Federaci贸n Anarquista 馃彺 Noticias anticapitalistas y informaciones libertarias
  en / fr / es / pt / de / it / ca / el

Federaci贸n Anarquista 馃彺

馃敶 Noticias anarquistas y informaciones libertarias de m谩s de 400 colectivos 鈷


Las noticias de 452 colectivos anarquistas se publican autom谩ticamente aqu铆
Fuente de noticias actualizado cada 5 minutos

40 a帽os de torturas: 驴para cu谩ndo una placa en la Puerta del Sol?


May 23, 2022
De parte de Nodo50
221 puntos de vista
21 mayo, 202220 mayo, 2022

Por Luis Su谩rez-Carre帽o, activista de La Comuna

El ayuntamiento de Madrid ha emprendido un ambicioso proyecto de recuperaci贸n de la memoria鈥 驴c贸mo? 驴puede repetir eso?

La frase anterior resulta sin duda chocante, inveros铆mil: Ayuntamiento de Madrid y memoria son dos ideas/conceptos que no casan; la corporaci贸n actual, en particular, es fundamentalista contra la memoria, sobre todo contra la memoria democr谩tica, pero tambi茅n contra la memoria hist贸rica en general. Se entiende, no obstante, al aclarar que se trata de un proyecto de recuperaci贸n de una memoria algo peculiar, de algo que en realidad es inventado; no es propiamente, por lo tanto, de recuperaci贸n de la memoria, sino de invenci贸n de una falsa memoria.

驴De qu茅 proyecto de fake memoria se trata? Pues de un denominado mapa cultural ilustrado del Madrid de San Isidro, que seg煤n el director del museo del mismo santo se justifica porque 鈥榩ocas ciudades se identifican tanto con la figura de su santo patr贸n como Madrid鈥; mientras la concejala de cultura afirma que 鈥榓unque la figura de San Isidro es muy conocida, creemos que faltaba darle publicidad (sic) a su vida y a su Madrid鈥. Paralelamente, el ayuntamiento ha conseguido la declaraci贸n de las fiestas patronales del mismo santo como BIC (Bien de Inter茅s Cultural).

Siguiendo en Madrid, los medios han revelado tambi茅n en estos d铆as el relato que se ofrece a los visitantes del palacio de Liria (residencia de la casa de Alba) sobre su bombardeo y posterior incendio, en concreto el 17 de noviembre del 36, en plena ofensiva franquista contra esta ciudad. Fueron precisamente los bombardeos de las aviaciones alemana e italiana los que impactaron en el palacio con bombas incendiarias provocando un fuego que dur贸 4 d铆as. La narraci贸n oculta la autor铆a franquista de esa destrucci贸n; y al mismo tiempo oculta en su narraci贸n que los milicianos republicanos organizaron, en los d铆as del incendio, un operativo para salvar la mayor parte de los bienes art铆sticos que el palacio atesoraba en aquellos tiempos, evitando as铆 su pillaje o destrucci贸n.

Pero 驴qu茅 est谩 pasando en Madrid? 驴Es que nos hemos vuelto colectivamente gilipollas? 驴Estamos ante una epidemia regresiva infantilizante?

Si Espa帽a es un secarral yermo y polvoriento en materia de memoria democr谩tica, Madrid es directamente un desierto calcinado donde solo medran los hierbajos t贸xicos heredados de un r茅gimen tan asesino como inculto, que 44 a帽os de democracia oficial han sido incapaces de arrancar.

No se trata ya de la impunidad y de la negaci贸n del derecho a la justicia por los cr铆menes del franquismo, particularmente los de lesa humanidad; hablo de algo previo y mucho m谩s elemental, esto es, el conocimiento de la historia, al menos de esa historia incontestable, documentada en sus hechos desnudos, de los que existe plena evidencia y abundancia de testimonios directos. Pretender negarlos es como intentar tapar el madrile帽o sol de agosto con una tela mosquitera.

