February 17, 2021
De parte de El Libertario
219 puntos de vista


Francis (Le Monde libertaire, Paris)
 
[Nota previa de El Libertario: La versipon en castellano de este libro de P. Kropotkin es accesible en https://proletarios.org/books/Kropotkin-La_Gran_Revolucion.pdf.]
 
La Gran Revoluci贸n de Piotr Kropotkin conoce una nueva edici贸n en franc茅s. 驴C贸mo los acontecimientos de hace m谩s de dos siglos son analizados por este gran ge贸grafo y te贸rico del anarquismo en el inicio del siglo XX en t茅rminos de inter茅s para las luchas actuales? 隆隆Precisamente por la delicadeza y fuerza del an谩lisis !! Al relatar esta Revoluci贸n que marc贸 las luchas de liberaci贸n a lo largo del siglo XIX y a煤n hoy, Kropotkin extrae lecciones de relevancia. Durante todas las revoluciones, la burgues铆a y las oligarqu铆as movilizan al pueblo, lo empujan a la revuelta para encauzarlo mejor y reprimirlo cuando han logrado sus fines: tomar el poder para s铆 mismos.

Hoy en d铆a, Piotr Kropotkin es conocido principalmente en los c铆rculos libertarios, entre otros, por los trabajos que perfilan una sociedad mejor, como La conquista del pan_ o _El apoyo mutuo_. Sin embargo, durante su vida, su cultura hist贸rica, como ge贸grafo de renombre, lo hizo amigo de Elis茅e Reclus, Camille Pissarro, Louise Michel, G.B. Shaw y conoci贸 la estima de Victor Hugo, Ernest Renan, Jean Jaur猫s, quienes tomar谩n su defensa cuando es procesado por las autoridades francesas. Su vida es una novela, en la que su familia le ve铆a como un desertor de clase, odi谩ndole tanto m谩s cuanto que los conoc铆a bien y pod铆a denunciarlos mejor. A principios del siglo XX, abord贸 por tanto un an谩lisis detallado de la Revoluci贸n de 1789 a la que percibi贸 como la “madre” de todas las revoluciones, la 煤nica que merece una may煤scula. Su objetivo: presentar los hechos tal como se desarrollaron de la manera m谩s precisa y pedag贸gica posible, contra cualquier clase de mentiras. Todos sabemos que la Historia la escriben los vencedores; esconden algunas masacres “inquietantes”, tratan a la gente com煤n de bandidos y saqueadores para dar mejor el buen papel a los l铆deres “salvadores” de la sociedad.

Prepararse para las revoluciones por venir

M谩s all谩 de una simple descripci贸n, Kropotkin extrae lecciones para prepararse mejor para las revoluciones venideras. Es una historia de la Revoluci贸n vivida del lado del pueblo. Muestra las revueltas anteriores a 1789 por el hambre, los impuestos, las injusticias y el desorden que anima estos hechos. 鈥淒os grandes corrientes prepararon e hicieron la Revoluci贸n. Uno, el flujo de ideas, el flujo de nuevas ideas sobre la reorganizaci贸n pol铆tica de los estados, provino de la burgues铆a. El otro, el de la acci贸n, ven铆a de las masas populares, los campesinos, los proletarios de las ciudades, que quer铆an obtener mejoras inmediatas y tangibles en sus condiciones econ贸micas. Y cuando estas dos corrientes se encontraron, inicialmente con un prop贸sito com煤n, cuando se apoyaron mutuamente durante alg煤n tiempo, entonces fue la Revoluci贸n. La procrastinaci贸n de esta misma burgues铆a aparece en las p谩ginas, quiere destruir los poderes, los del Rey y de la Iglesia para conquistar el poder por s铆 misma. Entonces la gente, ella lo usa y es la sangre de la gente que fluye el 14 de julio de 1789 pero la misma sangre durante el tiroteo del 17 de julio de 1791, la Guardia Nacional disparando bajo la direcci贸n de Lafayette, cuando la gente quiere ir m谩s lejos.

