Federaci贸n Anarquista 馃彺 Noticias anticapitalistas y informaciones libertarias
  en / fr / es / pt / de / it / ca / gr / tr

Federaci贸n Anarquista 馃彺

馃敶 Noticias anarquistas y informaciones libertarias de m谩s de 400 colectivos 鈷


Las noticias de  0  colectivos anarquistas se publican autom谩ticamente aqu铆
Fuente de noticias actualizado cada 0 minutos

40 colectivos catalanes denuncian que la reforma del c脫digo penal criminalizar脕 todav脥a m脕s la protesta


December 2, 2022
De parte de Asociacion Germinal
194 puntos de vista

Representantes de 40 colectivos catalanes se han concentrado este mi茅rcoles ante la sede del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), para denunciar que la propuesta 鈥攁cordada por el PSOE y Podemos, con el apoyo de ERC鈥 para reformar el C贸digo Penal, 鈥es una nueva agresi贸n a los derechos fundamentales de la ciudadan铆a y supondr谩 un retroceso en t茅rminos de democracia鈥. Los convocantes han le铆do un manifiesto en que se felicitan de la derogaci贸n del delito de sedici贸n, sin embargo, denuncian que la modificaci贸n del delito de des贸rdenes p煤blicos 鈥supone una vulneraci贸n de derechos e intensificar铆a la tendencia represiva de los 煤ltimos a帽os鈥. Por eso, han reclamado que se modifique y han convocado una concentraci贸n de protesta este jueves a las siete de la tarde ante la Delegaci贸n del Gobierno en Barcelona.

Paula Cardona ha le铆do el manifiesto, suscrito por una cuarentena de entidades civiles, como Alert脿 Solid脿ria, 脪mnium Cultural, Ca la Dona, Ecologistas en Acci贸n, la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), CONFAVC, Sindicat de Llogateres de Catalunya, Marea Pensionista o la Intersindical. Los concentrados han gritado: 隆鈥滵erecho a la Protesta鈥! y El pueblo unido nunca ser谩 vencido鈥!, y han expresado sus reivindicaciones para mejorar la vida de los ciudadanos.

En el manifiesto se detalla que la incorporaci贸n de un tipo agravado de des贸rdenes p煤blicos incluye nueva terminolog铆a, que quiere castigar formas antiguas de protesta y reivindicaci贸n. A帽aden que, si prospera la reforma, los des贸rdenes se pueden cometer con 鈥渋ntimidaci贸n鈥, t茅rmino que 鈥incluye un alto grado de subjetividad y previsiblemente una mayor incriminaci贸n鈥. Este nuevo delito tambi茅n ampl铆a la pena m铆nima a 3 a帽os de prisi贸n, hecho que implicar谩 la entrada a prisi贸n de los condenados.

Las colectivos tambi茅n han denunciado que se introduce como delito la invasi贸n o ocupaci贸n de locales o espacios p煤blicos o privados, 鈥sin violencia ni intimidaci贸n鈥, que se puede castigar con penas de hasta 6 a帽os de prisi贸n. Para las entidades, este supuesto implica 鈥criminalizar de forma clara el derecho a la protesta鈥. Y es que desde la reforma del C贸digo Penal de 2015 y la aprobaci贸n de la ley Mordaza, se han ido incluyendo como delictivas las distintas actuaciones reivindicativas espec铆ficas de cada entidad, como la ocupaci贸n de entidades bancarias.

Por todo eso, los colectivos, que representan a amplios sectores sociales del pa铆s, han reclamado que el C贸digo Penal espa帽ol 鈥se adecue a los est谩ndares internacionales sobre derechos humanos鈥 y han rehusado 鈥cualquier C贸digo Penal que criminalice las actuaciones sociales que defienden y conquistan derechos humanos para todas鈥.

Texto completo del Manifiesto:

(en castellano m谩s abajo)

Posicionament d鈥檕rganitzacions i moviments socials sobre la proposta de reforma del delicte de desordres p煤blics: genera greus afectacions al dret de protesta

Davant la proposici贸 de llei org脿nica de reforma del Codi Penal presentada al Congr茅s dels Diputats i Diputades, les organitzacions, col路lectius i moviments socials sota signants manifestem el nostre desacord amb la proposta relativa a la modificaci贸 dels delictes de desordres p煤blics que suposarien una vulneraci贸 de drets i intensificarien la tend猫ncia repressiva dels darrers anys.
Celebrem la proposta de derogaci贸 del delicte de sedici贸. Per貌, no podem deixar passar que l鈥檃ctual proposta de reforma genera greus afectacions i limitacions al lliure exercici del dret a la protesta, deixant en mans dels tribunals la interpretaci贸 i aplicaci贸 de conceptes jur铆dics massa ambigus. Si aquesta reforma tira endavant constituir脿 una nova agressi贸 als drets fonamentals de la ciutadania i suposar脿 un retroc茅s en termes de democr脿cia.

