April 8, 2021
De parte de CGT-LKN Euskal Herria
251 puntos de vista


El 1潞 de Mayo siempre ha de ser un d铆a reivindicativo y de lucha como garant铆a de los derechos: al trabajo digno; a una jornada laboral que posibilite conciliar el trabajo con la vida; a un salario y prestaciones sociales suficientes, bien cuando se tiene empleo y tambi茅n cuando no se tiene, mediante una Renta B谩sica de las Iguales; a pensiones adecuadas para vivir con dignidad, para luchar contra las reformas laborales, los desahucios o las leyes mordaza.

El empobrecimiento material de millones de trabajadores y trabajadoras, a trav茅s de mecanismos como el recorte masivo de las rentas salariales, est谩 generando una de las sociedades m谩s desiguales del mundo. Seg煤n datos del Banco de Espa帽a,  el 25% de la poblaci贸n del estado espa帽ol viv铆a ya en riesgo de pobreza o exclusi贸n social antes de la pandemia. La situaci贸n cuando esta termine puede ser catastr贸fica. Esto supone que 4,5 millones de hogares no pueden hacer frente a necesidades tan b谩sicas como pagar un alquiler o una hipoteca, mantener calientes sus casas o sencillamente comer todos los d铆as.

Cuatro millones de personas en paro, a las que el estado les niega su derecho m谩s esencial como clase trabajadora: el derecho a 鈥済anarse la vida鈥. Tampoco les reconoce el estado el derecho a unas prestaciones sociales o a una Renta B谩sica de las Iguales suficiente para vivir dignamente.

Frente a ello, el a帽o pasado se realizaron casi 25 millones de horas extraordinarias, de las que no se pagaron m谩s de 11 millones. Y resulta especialmente demoledor el dato que en el caso de las mujeres m谩s de la mitad de las horas extraordinarias no fueran retribuidas.

La pandemia, adem谩s, ha evidenciado otras verg眉enzas del sistema. Se ha puesto el inter茅s econ贸mico por encima de la vida de las personas; se han protegido intereses particulares por encima de las necesidades de la inmensa mayor铆a; algunas administraciones han mirado hacia otro lado cuando se incumpl铆an sistem谩ticamente distintos preceptos legales; manga ancha con unos y ley del embudo para otras. El sistema sanitario, herido de muerte tras las continuas privatizaciones, se ha colapsado y, a tenor de los hechos -que son tozudos-, la sanidad privada ha demostrado su enorme incapacidad.

Vienen tiempos dif铆ciles, tiempos convulsos, tiempos donde los intereses de las 茅lites tratar谩n de imponerse nuevamente a la clase trabajadora. Sin embargo, no podemos permitir que la crisis la paguen, una vez m谩s, los y las de siempre. Porque ser铆a intolerable que permiti茅ramos, como sociedad, un nuevo rescate a las entidades financieras y mientras las condiciones de vida de la clase obrera se siguen degradando a velocidad de v茅rtigo.

Este 1潞 de Mayo, tiene que seguir siendo el d铆a en que millones y millones de trabajadores y trabajadoras, digamos basta y llenemos nuestras vidas cotidianas, no de sufrimiento ni desesperaci贸n, sino de Libertad, imponiendo a gobiernos, empresarios y poderosos, otro Orden Social, otro sistema, donde el reparto del trabajo y de la riqueza, haga que una vida digna para todas las personas sea posible aqu铆 y ahora.

隆VIVA EL 1 DE MAYO!

隆VIVA LA LUCHA DE LA CLASE TRABAJADORA!

.pf-button.pf-button-excerpt { display: none; }

Share



Fuente: Cgt-lkn.org