June 19, 2022
De parte de CGT
214 puntos de vista

El pr贸ximo d铆a 25 de junio, CGT junto a otras organizaciones sindicales y sociales, convocamos en varias localidades del Estado manifestaciones bajo el lema 芦Contra las reformas que precarizan a la Clase Trabajadora禄.

Manifiesto del Sindicalismo Alternativo del Estado Espa帽ol

Confederaci贸n Intersindical, Confederaci贸n General del Trabajo (CGT), Intersindical Canaria, Central Unitaria de Traballadoras (CUT-Galiza), Intersindical Alternativa de Catalunya (IAC), Ezker Sindikalaren Konbergentzia (ESK), Euskalherriko Irakaskuntzako Langileen Sindikatua (STEILAS), Frente Sindical Obrero de Canarias (FSOC), Intersindical de Arag贸n (IA/cobas), Colectivo Asambleario de Trabajadores y Trabajadoras de Arag贸n (CATA), Coordinadora de Trabajadores de Andaluc铆a (CTA Andaluc铆a), Federaci贸n Sindical Mundial (FSM), Alternativa Sindical de Clase (ASC), Solidaridad Obrera (SO), Intersindical C谩ntabra (I.C.), Consejo Sindical Obrero (CSO), Comisiones de Base (COBAS), Sindicato de Trabajadores (STR), Colectivo Unitario de Trabajadores (CUT-Arag贸n), Sindicato Asambleario de Sanidad (SAS), Sindicato C谩ntabro de Asalariados del Transporte (SCAT), Intersindical Valenciana (I.V.), Movimiento Asambleario de Trabajadoras de la Sanidad (MATS), Sindicato de la Elevaci贸n (S.E.), Sindicato de Trabajadores de las Comunicaciones (STC), Sindicato Ferroviario (SF), Sindicato de Trabajadoras y Trabajadores de la Ense帽anza (STEs), Sindicato Unitario de Cantabria (SUC), Coordinadora Estatal del Sector del Handling y A茅reo (CESHA), Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) Trabajadores Unidos (TU), Somos Sindicalistas, Sindicato 25 de marzo Extremadura, Somos Trabajadores, Sindicato Unitario de Andaluc铆a.

鈥 Derogaci贸n integra de las reformas laborales de 2010 y 2012.

鈥 Contra la carest铆a de la vida y el encarecimiento generalizado de los precios.

鈥 Contra el Pacto de rentas que pretende contener las subidas salariales y de las pensiones.

El pasado mes de febrero se aprob贸 lo que se ha venido a llamar la Reforma Laboral. Esa llamada Reforma, oculta una realidad que nadie se atreve a negar, ni siquiera los poderes financieros, las derechas y la patronal, y es el hecho de que estamos ante una consolidaci贸n de los aspectos m谩s lesivos de las Reformas Laborales de 2010 y 2012, tramitadas en plena crisis financiera, con las que se arrebataron importantes derechos conquistados con grandes luchas por parte de los trabajadores y de las trabajadoras.

La fase previa de negociaci贸n de esta 煤ltima Reforma, durante el a帽o 2021, estuvo marcada por la obsesi贸n del Gobierno, por alcanzar cualquier tipo de acuerdo que pudiera presentarse como modelo de consenso.

Admitir ese objetivo significaba la renuncia a cumplir lo que aparec铆a en el Programa del actual Gobierno de coalici贸n, la derogaci贸n de las Reformas de 2010 y 2012. Con la premisa del consenso se garantizaba a la patronal su capacidad de vetar la negociaci贸n, porque es evidente que el restablecimiento de los derechos arrebatados a la clase trabajadora no es precisamente algo que encaje con las aspiraciones de una patronal que hab铆a alcanzado importantes beneficios con las reformas laborales, fundamentalmente la facilidad para despedir, el abaratamiento de los despidos, y la precariedad en la contrataci贸n.

Denunciamos en su momento que esta derogaci贸n a medias era un fraude para las aspiraciones y las necesidades de la clase trabajadora y, su aceptaci贸n, una traici贸n m谩s de los sindicatos oficiales del r茅gimen del 78 que durante d茅cadas han venido firmando diferentes acuerdos que presentan a los trabajadores y a las trabajadoras como si fuesen pasos necesarios de cara a mejorar la productividad, la competitividad y, siempre despu茅s, alcanzar supuestas mejoras salariales, fomento del empleo estable y otras promesas que nunca se cumplen. La realidad es tozuda y cada una de las Reformas impulsadas en las 煤ltimas d茅cadas ha supuesto una p茅rdida de derechos de la clase trabajadora para incrementar los beneficios de la patronal.

Las Reformas Laborales de 2010 y 2012 fueron aplicadas por gobiernos del PSOE y el PP respectivamente y sirven para ilustrar el funcionamiento del actual sistema en el que un modelo bipartidista gestiona la imposici贸n de pol铆ticas neoliberales que persiguen el desmantelamiento de los diferentes servicios p煤blicos y la aplicaci贸n de recetas cuyo significado no se nos escapa: competitividad, incremento de la productividad, flexibilizaci贸n de los contratos laborales, y todo ello en detrimento de las condiciones de vida, laborales y sociales de la clase trabajadora.