1. Si b茅 es deroga el delicte de sedici贸, s鈥檌ncorpora un tipus agreujat de desordres p煤blics que, amb una nova terminologia, persegueix algunes de les actuacions que incorporava la sedici贸, traspassant-les a les formes i eines hist貌riques de protesta que sempre s鈥檋an fet servir per defensar i/o aconseguir drets socials, pol铆tics i laborals.

2. Es proposa la incorporaci贸 de conceptes gen猫rics, subjectius i indeterminats en el seu redactat que permetrien l鈥檃rbitrarietat en la criminalitzaci贸 d鈥檜n gran nombre d鈥檃ccions que formen part del dret de protesta, actuacions freq眉ents a la nostra societat i que s贸n necess脿ries per fer reivindicacions socials i visualitzar el malestar col路lectiu.

3. Es planteja que els desordres p煤blics tamb茅 es poden cometre per 鈥渋ntimidaci贸鈥. Aquest concepte comporta un alt grau de subjectivitat i, previsiblement, una major incriminaci贸. L鈥櫭簊 d鈥檃questa terminologia pot comportar la imposici贸 de penes m茅s elevades que en la normativa actual, fins i tot pres贸.

4. S鈥檌ntrodueix com a delicte la invasi贸 o ocupaci贸 de locals o espais p煤blics o privats, sense viol猫ncia ni intimidaci贸, que es castiga amb penes de fins a 6 anys de pres贸 o 12 mesos de multa. Una vegada m茅s, es pret茅n criminalitzar de manera clara una expressi贸 del dret a la protesta indispensable per a les lluites socials.

5. S鈥檃greuja el tipus b脿sic del delicte (incloent-hi, per tant, una protesta amb intimidaci贸, per貌 sense viol猫ncia) si els fets s贸n duts a terme per una 鈥渕ultitud el nombre, organitzaci贸 i prop貌sit de la qual siguin idonis per afectar l鈥檕rdre p煤blic鈥. Per tant, s鈥檕bre la porta a criminalitzar actuacions en base a la mera hip貌tesi de que podrien arribar a posar en perill l鈥檕rdre p煤blic, i a m茅s, introdueix les penes d鈥檌nhabilitaci贸 per a exercir una ocupaci贸 o un c脿rrec p煤blics, afectant als c脿rrecs electes i al personal que treballa a les administracions p煤bliques.

6. El dret de protesta 茅s el dret dels drets. Un mecanisme efectiu de participaci贸 ciutadana en els assumptes p煤blics que permet impulsar transformacions socials i pol铆tiques significatives, aix铆 com establir un di脿leg entre la ciutadania i el poder representatiu. Si b茅 el dret de protesta no est脿 codificat com a tal en la normativa internacional, 茅s un concepte que integra un conjunt de drets fonamentals: el dret a la reuni贸 pac铆fica, la llibertat d鈥檈xpressi贸, la llibertat d鈥檃ssociaci贸, la llibertat d鈥檌nformaci贸 i el dret emergent a defensar els Drets Humans. A l鈥橢stat espanyol, la normativa estatal reconeix el dret de reuni贸 i el de manifestaci贸 com a drets fonamentals (article 21 de la Constituci贸 Espanyola); ambd贸s permeten la protecci贸 harm貌nica i conjunta del dret de protesta social. De la mateixa manera, la normativa europea -Conveni Europeu de Drets Humans, i la seva interpretaci贸 per part del Tribunal Europeu dels Drets Humans- reafirma els 鈥榙rets de reuni贸 i de manifestaci贸 com a drets fonamentals de qualsevol societat democr脿tica鈥 i destaca que no es poden interpretar de manera restrictiva i que tenen una dimensi贸 individual i col路lectiva indestriable i complement脿ria.

Des del 2015, la reforma del Codi Penal (Llei Org脿nica 2/2015, 30 de mar莽) i l鈥檃provaci贸 i vig猫ncia de la Llei de Seguretat Ciutadana -popularment coneguda com a Llei Mordassa-, s鈥檋an consolidat com una resposta repressiva davant de l鈥檈xpansi贸 de la mobilitzaci贸 social als nostres carrers, inclosa la que reclama el dret a l鈥檃utodeterminaci贸. Fa anys que l鈥檃cci贸 col路lectiva i organitzada s鈥檋a vist repetidament perseguida, reprimida i criminalitzada.