Cualquier visitante de esta ciudad movido por la curiosidad hist贸rica concluir铆a que aqu铆 no ha pasado nada rese帽able en 200 a帽os, pr谩cticamente desde Carlos III. Pensar谩 que la cr贸nica del siglo XX esta fue el de una villa y corte de la picaresca y la indolencia, de los toros y las verbenas, que nuestras autoridades pretenden hoy perpetuar con su cultura de la terraza y la ca帽a – o del relaxing caf茅 en la plaza Mayor, que dir铆a aquella otra -, un amable parque tem谩tico consumista y low cost de tapas y museos.


Una ciudad sin historia reciente, donde por no haber no hubo ni revoluci贸n industrial ni clase obrera, ni movimientos ciudadanos emancipadores, ni mucho menos una guerra y asedio implacables respondidos con su defensa heroica; una posguerra de hambre, humillaciones y revanchismo, seguidas de 40 a帽os de represi贸n e injusticia. Nada, de todo eso nada queda visible e inteligible. En particular, la resistencia antifranquista sigue siendo, de alguna retorcida manera, clandestina.
Se trata de una ciudad cuyo alcalde, cuando no est谩 arregl谩ndoles los negocios a sus allegados est谩 vandalizando el memorial del Cementerio del Este o ensuciando nuestras calles con nombres profranquistas, muy a tono con una presidenta de comunidad que dijo aquello de que si te llaman fascista es que est谩s en el lado bueno de la historia.

Una ciudad y regi贸n donde parece que sobra suelo y dinero para regalar, por ejemplo, a la iglesia cat贸lica y sus diferentes sectas (v茅anse las recientes cesiones durante 75 a帽os de parcelas municipales para dos templos y un monasterio), vulnerando alegremente si hace falta la legislaci贸n ambiental como en el caso del macrocomplejo de la asociaci贸n integrista 鈥楬eraldos del Evangelio鈥 en un espacio natural protegido del municipio de Sevilla la Nueva. Donde sobran recursos para emprender obras suntuosas e innecesarias en espacios p煤blicos – siempre que sean c茅ntricos, no en barrios obreros; o para crear oficinas-chiringuitos para promover el castellano o la tauromaquia. Pero donde no hay recursos ni inter茅s para dignificar los lugares de memoria democr谩tica.

La laminaci贸n de la memoria en Madrid no es algo nuevo ni exclusivo de la actual corporaci贸n municipal, ni tampoco de la derecha. Valga el caso de la c谩rcel de Carabanchel como prueba de ello: fue en 茅poca socialista cuando el gobierno del estado, como propietario del inmueble, llev贸 a cabo su insensata demolici贸n. Pero s铆 es un fen贸meno especialmente grave en Madrid, quiz谩s porque su especial visibilidad y proyecci贸n mueve a quienes se averg眉enzan de nuestro pasado, o directamente lo niegan, a invisibilizarlo aqu铆 con mayor ah铆nco.

Aunque los infames pactos de olvido, silencio e impunidad de la Transici贸n afectan al conjunto del estado y han contribuido al empobrecimiento democr谩tico de todos los territorios, en el caso madrile帽o esa doctrina ocultista se ha venido aplicando con especial encono por los gobiernos de todos los niveles administrativos y signos pol铆ticos, e incluso los muy t铆midos avances que supuso la ley del 2007 de Memoria Hist贸rica, por ejemplo en materia de toponimias y vestigios franquistas, se han aplicado con m谩s dificultades en Madrid que en otros territorios. Pues, a煤n con esos cors茅s legales, algunos gobiernos locales (auton贸micos y municipales), han sido menos beligerantes contra la memoria que los madrile帽os, llevando a cabo, por ejemplo, la se帽alizaci贸n o resignificaci贸n de lugares de memoria.

Entre los muchos lugares hist贸ricamente relevantes no memorializados en Madrid destaca el de la actual sede de la Presidencia de la Comunidad de Madrid, la que fue Direcci贸n General de Seguridad (DGS) durante la dictadura, donde se practic贸 sistem谩ticamente la tortura y malos tratos contra las personas detenidas por ejercer derechos como los de expresi贸n, de reuni贸n o de asociaci贸n, todos ellos delitos durante la dictadura. Un lugar donde, incluso despu茅s del 4 de diciembre de 1978, en que fue reconvertida en Brigada Central de Informaci贸n, todos los torturadores siguieron en sus funciones, sin rendir cuenta alguna por sus cr铆menes. De hecho, en 1981, esa misma polic铆a pol铆tica tortur贸 hasta la muerte a Joseba Arregi. Esos hechos son recordados semanalmente desde hace m谩s de 10 a帽os por la concentraci贸n memorialista 鈥楻onda de los jueves鈥 en la Puerta del Sol.