Depende de la gente ganar su autonom铆a durante los eventos, despu茅s de lo cual ya es demasiado tarde, la gravedad social se hace cargo. “Una revoluci贸n es el derrocamiento r谩pido, en pocos a帽os, de instituciones que hab铆an tardado siglos en arraigarse en la tierra y que parec铆an tan estables, tan inmutables que los reformadores m谩s ardientes apenas se atrevieron a atacarlas en sus escritos. […] Finalmente, es el surgimiento de nuevas concepciones igualitarias de las relaciones entre ciudadanos, concepciones que pronto se convierten en realidades. Este es el momento del pueblo, como muestra Kropotkin, tras la huida del rey arrestado en Varennes, tras la invasi贸n del pa铆s por tropas extranjeras con los primeros emigrados y el Conde de Artois encabez谩ndolos. Pero la burgues铆a le tiene miedo al pueblo. Suprime los controles y equilibrios locales, a铆sla a los trabajadores al establecer la libertad de comercio e industria. Sin agrupaci贸n de trabajadores, quienes quedan individualmente ante el poder del dinero.

Esta Revoluci贸n es la de la propiedad. En la Declaraci贸n de Derechos Humanos se declara, y es el 煤nico, como derecho inviolable y sagrado. La venta de los bienes del clero y los nobles emigrantes sirve a la burgues铆a y nacen las fortunas. Sin embargo, esta misma Declaraci贸n contiene derechos esenciales para las personas, puntos de apoyo que encontramos en 1830, 1848, 1871 para quedarse en Francia.

驴Ya hab铆an anarquistas?

En estos hechos, Kropotkin percibe la presencia de anarquistas. No est谩n organizados en una agrupaci贸n. 鈥淪on revolucionarios esparcidos por toda Francia. Se entregaron en cuerpo y alma a la Revoluci贸n; entienden la necesidad de ello; les encanta y trabajan para ello. Algunos est谩n en relaci贸n con la Comuna de Par铆s, otros en los Cordeliers, en los Jacobins. 鈥淧ero su verdadero terreno es la secci贸n, y especialmente la calle. [鈥 Su medio de acci贸n es la opini贸n del pueblo [鈥 Su arma real es la insurrecci贸n. Con esta arma ejercen influencia sobre los diputados y el poder ejecutivo. Ser谩n la b锚te noire de la burgues铆a, la diatriba de Brissot contra ellos demuestra que la lucha est谩 ah铆. Necesitamos igualdad de derecho, pero tambi茅n de hecho, de lo contrario todo es una ilusi贸n. En 1791, Robespierre se expres贸 en este sentido: 鈥淟a comida que necesita la gente es tan sagrada como la vida. Todo lo que se necesita para mantenerlo es propiedad com煤n de toda la sociedad. Solo el excedente es de propiedad individual. Estas palabras recuerdan a _La conquista del pan_.

Atacada por todos lados, la Convenci贸n establecer谩 un sistema violento y sistem谩tico, el Terror con el que Kropotkin no podr铆a identificarse. Las columnas infernales en Vend茅e, los enviados pol铆ticos en las provincias, la eliminaci贸n de opositores, incluso aut茅nticos revolucionarios, con simulacros de juicios recuerdan los m茅todos de los reg铆menes totalitarios del siglo XX.

Despu茅s de Termidor [1794-1795], la Revoluci贸n lleg贸 lentamente a su fin a pesar de algunos trastornos como la conspiraci贸n de los Iguales de Babeuf. 鈥淯na revoluci贸n que se detiene a mitad de camino est谩 destinada al fracaso. “Sobre todo porque ella” permiti贸 que se contituyera un ‘gobierno fuerte’; y este gobierno hab铆a aplastado a los Enrages y puesto el orden de la mordaza sobre aquellos que se atrev铆an a pensar contra ese gobierno. Se crea un ambiente de acecho y represi贸n digno de la caza de los communards de 1871.

Pierre Kropotkin concluye su libro dando una gran lecci贸n de ciencia pol铆tica sobre la evoluci贸n inevitable de la sociedad humana: 鈥淟a humanidad camina paso a paso, y sus etapas han estado marcadas durante varios cientos de a帽os por grandes revoluciones. ”

[Post original en franc茅s en https://www.monde-libertaire.fr/?article=Une_lecture_anarchiste_de_la_Revolution_francaise. Traducido al castellano por la Redacci贸n de El Libertario.]




Fuente: Periodicoellibertario.blogspot.com