7. La reforma proposada dels delictes de desordres, amb la referencia a la intimidaci贸, la inclusi贸 de les penes d鈥檌nhabilitaci贸, la tipificaci贸 de l鈥檕cupaci贸 temporal i pac铆fica d鈥檈spais p煤blics o privats, el manteniment del concepte de pau p煤blica i la tipificaci贸 de la mera possibilitat d鈥檃temptar contra l鈥檕rdre p煤blic, incrementa greument la tend猫ncia repressiva dels darrers anys. A m茅s, planteja un escenari de retallada de llibertats fonamentals en un moment on ser脿 molt necess脿ria una autoorganitzaci贸 i mobilitzaci贸 social als carrers per dur a terme una transici贸 ecosocial sense p猫rdua de dets b脿sics.

Davant l鈥檃ctual tramitaci贸 de la proposta de reforma d鈥檃quests delictes, exigim que el Codi Penal s鈥檃deq眉i als est脿ndards internacionals sobre drets humans. No volem cap Codi Penal que criminalitzi les actuacions socials que defensen i conquereixen drets humans per a totes. Per aquesta ra贸, malgrat no estar d鈥檃cord amb l鈥檃nterior Codi Penal, demanem que durant el tr脿mit parlamentari no s鈥檃greugin els delictes de desordres p煤blics per garantir l鈥檈xercici del dret de protesta.

Davant la proposta de reforma del Codi Penal: prou criminalitzaci贸, defensem sempre el dret a la protesta!


Posicionamiento de organizaciones y movimientos sociales sobre la propuesta de reforma del delito de des贸rdenes p煤blicos: genera graves afectaciones al derecho de protesta

Ante la proposici贸n de ley org谩nica de reforma del C贸digo Penal presentada al Congreso de los Diputados y Diputadas, los organizaciones, colectivos y movimientos sociales bajo firmantes manifestamos nuestro desacuerdo con la propuesta relativa a la modificaci贸n de los delitos de des贸rdenes p煤blicos que supondr铆an una vulneraci贸n de derechos e intensificar铆an la tendencia represiva de los 煤ltimos a帽os.

Celebramos la propuesta de derogaci贸n del delito de sedici贸n. Pero, no podemos dejar pasar que la actual propuesta de reforma genera graves afectaciones y limitaciones al libre ejercicio del derecho a la protesta, dejando en manos de los tribunales la interpretaci贸n y aplicaci贸n de conceptos jur铆dicos demasiados ambiguos. Si esta reforma sale adelante constituir谩 una nueva agresi贸n a los derechos fundamentales de la ciudadan铆a y supondr谩 un retroceso en t茅rminos de democracia.

1. Si bien se deroga el delito de sedici贸n, se incorpora un tipo agraviado de des贸rdenes p煤blicos que, con una nueva terminolog铆a, persigue algunas de los actuaciones que incorporaba la sedici贸n, traspasandolos a los formas y herramientas hist贸ricas de protesta que siempre se han usado para defender y/o conseguir derechos sociales, pol铆ticos y laborales.

2. Se propone la incorporaci贸n de conceptos gen茅ricos, subjetivos e indeterminados en su redactado que permitir铆an la arbitrariedad en la criminalizaci贸n de un gran n煤mero de acciones que forman parte del derecho de protesta, actuaciones frecuentes en nuestra sociedad y que son necesarias para hacer reivindicaciones sociales y visualizar el malestar colectivo.

3. Se plantea que los des贸rdenes p煤blicos tambi茅n se pueden cometer por 鈥渋ntimidaci贸n鈥. Este concepto comporta un alto grado de subjetividad y, previsiblemente, una mayor incriminaci贸n. El uso de esta terminolog铆a puede comportar la imposici贸n de penas m谩s elevadas que en la normativa actual, incluso prisi贸n.

4. Se introduce como delito la invasi贸n u ocupaci贸n de locales o espacios p煤blicos o privados, sin violencia ni intimidaci贸n, que se castiga con penas de hasta 6 a帽os de prisi贸n o 12 meses de multa. Una vez m谩s, se pretende criminalizar de manera clara una expresi贸n del derecho a la protesta indispensable para las luchas sociales.

5. Se agrava el tipo b谩sico del delito (incluyendo, por lo tanto, una protesta con intimidaci贸n, pero sin violencia) si los hechos son llevados a cabo por una 鈥渕ultitud cuyo n煤mero, organizaci贸n y prop贸sito sean id贸neos para afectar el orden p煤blico鈥. Por lo tanto, se abre la puerta a criminalizar actuaciones en base a la mera hip贸tesis que podr铆an llegar a poner en peligro el orden p煤blico, y adem谩s, introduce las penas de inhabilitaci贸n para ejercer una ocupaci贸n o un cargo p煤blicos, afectando a los cargos electos y al personal que trabaja a los administraciones p煤blicas.

