June 1, 2021
De parte de Memoria Libertaria
297 puntos de vista


A la alegr铆a, la vitalidad y el inmenso entusiasmo que reinaron durante la revoluci贸n espa帽ola de 1936, sigui贸 la angustia de los refugiados, despojados de sus armas y vergonzosamente encerrados en campos de concentraci贸n, la resistencia en los maquis y la esperanza vivida de un retorno a Arag贸n.

Durante toda su vida, mi padre sigui贸 siendo militante de la CNT. En el exilio, sigui贸 participando en las grandes movilizaciones sociales. En mayo de 1968, form贸 parte del comit茅 de huelga y ocupaci贸n de su f谩brica. Nuestra casa fue durante mucho tiempo un lugar de acogida para sus compa帽eros anarquistas, pero tambi茅n para sus compa帽eros de trabajo: franceses, polacos, espa帽oles, italianos y argelinos.

Entre estos amigos, hab铆a un joven de 26 a帽os, Kader Talbi, era miembro del FLN clandestino, el Frente de Liberaci贸n Nacional argelino y originario de S茅tif. Para Kader, el 8 de mayo de 1945 no signific贸 la liberaci贸n de Argelia. Del mismo modo, los republicanos espa帽oles que participaron en la liberaci贸n de Francia no aceptaron que el 8 de mayo fuera un d铆a de j煤bilo.

Cabe preguntarse, 驴por qu茅 conmemorar el 8 de mayo de 1945?

El Gobierno de 芦izquierdas禄 celebr贸 el D铆a del Exilio el 8 de mayo. Esta conmemoraci贸n tuvo lugar en Madrid con la presencia de Carmen Calvo, vicepresidenta socialista, Francisco Mart铆nez, secretario de Estado de Memoria Hist贸rica socialista, y las organizaciones sat茅lites del Gobierno, la Asociaci贸n de Descendientes del Exilio de Madrid y la Asociaci贸n 24 de agosto de 1944 de Par铆s.

Ese d铆a, una parte de los deportados republicanos hab铆a sido liberada de los campos nazis, pero no pudo regresar a Espa帽a. La liberaci贸n de parte de Europa no puso en cuesti贸n la existencia de la dictadura franquista, que sobrevivi贸 otros treinta a帽os, durante los cuales se generaron nuevos exilios, se tortur贸 a miles de personas, se les persigui贸 por sus ideas y se les asesin贸.

El 8 de mayo de 1945 no fue la liberaci贸n de los republicanos espa帽oles. Fue para ellos una nueva derrota, los aliados olvidaron a los exiliados cuando firmaron la capitulaci贸n nazi y abandonaron a miles de espa帽oles a manos del dictador que estos mismos aliados reconocieron.

El 8 de mayo de 1945 significa el fin del nazismo para los Aliados. Tambi茅n corresponde en Francia a uno de los momentos m谩s sangrientos de la historia nacional. La represi贸n colonialista acababa de dar sus primeros coletazos ante una poblaci贸n ferozmente decidida a promover los nobles ideales de paz e independencia.

El hambre, la carest铆a, el desempleo y la miseria parec铆an resumir la condici贸n social de la poblaci贸n musulmana argelina colonizada por Francia, una poblaci贸n principalmente agr铆cola, a menudo desplazada porque los colonos se hab铆an apoderado de las mejores tierras. 芦Los hombres tienen hambre y exigen justicia… Su hambre es injusta禄, Albert Camus escribi贸 estas palabras en Combat, el diario de la resistencia francesa, a principios de 1945.

El 8 de mayo de 1945 fue un martes como ning煤n otro en Argelia. Las personas masacradas no lo fueron por la diversidad de opiniones, sino por un ideal. La libertad. En otros lugares, se celebr贸 en los intersticios de la capitulaci贸n del estado mayor alem谩n. Al final de la Segunda Guerra Mundial, cuando 150 000 argelinos se alistaron en el ej茅rcito del lado de De Gaulle. Era el final de una guerra. Eso fue para los europeos. Pero para otros, en Argelia, en S茅tif, Guelma, Kherrata, Constantina, el 8 de mayo fue la celebraci贸n en la atrocidad de la colonizaci贸n y del imperialismo.

