸n.[8]鈥

Todav铆a prohibidos los derechos
de reuni贸n, manifestaci贸n y de huelga, los sindicatos, ilegales tambi茅n,
convocan huelgas en toda Espa帽a. Tuvieron especial importancia en Vitoria, en
el cintur贸n industrial madrile帽o y en el Pa铆s Vasco. El 8 de marzo tuvo lugar
una huelga general a nivel de todo el Pa铆s Vasco, durante la cual se produjeron
nuevos choques en el curso de los cuales, hubo otro muerto: Vicente Antonio
Ferrero en Basauri. Posteriormente los altercados se multiplicaron y las
huelgas generales de protesta, se sucedieron durante varios meses.

CONSECUENCIAS

Estos incidentes aceleraron la
acci贸n de la oposici贸n democr谩tica, y su unidad de acci贸n. La Junta Democr谩tica
y la Plataforma de Convergencia Democr谩tica se fusionan en la Coordinaci贸n
Democr谩tica o Platajunta el 26 de marzo. Esta nueva junta ejerce mayor presi贸n
pol铆tica sobre el gobierno, exigiendo amnist铆a, libertad sindical, democracia y
rechaza las leyes reformistas.

En 2008, una comisi贸n del
Parlamento Vasco consider贸 responsables pol铆ticos de los sucesos a los
“titulares de los ministerios actuantes en este conflicto”: Manuel
Fraga Iribarne, ministro de Gobernaci贸n (en Alemania durante los sucesos,
correspondi茅ndole ser “ministro de jornada”, encargado de cubrir
ausencias de otros y de asumir responsabilidades a Adolfo Su谩rez), Rodolfo
Mart铆n Villa, ministro de Relaciones Sindicales, y Alfonso Osorio, ministro de
Presidencia.[9]鈥

Interpol solicit贸 en 2014 la
detenci贸n preventiva con fines de extradici贸n de varios implicados en la
matanza.[10]鈥

En el caso de Rodolfo Mart铆n
Villa, la jueza argentina Mar铆a Servini de Cubr铆a considera que es 鈥渞esponsable
de la represi贸n鈥 y que 鈥渓os hechos de los que resulta responsable鈥 son
sancionables con las 鈥減enas de reclusi贸n o prisi贸n perpetua鈥, en referencia al
delito de homicidio con el agravante de haber sido cometido con el concurso
premeditado de dos o m谩s personas.

Para Servini, los delitos de
Martin Villa y del resto de los imputados constituyen cr铆menes de lesa humanidad
y sus responsables est谩n sujetos a persecuci贸n a trav茅s del principio de
jurisdicci贸n universal.

La jueza imputa tambi茅n
responsabilidades a Alfonso Osorio, ministro de Presidencia que 鈥渏unto a Adolfo
Su谩rez y Mart铆n Villa decidi贸 que el operativo fuese dirigido por un mando
煤nico para que coordinase y mandase a todas las fuerzas por orden p煤blico鈥.
Servini tambi茅n pide la detenci贸n y extradici贸n de Jes煤s Quintana, capit谩n de
la Polic铆a Armada al mando de las fuerzas que asaltaron el templo.[10]鈥

REPARACION Y RECONOCIMIENTO DE LAS VICTIMAS

Tras la investidura a la
presidencia del gobierno de Jos茅 Luis Rodr铆guez Zapatero, el grupo del Partido
Nacionalista Vasco formul贸 el 19 de mayo de 2004 una pregunta al Senado en la
que se interesaba por el esclarecimiento de los hechos de Vitoria.[11]鈥 El 16
de junio de 2011, Partido Nacionalista Vasco, Aralar, Eusko Alkartasuna y Ezker
Batua presentaron una propuesta en el Parlamento Vasco para incluir a las
v铆ctimas de los sucesos de Vitoria en la Ley de reconocimiento de las v铆ctimas
del terrorismo, que tramitaba el Congreso de los Diputados. Aunque apoyaron la
necesidad de reparaci贸n, Partido Socialista de Euskadi, Partido Popular y UPyD
rechazaron considerarles “v铆ctimas del terrorismo”. El PSE consider贸
que estos hechos deb铆an ser incluidos en la ponencia sobre v铆ctimas de
motivaci贸n pol铆tica que comenzar铆a poco despu茅s en el Parlamento Vasco.[12]鈥

