June 26, 2022
De parte de Nodo50
88 puntos de vista

<br /> 20 a帽os del muro del apartheid que encierra a miles de palestinos | Mundo | Naiz<br />

Bienvenido a las noticias de suscriptor/a

Has accedido a una noticia de pago y has consumido un clic de tu cuenta personal.

26 JUN. 2022 – 20:50h

Yemeli Ortega (Efe)

En 2002, en plena Segunda Intifada, el Gobierno israel铆 dio inicio a la construcci贸n de un muro que ha impactado gravemente en la vida de la poblaci贸n palestina. Algunos barrios de Jerusal茅n Este han sido separados de la ciudad generando un gueto de pobreza y hacinamiento.

Trabajos de construcci贸n del 芦muro del apartheid禄 en la frontera norte de Cisjordania.
Trabajos de construcci贸n del 芦muro del apartheid禄 en la frontera norte de Cisjordania. (Ahmad GHARABLI | AFP)

En el contexto de la Segunda Intifada (2000-2005), Israel emprendi贸 en junio de 2002 la construcci贸n de su colosal 芦valla de seguridad禄, que impide el libre tr谩nsito desde y por Cisjordania ocupada y es conocido tambi茅n como 芦el muro del apartheid禄. Veinte a帽os despu茅s, el muro sigue alarg谩ndose y actualmente cubre unos 600 de los 720 kil贸metros proyectados, seg煤n cifras oficiales.

La serpenteante muralla, considerada ilegal por la ONU, se eleva en algunos tramos como una ola de cemento de hasta 10 metros con una cresta de alambre de espino; y en algunas zonas rurales, se convierte en reja electrificada. En su trayecto, se adentra sobre Cisjordania 鈥搑ecort谩ndole casi el 10% del territorio鈥 y mutila a Jerusal茅n oriental, dejando del otro lado a un pu帽ado de barrios jerosolimitanos palestinos como Kufar Akab o el campo de refugiados de Shuafat.

Establecido por la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos (UNRWA) en 1965, este campamento 鈥揾oy parte del tejido urbano de la ciudad鈥 fue ilegalmente ocupado y anexionado por Israel en 1967, al igual que todo Jerusal茅n Este.

Seg煤n el investigador Aviv Tatarsky, de la ONG israel铆 Ir Amim, la decisi贸n de dejar estas comunidades fuera del muro obedece, entre otras cosas, a la voluntad del Estado hebreo de reducir la poblaci贸n palestina de Jerusal茅n para impulsar una mayor demograf铆a jud铆a. Israel considera la ciudad santa como su capital, mientras que los palestinos reivindican el lado este de la urbe como el basti贸n de su Estado. Jessica Montell, directora de la organizaci贸n HaMoked, coincide en que el muro sirve para 芦evitar cualquier desaf铆o a la soberan铆a de Israel禄 en Jerusal茅n. Este prop贸sito se hizo evidente en 2017, cuando el partido derechista Likud intent贸 aprobar una ley para desconectar de Jerusal茅n estos barrios palestinos y anexar, en cambio, algunos asentamientos jud铆os.

Por otro lado, el denominado 芦Acuerdo del Siglo禄, impulsado en 2020 por el expresidente estadounidense Donald Trump y apoyado por Israel, propuso utilizar el muro como frontera definitiva y dejar a estos barrios jerosolimitanos bajo control palestino.

Pobreza, violencia y hacinamiento

El desd茅n por parte del Ayuntamiento de Jerusal茅n hacia estos barrios extramuros los ha convertido en tierra de nadie, dej谩ndolos desprovistos de seguridad, reglamentaci贸n y servicios p煤blicos. La basura se acumula en los rebosantes contenedores que obstruyen las polvorientas calles sin pavimentar, las familias sufren cortes de agua y luz, los ni帽os no tienen educaci贸n suficiente, mucho menos espacios de recreaci贸n. 芦No hay hospitales, solo cl铆nicas elementales. Y las ambulancias no tienen permiso de entrar cuando hay pacientes cr铆ticos禄, lamenta el doctor Salim Anati, director del centro de discapacitados del barrio. Adem谩s, las fuerzas de seguridad permanecen indiferentes ante la rampante criminalidad, el elevado consumo de drogas y la presencia de armas.

Otro de los c谩nceres de estas comunidades es el hacinamiento. Miles de palestinos han inmigrado desde otras zonas de Jerusal茅n Este en busca de un menor costo de vida o de garant铆as de que, ante la ausencia del Estado, Israel no demoler谩 sus hogares, como ocurre en otras 谩reas.

Jaber Mohasen, un veterano habitante del campamento que conoci贸 Jerusal茅n sin el muro, siente que desde su construcci贸n 芦todo cambi贸禄. 芦No podemos movernos libremente, tenemos problemas econ贸micos, sociales y da帽os psicol贸gicos禄, se queja, y no titubea al describir el barrio como 芦un gueto禄. El muro, dice, es solo la punta del iceberg de la 芦tragedia禄 de los palestinos en Jerusal茅n: 芦No tenemos dignidad en nuestra propia ciudad禄.




Fuente: Naiz.eus