March 7, 2021
De parte de Federaci贸n Obrera Regional Argentina
315 puntos de vista



Compartir

Para empezar a hablar del 8 de marzo como d铆a hist贸rico de las mujeres en el mundo debemos empezar denunciando las miles de injusticias que vivimos cotidianamente y a煤n hoy siguen vigentes. Seguimos sufriendo la brecha salarial y el tan anunciado 鈥渋gual salario por igual pago鈥 no se cumple; el discurso sexista de los medios a煤n reproduce discursos como el tan arcaico 鈥渃rimen pasional鈥 o culpabilizan siempre a las v铆ctimas de los mismos; la asignaci贸n de roles desde el nacimiento que nos ense帽a a ubicarnos en un accionar sumiso ante esta cultura capitalista y patriarcal, donde pareciera que el dominio de todo lo tiene el var贸n hetero-cis鹿 que sigue creyendo que podemos ser utilizadas como objetos de su consumo.

Postales de Huelgas del 8 de Marzo en la actualidad

Esos son s贸lo algunos puntos de todas las opresiones que hist贸ricamente
nos atraviesan. Vemos as铆 como, por ejemplo, en textos de religi贸n cristianos a la mujer se la muestra como llegada para implantar el mal
en la tierra o como fruto de tentaci贸n del hombre siendo la impulsora de los peores pecados y aberraciones.
Sucias bestias que deben ser domesticadas ubic谩ndose en lo privado y dom茅stico, en lo fr谩gil y sensible, en la maternidad como 煤nica meta y prop贸sito en esta vida, castigadas por desobedientes al hombre. La Biblia es muy clara en este punto: G茅nesis 3 16 鈥淓n gran manera multiplicar茅 tu dolor en el parto, con dolor dar谩s a luz los hijos; y con todo, tu deseo ser谩 para tu marido, y 茅l tendr谩 dominio sobre ti鈥.

Tal es as铆 que la participaci贸n femenina en el mercado laboral -enmarcado en la esfera de lo p煤blico- no fue m谩s que para ser mano de obra barata de los explotadores, l铆deres de la revoluci贸n industrial, due帽os de los medios de producci贸n y el avance tecnol贸gico.

Un d铆a de marzo de 1857 miles de trabajadoras textiles en Nueva York
salen a protestar por los m铆seros salarios y las condiciones inhumanas
e insalubres bajo la explotaci贸n como condici贸n del contrato de trabajo, descontento y miseria: dos herramientas esenciales para la revoluci贸n industrial. En esta situaci贸n no tard贸 en aparecer la servidumbre voluntaria m谩s vergonzosa, es decir, la polic铆a para reprimir a las trabajadoras en su reclamo dejando a muchas heridas.
Diez a帽os m谩s tarde en 1867, para el mismo mes, se realiz贸 una masiva huelga de planchadoras otra vez en nueva york.  El reclamo segu铆a siendo el mismo, denunciar la explotaci贸n laboral a la que eran sometidas. La respuesta de los patrones fue amenazar con despidos a las trabajadoras,
las cuales no tuvieron otra opci贸n que volver a trabajar en las mismas condiciones y con un sueldo menor al anterior en modo de castigo.

En agosto de 1910 durante la 2da conferencia internacional de mujeres socialistas que se realiz贸 en Copenhague Dinamarca, Clara Zetkin propuso el d铆a internacional de la mujer o 鈥淒铆a de la Mujer Trabajadora鈥 en un
acto de solidaridad internacional con los honrado la huelga de las trabajadoras del textil en 1910. Se celebr贸 por primera vez el 19 de marzo de 1911 en Alemania, Austria, Dinamarca y Suiza, con m铆tines a los que
asistieron m谩s de un mill贸n de personas que exigieron para las mujeres el derecho de voto y el de ocupar cargos p煤blicos, el derecho al trabajo, a la formaci贸n profesional y a la no discriminaci贸n laboral.

