July 18, 2022
De parte de Kurdistan America Latina
147 puntos de vista

Este fin de semana (15 al 17 de junio) en la ciudad de Barcelona aconteci├│ la 1┬¬ CONFER├łNCIA INTERNACIONALISTA DELS PA├ĆSOS CATALANS, en el espacio autogestionado La Lleialtat Santsenca. Este es uno de los muchos eventos que est├ín ocurriendo en los distintos territorios de Europa con el objetivo de discutir y mejorar las estructuras de apoyo y solidaridad al Confederalismo Democr├ítico Kurdo, construyendo di├ílogos desde distintas experiencias para la creaci├│n de un camino com├║n. La Conferencia fue animada por representantes de la Academia de la Modernidad Democr├ítica que, con la producci├│n de estas conferencias en distintos territorios y de forma interconectada, proponen reforzar el r├şo democr├ítico de nuestras historias.

En un altar, al lado de la mesa principal donde acontec├şan las charlas, estaban dispuestas im├ígenes de las m├írtires, como de costumbre en el movimiento. Nuestras sehids son la presencia viva de la resistencia, de la memoria y de los prop├│sitos de la lucha por una sociedad m├ís justa y democr├ítica. Julio es el mes de las sehids, eso porque un 14 de julio de 1982 (exactos 40 a├▒os atr├ís) en la c├írcel Amed el estado turco empez├│ una represi├│n masiva y tortura de compa├▒eras que se movilizaron, desde el interior de la c├írcel. Una compa├▒era decidi├│ quemarse en contra de las represiones del estado turco, esta compa├▒era dej├│ un mensaje en la pared de la c├írcel: Berxwedan jiyane (ÔÇťLa resistencia es vidaÔÇŁ). Posteriormente, cuatro compa├▒eras se dieron las manos y se quemaron, dejando el mensaje: ÔÇťquien apague nuestro fuego apagar├í el fuego de Kurdist├ínÔÇŁ. Este evento dej├│ un marco en la memoria de la lucha por el Confederalismo Democr├ítico, las sehids no son solamente hermanas que dieron sus vidas por una sociedad m├ís justa y democr├ítica, ellas son el sendero que nos recuerda cada d├şa que la lucha es cotidiana, que no estamos solas. El altar al lado de la mesa de charlas aqu├ş en Catalunya es una expresi├│n de nuestro v├şnculo con nuestras sehids.

Del 15 al 17 han ocurrido charlas y presentaciones de los comit├ęs de solidaridad. El ├║ltimo d├şa hemos discutido los v├şnculos entre la propuesta del Confederalismo Democr├ítico y la lucha catalana. As├ş como en Kurdist├ín ÔÇô y en Am├ęrica Latina -, los catalanes han sufrido persecuciones y un intento de borrar sus historias, su lengua, sus tradiciones. La historia que ha sido escrita por las manos de los dominantes ÔÇô la historia del poder capitalista, patriarcal y colonial ÔÇô no representa a nuestros pueblos, a sus procesos de resistencia, al conocimiento de las mujeres. Para eso, tanto en Kurdist├ín como en Catalunya es urgente retomar la historia de la civilizaci├│n democr├ítica, el r├şo democr├ítico, para un desarrollo creativo de alternativas. El Confederalismo Democr├ítico no es una apuesta por la homogeneizaci├│n social, m├ís bien es la construcci├│n de sociedades democr├íticas y, por lo tanto, plurales. Por esto, aprendemos los caminos de la transformaci├│n social, de nuestra revoluci├│n, mirando las diferentes trayectorias de las compa├▒eras. El internacionalismo, para que esto sea posible, es determinante.

En este ejercicio ├ętico y pol├ştico, siendo la ├ętica la fuente de nuestra fuerza y la pol├ştica la organizaci├│n de la vida misma, nuestra historia es la principal arma de la Revoluci├│n. Debemos conocer nuestra historia, la historia de nuestros pueblos, sus procesos de resistencia al poder, en la construcci├│n de la transformaci├│n que ocurre ahora, en el presente, en el cotidiano. Una compa├▒era kurda evidenci├│, durante el evento, que los problemas van a aparecer en el proceso, pero es determinante que el an├ílisis y la pr├íctica vayan de la mano y que nuestras diferencias no sean motivos de fragmentaci├│n, sino de riquezas, riquezas que crean el potencial para una revoluci├│n democr├ítica en Catalunya y en todos los territorios.

 Mirar la historia es pensar el pasado, el presente y el futuro vinculados. Nosotras en los Andes bolivianos llamamos esto de qhipnayra, un ejercicio de caminar en la construcci├│n del presente con el pasado adelante, como gu├şa de nuestro camino. No habr├í presente, ni tampoco futuro, si no entendemos de d├│nde venimos.

Jin, Jiyan, Azadî!

Por: Chryslen Mayra Barbosa Gon├žalves

<!–

–>




Fuente: Kurdistanamericalatina.org