Mientras se lleva a cabo en estos d铆as una 鈥榬emodelaci贸n鈥 de la Puerta del Sol con caprichosas actuaciones como la de trasladar al ecuestre Carlos III, nada en ese edificio, que en su fachada muestra 3 placas (a las v铆ctimas del COVID, a la sublevaci贸n del 2 de mayo de 1808 y sobre los atentados del 11-M 2004, respectivamente), recuerda hoy su pasado reciente. Un pasado que, m谩s que cualquiera de los sucesos a los que se refieren las placas existentes, constituye el aut茅ntico genius loci, o esp铆ritu del lugar.

Estas obras son una ocasi贸n m谩s para exigir a Comunidad de Madrid y Ayuntamiento la instalaci贸n de una nueva placa en reconocimiento a las miles de personas que sufrieron torturas y malos tratos con motivo de su interrogatorio por la polic铆a franquista en las dependencias de este edificio. No se trata de momento de musealizar ese lugar como el centro de memoria de la violaci贸n continuada de derechos humanos que deber铆a ser, pero al menos de dejar una constancia visible de esta historia para cumplir m铆nimamente con el deber de recordar de nuestra sociedad.

Si tienen alguna sensibilidad democr谩tica, nuestras autoridades locales deber铆an encontrar un momento para, adem谩s de cultivar el casticismo y la santurroner铆a, adem谩s de poner la ciudad al servicio del turismo y la hosteler铆a, y de promover chiringuitos para los amiguetes, estar a la altura de nuestra historia contempor谩nea, en especial de sus episodios m谩s tr谩gicos, y de las gestas 茅picas que escribieron en el pasado siglo miles de sus ciudadanos y ciudadanas an贸nimos. La colocaci贸n de esa placa en la fachada de la antigua DGS ser铆a una buena manera de empezar.

Y es que la se帽alizaci贸n y memorializaci贸n de los lugares de la represi贸n franquista no es solo una exigencia por respeto hacia nuestro pasado y hacia las v铆ctimas, es un imperativo democr谩tico para que las personas j贸venes sepan del terror de la dictadura y de la valent铆a de quienes se le enfrentaron, contribuyendo as铆 a su conciencia antifascista arraigada en el respeto a los derechos humanos. Pero para ello la administraci贸n tiene que conocer y reconocer nuestra historia real, no solo las historias y leyendas del santoral.

  • El discurso que Felipe VI jam谩s pronunciar谩
    por David Bollero




  • Fuente: Blogs.publico.es
    Comentar En El Foro


    S铆GUENOS
    EN TWITTER
    S铆GUENOS
    EN MASTODON
    S铆GUENOS
    EN TUMBLR


    Camisetas anarquistas ★ Env铆o mundial gratuito


    No laws, no borders
    Antifa Flags Splash
    Anarchism
    Antifa
    Anarchism is the revolutionary idea that no one is more qualified than you are to decide what your life will be
    Red & Black flag
    Antifascist action
    Antifascista siempre
    Black Flag

    Esta plataforma est谩 totalmente financiada por Cooperativa Ni Dios Ni Amo.
    Las ventas tambi茅n contribuir a la recaudaci贸n de fondos para donaciones a diversas organizaciones anarquistas y organizaciones ben茅ficas activistas.


    Suscr铆bete a nuestro bolet铆n
    Recibe las noticias m谩s relevantes en tu bandeja de entrada una vez por semana
    Holler Box

    Anarchist news | Noticias anarquistas | Actualit茅 anarchiste | Anarchistische Nachrichten | Not铆cias Anarquistas | Notizie anarchiche | Not铆cies anarquistes | 螒谓伪蟻蠂喂魏萎 螣渭慰蟽蟺慰谓未委伪

    Las opiniones son las de los colaboradores y no necesariamente est谩n respaldadas por Federacionanarquista.net [Descargo de responsabilidad]