La relaci贸n entre los argelinos y los republicanos espa帽oles nos viene dada por la hermandad de una larga guerra compartida con ellos. Este d铆a y los siguientes fueron d铆as de luto para muchos republicanos espa帽oles.

El 8 de mayo de 1945 fue un martes como ning煤n otro en Argelia. Las personas masacradas no lo fueron por la diversidad de opiniones, sino por un ideal. La libertad

Liberaci贸n. La Nueve

25 agosto 1944, Par铆s. La 芦Nueve禄 en los Campos El铆seos

El 8 de mayo de 1945, el pueblo argelino sali贸 a la calle para celebrar el final de la Segunda Guerra Mundial y la derrota del nazismo, una guerra en la que particip贸, como dijeron los dirigentes franceses, con una valent铆a poco com煤n. Pero el colonialismo franc茅s, que, junto con los aliados se hab铆an repartido el mundo en la conferencia de Yalta, quer铆a evitar la movilizaci贸n revolucionaria de los pa铆ses del Este, de 脕frica y de otros pa铆ses, dispar贸 contra los manifestantes de S茅tif, Kherrata y Guelma. Se estima que la masacre alcanz贸 y super贸 los 45 000 muertos. Y el silencio cay贸 sobre estos cr铆menes. La impunidad se impuso. No hab铆a crematorios como en los campos de exterminio nazis. Estos hornos eran hornos de cal para eliminar las pruebas de este genocidio franc茅s.

En cuanto a la fecha en la que el Gobierno pretende conmemorar a las v铆ctimas de la dictadura, el Ejecutivo ha elegido el 31 de octubre, d铆a en el que el Parlamento aprob贸 el texto de la Constituci贸n de 1978, con los siguientes argumentos: 芦El proceso constituyente en general, y la propia Constituci贸n espa帽ola de 1978, son el ejercicio de reconciliaci贸n por excelencia del pueblo espa帽ol y el triunfo definitivo de los valores de libertad, igualdad, pluralismo pol铆tico y diversidad territorial por los que lucharon, las v铆ctimas del golpe militar y la dictadura franquista禄.

Por su origen, naturaleza, estructura y conducta general, el r茅gimen de Franco es un r茅gimen de car谩cter fascista, establecido en gran medida con la ayuda de la Alemania nazi de Hitler y la Italia fascista de Mussolini禄.

Masacre de S茅tif

麓8 mayo 1945. Masacre de S茅tif

La fecha del 31 de octubre de 1978 no puede utilizarse para conmemorar a las v铆ctimas de la dictadura porque el texto fue aprobado por un Parlamento elegido en unas elecciones en las que se prohibi贸 la participaci贸n de los partidos republicanos y porque la Constituci贸n no menciona ni recuerda a las v铆ctimas de la dictadura ni reconoce la lucha de miles de hombres y mujeres por recuperar su libertad. El texto de la Constituci贸n ha practicado el negacionismo con un 芦pacto de silencio禄, no puede servir para conmemorar a las v铆ctimas.

El PSOE, Partido Socialista hoy en el poder, fue originalmente firmante en 1977 del Pacto de la Moncloa con todas las fuerzas pol铆ticas de la 茅poca, desde la Falange hasta el Partido Comunista. Un pacto legislativo que deb铆a restablecer la monarqu铆a tras 40 a帽os de dictadura fascista y acabar, mediante una ley de amnist铆a, sin ninguna posibilidad de enjuiciar a los asesinos y perseguidores de millones de espa帽oles durante y despu茅s de la guerra. El PSOE en el poder es el partido que m谩s tiempo ha gobernado el Estado espa帽ol desde 1978, y ha sido el principal garante de la impunidad de los cr铆menes franquistas y de la continuidad del aparato estatal franquista, el sistema judicial, la polic铆a y el ej茅rcito.




Fuente: Memorialibertaria.org