November 12, 2020
De parte de La Haine
148 puntos de vista


Que si mereci贸 la pena, me preguntas,

Y yo no s茅 qu茅 responder porque

no estoy penando鈥鈥 Poema del Camarada Arenas.

Manuel P茅rez Mart铆nez 鈥淐amarada Arenas鈥, naci贸 el 1 de noviembre de 1944 en el seno de una familia obrera en Melilla. A los pocos a帽os de nacer Manuel su familia se traslad贸 al Pozo del T铆o Raimundo, en el madrile帽o barrio de Vallekas. A煤n sin haber cumplido los 12 a帽os, Manuel tuvo que abandonar la escuela para iniciarse en el mundo laboral como aprendiz de escayolista con el fin de poder ayudar a sus padres y sus 12 hermanos a salir adelante. Desde muy joven, Arenas tom贸 consciencia de la desigualdad y la injusticia que le rodea a 茅l, a su familia, a sus vecinos. Todo ello le impuls贸 a involucrarse en diversas luchas obreras donde comenz贸 a despuntar como organizador. As铆 mismo, se inici贸 a muy temprana edad en el estudio de los cl谩sicos del marxismo-leninismo , a pesar de haber tenido que dejar la escuela sin apenas leer ni escribir.

Muy pronto, el joven Manuel pudo ver que los m谩rgenes del sindicalismo conciliador a que pretend铆an conducir las luchas obreras los ac贸litos del Partido de Carrillo solo conducir铆an a los trabajadores al abismo. Era necesario organizarse al margen de las costuras que impon铆a el Estado y sus c贸mplices carrillistas.

All谩 donde pasaba, Arenas creaba organizaci贸n: en su barrio, cre贸 las Juventudes Comunistas que, desde su peque帽a trinchera iniciaron la cruzada contra la traici贸n de los carrillistas. Hasta en el barco donde hac铆a la mili consigui贸 crear un peque帽o c铆rculo comunista.

Cuando a finales de los a帽os 70 ingresa en la Organizaci贸n de Marxistas-Leninista de Espa帽a, Manuel despliega todo su potencial revolucionario y pasar谩 a convertirse en el dirigente m谩s destacado de esta organizaci贸n que se encomend贸 la tarea de reconstituir de Partido Comunista en Espa帽a, ante la consumaci贸n de la traici贸n de Carrillo y el PCE. As铆, a los pocos a帽os se constituye el Partido Comunista de Espa帽a (Reconstituido), del que Manuel P茅rez Mart铆nez, o como le conoc铆an sus camaradas, Pedro, Arenas o Camarada Arenas, ser铆a Secretario General.

Desde su nacimiento, el PCE(r), as铆 como sus integrantes, especialmente su direcci贸n, han sido ferozmente perseguidos y criminalizados por el Estado. Todo ello por haberse mantenido firmes en sus principios y no haber tragado con la Transici贸n y la Reforma Pol铆tica del R茅gimen. Estar en el punto de mira para el Estado les ha supuesto cientos de a帽os de prisi贸n, torturas, exilio y asesinatos.

Arenas ingres贸 en prisi贸n en 1977, junto con el Comit茅 Central del Partido. A pesar de ello, nunca dej贸 su actividad pol铆tica, ni siquiera en prisi贸n donde form贸 junto con otros camaradas la Comuna Carlos Marx, que se encargaba de elaborar materiales art铆sticos, propagand铆sticos, etc. , y que, en definitiva, ayudaba a los presos pol铆ticos a seguir organizando y aportando a la lucha a煤n desde dentro de la prisi贸n.

En 1984 recupera la libertad y se incorpora de nuevo a la actividad pol铆tica como Secretario General del PCE (r), empujado a la clandestinidad una y otra vez por la incesante persecuci贸n del Estado.

Su 煤ltima detenci贸n fue el 9 de noviembre del 2000, mientras se encontraba en la clandestinidad en Par铆s, junto a otros camaradas. Bajo el manto de la Ley de Partidos, que hab铆a convertido al PCE(r) en una organizaci贸n ilegal, vincul谩ndola a los GRAPO. As铆, con una pirueta jur铆dica juzgaron y condenaron a Arenas como responsable de las acci贸n de los GRAPO por omisi贸n.

En una carta en 2001, desde la prisi贸n en Francia escribir铆a 鈥me siento culpable del delito de ser comunista desde los 14 a帽os y de haber combatido desde entonces, junto a mis camaradas, el orden injusto de la burgues铆a. Quiero que conste igualmente que no tengo ni la m谩s remota intenci贸n de renunciar a mi condici贸n de militante comunista y, menos a煤n, como se podr谩 comprender, de arrepentirme de haber combatido consecuentemente durante 40 a帽os a un r茅gimen tan tir谩nico como el que contin煤a dominando en Espa帽a y que, consiguientemente, mientras me queden fuerzas y en la medida que me lo permitan las circunstancias en las que me encuentre, voy a continuar esa lucha contra los m谩s feroces enemigos de mi clase y de la humanidad entera. No ha de quedar ni sombra de duda, ninguna ambig眉edad de esa culpabilidad que he contra铆do y de la que me siento muy orgulloso.鈥

Manuel P茅rez Mart铆nez ha consagrado su vida entera a la lucha por el socialismo y la conquista de los derechos y libertades democr谩ticas. Por eso ha sido ferozmente perseguido durante toda su trayectoria, vi茅ndose obligado a realizar su trabajo pol铆tico en la clandestinidad. A pesar de su edad y su delicado estado de salud, el Estado persiste en mantenerlo en prisi贸n a煤n sin pruebas; aisl谩ndolo, silenci谩ndolo e intentando impedir que siga aportando a la lucha. El 9 de noviembre har谩 20 a帽os desde que fue nuevamente encarcelado, siendo el 煤nico secretario general de un partido comunista preso en Europa desde que los nazis encarcelaron a Dimitrov. A sus 76 a帽os de edad y con graves problemas de salud, el Estado espa帽ol lo mantiene secuestrado, con una condena a cadena perpetua encubierta por medio de continuos montajes; el 煤ltimo en 2010, donde ser铆a condenado nuevamente a 12 a帽os de prisi贸n.

Le quieren preso de por vida porque el Estado teme a este revolucionario en libertad. Pero a pesar de los intentos del Estado no han conseguido impedir que tanto sus aportes art铆sticos (dibujos, poemas y relatos) como trabajos te贸ricos, sigan aportando al movimiento obrero, tanto en las fronteras del Estado espa帽ol como fuera.




Fuente: Lahaine.org