En el mismo a帽o surge el acontecimiento m谩s tr谩gico. El 25 marzo nuevamente un grupo de trabajadoras de la f谩brica Triangle Shirtwaist de Nueva York reclamaban a sus patrones por un aumento salarial y una reducci贸n horaria (en ese entonces 16 horas o m谩s por d铆a, y por hora ganaban 3,20 d贸lares). Es ac谩 donde se produce el incendio dentro de la f谩brica en los pisos ocho, nueve y diez del edificio. Las obreras
trabajaban a puertas cerradas y sin salidas de emergencia. Esta tragedia se llev贸 la vida de 146 personas: 123 mujeres y 23 hombres. La mayor铆a de las v铆ctimas murieron de quemaduras, asfixia, lesiones por impacto contundente o una combinaci贸n de los tres.
La gravedad de este desastre hizo que se modificara la legislaci贸n laboral en Estados Unidos en ese mismo a帽o.

Unas 140 mujeres murieron en la f谩brica Triangle Shirtwais de Nueva York (Estados Unidos)

M谩s adelante en un contexto de primera guerra mundial, espec铆ficamente en marzo de 1917, el inicio de una hambruna provoc贸 revueltas en la capital Petrogrado -actual San Petersburgo-. Un grupo de amas de
casa salen a las calles golpeando cacerolas al grito de 鈥減an y paz鈥 exigiendo el regreso de los combatientes. Varios obreros de Mosc煤 declaran la huelga general en apoyo de las mujeres dando pie a la conocida Revoluci贸n Rusa.

Ya para 1957 la asamblea general de las Naciones Unidas declara el 8 de marzo como D铆a Internacional de la Mujer. Aunque en varios pa铆ses como China se celebra desde 1922 o Espa帽a desde 1936. Estados Unidos reci茅n lo reconocer铆a en 1994.

En Argentina la mujer fue parte activa del movimiento sindical desde sus inicios. Se conocen publicaciones obreras exclusivamente femeninas como el peri贸dico 鈥淟a Voz de la Mujer鈥 (1896-1899) dirigido por la anarcosindicalista Forista Virginia Bolten, que ten铆a como lema 鈥淣i Dios, ni patr贸n, ni marido鈥, fue sin dudas una de las primeras consignas de las obreras 谩cratas. El peri贸dico convocaba a las mujeres a rebelarse contra la opresi贸n masculina, pero sin abandonar la lucha proletaria
y era cr铆tico a toda forma de autoridad. eclesi谩stica, patronal, estatal y familiar.

Virginia Bolten a la derecha de la imagen junto a su familia en Montevideo

Otra compa帽era Forista pionera del, anarcosindicalismo argentino y comprometida con la lucha de las mujeres fue Juana Rouco Buela que desde muy peque帽a supo lo que es la explotaci贸n y las condiciones desfavorables que padec铆an lxs trabajadorxs inmigrantes en ese entonces. As铆 afirm贸 sus ideales en la Federaci贸n Obrera Regional Argentina. Durante su activa militancia tuvo varias persecuciones y en varias ocasiones tuvo que exiliarse. Particip贸 en la huelga de inquilinos de 1907, fue oradora y delegada en actos y Congresos de la F.O.R.A.  

Desde sus comienzos Juana fue una amenaza constante para todo este sistema explotador y nefasto. Particip贸 junto con otras compa帽eras del peri贸dico 鈥淣uestra tribuna鈥, desarroll贸 charlas por distintas ciudades del interior del pa铆s, las cuales le permitieron ser reconocida por su desempe帽o m煤ltiple: agitadora sindical, oradora y escritora.

Postal de Juana Rouco

La S.R.O.V. Capital recuerda y conmemora a todas nuestras compa帽eras que
tuvieron un accionar en los comienzos de nuestra organizaci贸n hist贸rica.
Para nosotras son ejemplo de lucha feminista, agitaci贸n y organizaci贸n
obrera. Como no puede ser de otra manera, compartimos algunas de las
fogosas palabras de la compa帽era Juana Rouco Buela quien es una gran inspiraci贸n en nuestra lucha contra el capitalismo y el patriarcado.
鈥淓l ideal anarquista ha sido y es para m铆 la 煤nica br煤jula segura para llevar a los pueblos el bienestar y destruir este engranaje social en que vivimos y que mantiene las diferencias sociales entre los seres, y provoca las guerras, el dolory la destrucci贸n de todo lo existente.鈥

Compartir:



Fuente: Capital.fora.com.ar