6. El derecho de protesta es el derecho de los derechos. Un mecanismo efectivo de participaci贸n ciudadana en los asuntos p煤blicos que permite impulsar transformaciones sociales y pol铆ticas significativas, as铆 como establecer un di谩logo entre la ciudadan铆a y el poder representativo. Si bien el derecho de protesta no est谩 codificado como tal en la normativa internacional, es un concepto que integra un conjunto de derechos fundamentales: el derecho a la reuni贸 pac铆fica, la libertad de expresi贸n, la libertad de asociaci贸n, la libertad de informaci贸n y el derecho emergente a defender los Derechos Humanos. En el Estado espa帽ol, la normativa estatal reconoce el derecho de reuni贸 y el de manifestaci贸n como derechos fundamentales (art铆culo 21 de la Constituci贸n Espa帽ola); ambos permiten la protecci贸n arm贸nica y conjunta del derecho de protesta social. Del mismo modo, la normativa europea -Convenio Europeo de Derechos Humanos, y su interpretaci贸n por parte del Tribunal Europeo de los Derechos Humanos- reafirma los 鈥榙erechos de reuni贸 y de manifestaci贸n como derechos fundamentales de cualquier sociedad democr谩tica鈥 y destaca que no se pueden interpretar de manera restrictiva y que tienen una dimensi贸n individual y colectiva conjunta y complementaria.

Des del 2015, la reforma del C贸digo Penal (Ley Org谩nica 2/2015, 30 de marzo) y la aprobaci贸n y vigencia de la Ley de Seguridad Ciudadana -popularmente conocida como Ley Mordaza-, se han consolidado como una respuesta represiva ante la expansi贸n de la movilizaci贸n social en nuestras calles, incluida la que reclama el derecho en la autodeterminaci贸n. Hace a帽os que la acci贸n colectiva y organizada se ha visto repetidamente perseguida, reprimida y criminalizada.

7. La reforma propuesta de los delitos de des贸rdenes, con la referencia a la intimidaci贸n, la inclusi贸n de las penas de inhabilitaci贸n, la tipificaci贸n de la ocupaci贸n temporal y pac铆fica de espacios p煤blicos o privados, el mantenimiento del concepto de paz p煤blica y la tipificaci贸n de la mera posibilidad de atentar contra el orden p煤blico, incrementa gravemente la tendencia represiva de los 煤ltimos a帽os. Adem谩s, plantea un escenario de recorte de libertades fundamentales en un momento donde ser谩 muy necesaria una autoorganizaci贸n y movilizaci贸n social en las calles para llevar a cabo una transici贸n ecosocial sin p茅rdida de derechos b谩sicos.

Ante la actual tramitaci贸n de la propuesta de reforma de estos delitos, exigimos que el C贸digo Penal se adec煤e a los est谩ndares internacionales sobre derechos humanos. No queremos ning煤n C贸digo Penal que criminalice los actuaciones sociales que defiendan y conquistan derechos humanos para todas. Por esta raz贸n, a pesar de no estar de acuerdo con el anterior C贸digo Penal, pedimos que durante el tr谩mite parlamentario no se agravien los delitos de des贸rdenes p煤blicos para garantizar el ejercicio del derecho de protesta.

Ante la propuesta de reforma del C贸digo Penal: 隆basta de criminalizaci贸n, defendamos siempre el derecho a la protesta!

Share



Fuente: Asociaciongerminal.org
Comentar En El Foro


S铆GUENOS
EN TWITTER
S铆GUENOS
EN MASTODON
S铆GUENOS
EN TUMBLR
































































































































Esta plataforma est谩 totalmente financiada por Cooperativa Ni Dios Ni Amo.
Las ventas tambi茅n contribuir a la recaudaci贸n de fondos para donaciones a diversas organizaciones anarquistas y organizaciones ben茅ficas activistas.



Anarchist news | Noticias anarquistas | Actualit茅 anarchiste | Anarchistische Nachrichten | Not铆cias Anarquistas | Notizie anarchiche | Not铆cies anarquistes | 螒谓伪蟻蠂喂魏萎 螣渭慰蟽蟺慰谓未委伪 | Anar艧ist Haberler

Tech Team | Servers Monitoring | Sites Status

Las opiniones son las de los colaboradores y no necesariamente est谩n respaldadas por Federacionanarquista.net [Descargo de responsabilidad]