No podemos olvidar que la l铆nea ideol贸gica que sustenta la 煤ltima Reforma Laboral, supone el acatamiento de las pol铆ticas econ贸micas impuestas desde la Comisi贸n Europea, de marcado perfil neoliberal, sin cuestionarlas y renunciando a la aplicaci贸n de las medidas favorables para la clase trabajadora que deber铆a impulsar un supuesto gobierno progresista.

No tenemos ninguna duda que la nueva reforma laboral no rompe con procesos anteriores y viene a consolidar un modelo de relaciones laborales basado en la precariedad, la temporalidad y el poder empresarial, poniendo por encima de las personas y sus necesidades, los beneficios empresariales.

Los argumentos que se utilizan para alabar y justificar esta reforma resultan falaces. La supuesta reducci贸n de la temporalidad en la contrataci贸n solo sirve para maquillar los datos oficiales, mientras la realidad es que han convertido la modalidad de contrato indefinido en una suerte de contrato temporal sin definir, por cuanto sin modificaci贸n de los motivos para despedir, sin aumento significativo de las indemnizaciones por despido, sin recuperaci贸n de los salarios de tramitaci贸n y sin facilitar la readmisi贸n en los casos de despido improcedente, seguir谩 funcionando el despido f谩cil, libre y barato y, por lo tanto, la generalizaci贸n de la temporalidad en el empleo pero con el nombre de 鈥淐ontrato Indefinido鈥.

Vender como un logro la prevalencia de los convenios de sector, es pretender tomar el pelo al conjunto del movimiento sindical y volver a otorgar a CC.OO. y UGT m谩s poder en la negociaci贸n colectiva, en detrimento del resto de sindicatos de los diferentes 谩mbitos territoriales y sectoriales.

La consolidaci贸n y normalizaci贸n de la figura de los ERE y los ERTE, la ampliaci贸n de las causas para su utilizaci贸n y no establecer l铆mites a su uso, solo persigue reducir los riesgos de las empresas a costa de la clase trabajadora y con cargo a los impuestos del conjunto de la ciudadan铆a. Primero nos venden las bondades de quienes tienen una empresa y arriesgan su capital para generar riqueza y luego nos utilizan para minimizar ese riesgo y que, entre todas, paguemos la fiesta.

Es un aut茅ntico desprop贸sito el burdo intento, del gobierno m谩s progresista de la historia y los autoproclamados agentes sociales, de pretender pasar p谩gina de la reivindicaci贸n central de la clase trabajadora en los 煤ltimos a帽os para la derogaci贸n 铆ntegra de las reformas laborales de 2010 y 2012 y la recuperaci贸n de todos los derechos perdidos en dichas reformas.

A este desprop贸sito, debemos sumarle la situaci贸n de incertidumbre que estamos padeciendo producto de las tensiones geopol铆ticas internacionales, que siempre termina pagando la clase trabajadora con sus condiciones de vida y con su propia vida y que, siempre, son aprovechadas por los poderes facticos para especular y obtener ping眉es beneficios en detrimento de las condiciones de existencia de la mayor铆a de la poblaci贸n mundial.

La actual carest铆a de la vida en el Estado Espa帽ol supone un grave empobrecimiento de la poblaci贸n que terminar谩 consolidando para siempre, la escalada de los precios, en la l贸gica capitalista. Es decir, jam谩s volver谩n a situarse en los niveles anteriores y solo servir谩 para aumentar obscenamente los beneficios de las grandes empresas, las multinacionales y los oligopolios energ茅ticos y ahora, la industria del armamento.

Y a todo esto, ahora, adem谩s, se le a帽ade la pretensi贸n que tienen de firmar un denominado 鈥淧acto de Rentas鈥 cuya base principal es la contenci贸n salarial y de las pensiones, en un nuevo intento de hacer recaer sobre la clase trabajadora las consecuencias de la crisis, llam谩ndonos a la responsabilidad, mientras los poderes econ贸micos aumentan desmesuradamente sus beneficios y la liviana presi贸n fiscal sobre las grandes fortunas y las plusval铆as empresariales nos averg眉enzan como sociedad.

Por todo ello, los sindicatos firmantes, manifestamos nuestro compromiso de lucha para hacer frente a la actual agresi贸n que est谩 sufriendo la clase trabajadora en el Estado Espa帽ol, y hacemos un llamamiento al conjunto de la ciudadan铆a para participar en las movilizaciones convocadas en todos los territorios del estado el pr贸ximo d铆a 25 de junio, con los siguientes objetivos:

  •  Derogaci贸n integra de las reformas laborales de 2010 y 2012.
  •  Contra la carest铆a de la vida y el encarecimiento generalizado de los precios.
  • Contra el Pacto de rentas que pretende contener las subidas salariales y de las pensiones.



Fuente: Cgt.org.es