April 27, 2022
De parte de Valladolor
225 puntos de vista

1潞
de MAYO. NADA QUE FESTEJAR

 

 

Mientras
masas de inmigrantes mueren al atravesar el mar, son amasados en
campos de concentraci贸n, explotados, torturados, violentados,
asesinados; mientras la desocupaci贸n asola los pa铆ses del mito del
bienestar, la intensidad del trabajo de las masas ocupadas aumenta
cada vez m谩s y el trabajo se vuelve cada vez m谩s precario
aumentando inevitablemente la inseguridad de la vida; mientras las
desgracias en los puestos de trabajo no cesan y tienden a ser cada
vez m谩s frecuentes, as铆 como lo hacen las enfermedades
鈥減rofesionales鈥 a causa de la nunca controlada nocividad del
trabajo (como los casos cada vez m谩s frecuentes de muertes por
amianto); mientras los salarios en general bajan a帽o a a帽o con
respecto al coste de la vida que tiende a aumentar y la competencia
entre proletarios llega a niveles de ferocidad extremos. Mientras
sucede todo esto, en el marco internacional las guerras de rapi帽a
por parte de las potencias imperialistas no han dejado nunca de estar en el
centro de los acontecimientos pol铆ticos y militares y las
condiciones de existencia proletarias empeoran cada vez m谩s.

Los
sindicatos colaboracionistas claman por su 鈥減reocupaci贸n鈥 por
esta situaci贸n y apelan a los gobiernos con el fin de que promulguen
alg煤n tipo de reforma que aten煤e el empeoramiento general de las
condiciones de los trabajadores. Como siempre ha sucedido desde que
se organizaron al final de la II陋 Guerra Mundial, los sindicatos
colaboracionistas siguen una escala de prioridades en la defensa de
los 鈥渋ntereses鈥: primero viene la patria, la naci贸n, el Estado y
su Constituci贸n, por lo tanto la econom铆a nacional; despu茅s la
defensa de la espa帽olidad de las empresas y su competitividad;
despu茅s la productividad del trabajo que se liga a la necesidad de
la reanudaci贸n econ贸mica; despu茅s la salvaguarda de los puestos de
trabajo, no importa con qu茅 salario, incluido el llamado 鈥渟alario
de solidaridad鈥 con el cual los trabajadores se gravan con el fin
de permitir el mantenimiento del puesto de trabajo a compa帽eros
amenazados con el despido; despu茅s los convenios nacionales, que al
mismo tiempo son renovados cada cierto tiempo; despu茅s los salarios,
para los cuales no se pueden pedir aumentos decentes porque la crisis
econ贸mica ha golpeado los beneficios de todas las empresas,
comprendido el Estado; despu茅s la desocupaci贸n juvenil, como
problema general para el cual se pide simplemente una reforma…;
despu茅s, si no hay m谩s remedio, y s贸lo idealmente, de los
trabajadores en peores condiciones, como los de la log铆stica y los
inmigrantes. En suma, los sindicatos colaboracionistas demuestran
constantemente que los intereses que defienden y para los cuales
movilizan, o paralizan, a sus afiliados, son los intereses del
capital y no del trabajo. En cuanto sindicatos colaboracionistas no
es como para sorprenderse. Pero, dado que cada a帽o quieren pasear al
personal como si todav铆a fueran los que luchan en los tajos鈥
mientras el resto del a帽o se las pasan sentados con las asociaciones
patronales y el gobierno, y lanzando migajas a las masas, HAY QUE
DENUNCIAR a estas burocracias sindicales, que cuentan con el
apoyo constante del Estado y de las fuerzas pol铆ticas burguesas.

 

A
los trabajadores y las trabajadoras, para defender nuestras propias
condiciones de existencia, nos sirven solo las
organizaciones
realmente
de
clase
,
organizaciones que no nacen de la nada, sino de las luchas de los
proletarios mismos, de las luchas que rompen los lazos que nos atan a
los intereses de la empresa, de la productividad, de la
competitividad, a los intereses de la econom铆a nacional.
Si
no es hoy, ser谩 ma帽ana
.
Pues ser谩n las mismas condiciones de supervivencia insostenibles las
que nos obligar谩n a reaccionar鈥 a romper la paz social y retomar
los medios y m茅todos de
LA
LUCHA OBRERA
CONTRA EL CAPITAL
.

 

 

________________

ACTOS EN VALLADOLID




Fuente: Valladolorentodaspartes.blogspot.com