Por primera vez, el 3 de marzo de
2012, el Gobierno Vasco homenaje贸 a las v铆ctimas de la violencia policial de
1976. La portavoz de Gobierno Vasco y consejera de Justicia, Idoia Mendia
particip贸 en una ofrenda floral acompa帽ada de los secretarios generales de UGT
y CC.OO. (sindicatos a los que pertenec铆an los muertos).[13]鈥

TEXTO DE LA GRABACION POLICIAL

Esta es la transcripci贸n de parte
de las conversaciones entre las patrullas responsables de la carga en la
iglesia, seg煤n las grabaciones existentes de la Banda de Radio de la
Polic铆a:[cita requerida]

芦V-1 a Charlie. Cerca de la
iglesia de San Francisco es donde m谩s grupos se ven. Bien, enterados禄.

芦Charlie a J-1. Al parecer en la
iglesia de San Francisco es donde m谩s gente hay. 驴Qu茅 hacemos? Si hay gente 隆a
por ellos! 隆Vamos a por ellos!禄

芦J-1 a Charlie. Charlie, a ver si
necesitas ah铆 a J-2. Env铆alo para aqu铆 para que cubra la espalda de la
iglesia.禄

芦J-3 a J-1 Estamos en la iglesia.
驴Entramos o qu茅 hacemos? Cambio禄.

芦…Entonces lo que te interesa
es que los cojan por detr谩s. Exacto禄.

芦J-1 a J-2 Haga lo que le hab铆a
dicho (acudir en ayuda de Charlie a Zaramaga). Si me marcho de aqu铆, se me van
a escapar de la iglesia. Charlie a J-1. Oye, no interesa que se vayan de ah铆,
porque se nos escapan de la iglesia. …M谩ndennos refuerzos, si no, no hacemos
nada; si no, nos marchamos de aqu铆; si no, vamos a tener que emplear las armas
de fuego. Vamos a ver, ya env铆o para all铆 un Charlie. Entonces el Charlie que
est谩, J-2 y J-3, desalojen la iglesia como sea. Cambio. No podemos desalojar,
porque entonces, entonces 隆Est谩 repleta de t铆os! Repleta de t铆os. Entonces por
las afueras tenemos Rodeados de personal 隆Vamos a tener que emplear las armas!
Cambio. Gasead la iglesia. Cambio. Interesa que vengan los Charlies, porque
estamos rodeados de gente y al salir de la iglesia aqu铆 va a ser un pataleo.
Vamos a utilizar las armas seguro, adem谩s 驴eh? Charlie a J-1. 驴Ha llegado ya la
orden de desalojo a la iglesia? S铆, s铆 la tiene J-3 y ya han procedido a
desalojar porque t煤 no estabas all铆. Muy bien, enterado. Y l谩stima que no
estaba yo all铆禄.

芦Intento comunicar, pero nadie
contesta. Deben estar en la iglesia pele谩ndose como leones. 隆J-3 para J-1! 隆J-3
para J-1! Manden fuerza para aqu铆. Ya hemos disparado m谩s de dos mil tiros.
驴C贸mo est谩 por ah铆 el asunto? Te puedes figurar, despu茅s de tirar m谩s de mil
tiros y romper la iglesia de San Francisco. Te puedes imaginar c贸mo est谩 la
calle y c贸mo est谩 todo. 隆Muchas gracias, eh! 隆Buen servicio! Dile a Salinas,
que hemos contribuido a la paliza m谩s grande de la historia. Aqu铆 ha habido una
masacre. Cambio. De acuerdo, de acuerdo. Pero de verdad una masacre禄.

Extracto de las conversaciones de
la polic铆a durante los sucesos del 3 de marzo de 1976.

FUENTE: https://es.wikipedia.org/wiki/Sucesos_de_Vitoria




Fuente: Pacosalud.blogspot.com