March 8, 2021
De parte de Capuche Informativa
350 puntos de vista


Luchamos desde que nacemos en un sistema patriarcal, luchamos las mujeres en toda su diversidad, les que habitamos cuerpxs feminizadxs, con capacidad de gestar, las putas, las perras, las abuelas y las niñas. Desde ahí podemos ver que el 8M conmemora un día de resistencia, que le pertenece a un amplio espectro, más allá de la mujer cisgénero hegemónica. ¿Y qué otra gran intersección nos atraviesa hoy? La lucha Antiracista y Anticapitalista las cuales tienen a lxs afro, indígenas amazonicxs, andinxs, lxs trabajadores obrerxs, agrarixs, sexuales, defensores de la tierra, lxs sobrevivientes al sistema carcelario e intervención psiquiátrica, de vigilancia, control social y más.

Para compartir opiniones tenemos a Isabella Fernández, estudiante de Psicología y parte de Feminas Perú, una organización de mujeres trans: el 8M “Es un día para recordar la importancia de la sororidad y abrazar todas las luchas, diversas, como diversas son las mujeres, frente al aumento de discursos de odio dentro y fuera del movimiento feminista, es necesario pensar en lo que tenemos en común y no en lo que nos separa”. Por otro lado, para Gia Cruzado Salgado, poeta, escritora, performer, actriz y parte de Perverso Editorial: “Aún vivo la exclusión social por ser una chica trans, existir es una lucha constante, este día me recuerda lo desafiante que es ser una mujer trans frente a una sociedad machista y discriminatoria”.

Isabella espera que “Perú es uno de los pocos países de la región que no tiene una ley de identidad de género, el derecho a la identidad debe ser prioritario, junto con otros derechos básicos como educación y acceso a trabajos que permitan a las personas trans mejorar su calidad de vida”. Y Gia “Que sigamos empoderándonos y visibilizándonos, que fortalezcamos nuestros lazos como comunidad, a través de la solidaridad, experiencia, amistad y empatía”.

En México matan a 10 mujeres por día ¿y a las mujeres trans?… ni siquiera tienen una base de datos “oficial” para contabilizar, lo mismo pasa en todo el sur global. Entonces ¿Qué vidas importan, que mujeres importan y por qué? Cuando los “derechos universales” como el reconocimiento a la identidad, al trabajo, educación, salud, alimento, son solo para un grupo, no son “derechos” son privilegios.

Recién hace 3 meses Argentina logró el derecho al aborto voluntario, luego de años de lucha de todes quienes habitan cuerpes con capacidad de gestar. Este derecho no es gratuito ni vino de parte del gobierno, llegó con la marea verde, con la comunidad organizada, con quienes murieron en abortos clandestinos, con quienes abortaron hoy y ayer, con quienes abortarán mañana, con lxs ancestres que abortaban con plantas y en casa con lxs amigxs, nos compartieron el conocimiento, apañe y valor para apostar por el trabajo comunitario.

La historia nos enseña que cada derecho ganado es un grito de libertad colectivo, que son las grandes masas organizadas quienes logran romper las cadenas de esa minoría que tiene el poder de oprimirnos, pues acumula riqueza suficiente para manejar los puestos del gobierno y del mercado. Entonces la lucha no solo es contra el patriarcado sino también contra quienes capitalizan nuestros recursos y pueblos, hundiéndonos en la pobreza.

Hablar del 8M no es hablar de un día, 8 de marzo, es hablar de sobrevivientes que no pararán hasta lograr la libertad plena de sus derechos, hasta derrumbar el sistema actual y reconstruir la estructura desde y para el bien común. Cuando salimos a marchar a las calles, en lo virtual o como esté en tus posibilidades, no estarás solx, detrás de ti estarán todxs aquellxs que alguna vez levantaron su voz y al frente lxs que vendrán después, salimos a acuerpar un cuerpo que es millones y al patriarcado lo haremos caer.

Compartir:



Fuente: Capuchainformativa.org