May 1, 2021
De parte de AntiCapitalistas
265 puntos de vista


Comunicado de Anticapitalistas

El primero de mayo es una jornada de celebraci贸n y reivindicaci贸n. Celebramos todas las victorias que las clases trabajadoras hemos tra铆do a la sociedad y que hoy disfrutamos, revindicamos nuestro papel como aut茅ntico motor de la sociedad y exigimos todas aquellas reivindicaciones y derechos pendientes de conquistar.

Y es que cada vez se le hace m谩s dif铆cil ocultar a los de arriba la evidencia que la crisis abierta por la pandemia del covid-19 ha puesto sobre la mesa, la sociedad se sostiene sobre las trabajadoras y trabajadores. Es nuestra labor diaria la que genera la riqueza que unos pocos acumulan, la que ha salvado vidas a trav茅s de un sistema sanitario p煤blico, nadie duda del papel imprescindible que vienen realizando las trabajadoras que asegura la educaci贸n de las m谩s j贸venes y los cuidados que de las m谩s mayores. Y sin embargo somos quienes ponemos el cuerpo para pagar el alto precio que impone el capitalismo a cambio de que una peque帽a minor铆a de privilegiados goce de vidas llenas de tiempo y privilegios.

Pero quedarnos mirando nunca ha sido una opci贸n mientras amargan nuestras vidas. Como protagonistas est谩 en nuestras manos cambiar el rumbo que nos impone el capitalismo, un camino que nos lleva directos al precipicio. El covid-19 es solo una se帽al m谩s de la insostenibilidad de un sistema basado en parasitar la vida de quienes habitamos este planeta, su otra cara nos la ense帽a una extrema derecha dispuesta a todo por asegurar los privilegios de quienes anta帽o con la fuerza nos humillaron, hoy nos explotan en el trabajo y nos insultan por nuestro origen en las calles, los mismos que se enriquecen a costa de especular con la vivienda, con la sanidad y la educaci贸n. Todo esto bajo el dominio de unas clases dominantes que, cada m谩s, nos dirigen a la cat谩strofe clim谩tica y ecol贸gica, a la crisis constante y a la reproducci贸n de un sistema patriarcal que desprecia los trabajos reproductivos y no tiene alternativa para la crisis social. El capitalismo es cada vez m谩s una v铆a muerta, un sistema sin nadie al volante.

Cabr铆a esperar que ante tal situaci贸n el Gobierno de coalici贸n no tuviera ninguna duda a la hora de ponerse del lado de las clases populares derogando las reformas laborales y reforzando la participaci贸n de las y los trabajadores en la negociaci贸n colectiva, asegurando el reparto del trabajo prohibiendo los despidos en empresas con beneficios, reduciendo la jornada laboral y adelantando la edad de jubilaci贸n; poniendo en marcha una renta b谩sica de emergencia, regulando los alquileres e implementando en marcha un parque p煤blico de vivienda. Dedicando los fondos europeos a la necesaria reconversi贸n industrial ecol贸gicamente sostenible y no a financiar a las grandes multinacionales privadas. Frenando as铆 el impacto que la crisis social y econ贸mica est谩 imponiendo sobre nuestras vidas y deteniendo en seco el auge de la extrema derecha. Pero no es as铆. No podemos estar a la expectativa pasiva esperando la buena fe de un gobierno de coalici贸n que no va a romper con el neoliberalismo. Es el momento de pasar a la acci贸n.

Reforzar los derechos de la clase trabajadora no es un regalo, sino la condici贸n imprescindible para salir de situaci贸n defensiva en la que nos encontramos. S贸lo esa recuperaci贸n de la capacidad ofensiva del trabajo, de las trabajadoras, nos permitir谩 revertir la l贸gica suicida del capital y poner nuestra sociedad en el camino de la estabilidad ecol贸gica, la distribuci贸n de la riqueza y el fin del patriarcado.

Desde Anticapitalistas seguiremos acompa帽ando la autorganizaci贸n de las trabajadoras y trabajadores como protagonistas de nuestro futuro, reforzando un sindicalismo que se asiente sobre la vida cotidiana de las clases populares. Esta es la tarea revolucionaria que este tiempo nos impone, pelear para levantar la bandera de la esperanza e imponerla sobre el miedo, luchar para conquistar una democracia socialista que garantice los derechos que nos corresponden.





Fuente: Anticapitalistas.org