June 20, 2021
De parte de ANRed
194 puntos de vista


Se cumplen 15 a帽os de la sanci贸n de la Ley N潞 26.150 de Educaci贸n Sexual Integral, el 16 de Junio de 2006 se forjaba un icono hist贸rico para la educaci贸n argentina. Hablamos de una d茅cada y media, 180 meses, un significativo tiempo a partir del cual nos seguimos preguntando cuales son las barreras u obst谩culos que se  interponen entre el cumplimiento efectivo y el acceso real a un derecho. Por 脡rica Monta帽a y Natalia Voragini Weth *


Hoy en distintos niveles educativos se contin煤a observando desconocimiento, temores, resistencias, que evidencian avances y retrocesos de la vigencia de un derecho plasmado y puesto en acci贸n en una pol铆tica p煤blica que refleja 2 actualizaciones en sus contenidos, una en 2018 y otra en 2020. Estas actualizaciones son el resultado de la articulaci贸n entre investigaciones y acciones permanentes del activismo que mantienen la importancia del tema en la agenda p煤blica y pol铆tica de nuestro pa铆s.

Durante el periodo de mayo a octubre del 2020 se desarroll贸 de manera virtual, por cuestiones sanitarias de Covid-19 la 鈥淐apacitaci贸n en Asesor铆as de Salud Adolescente y Derechos para el Municipio de General Acha 鈥 La Pampa鈥, entre las/es/os 74 inscriptas/es/os recuperamos testimonios relevados en que compartimos en el presente art铆culo, intentando responder al interrogante planteado: 驴C贸mo abordan las concepciones tradicionales acerca de la ESI, que a煤n recorren las instituciones educativas  y que habitan el mundo adulto a cargo de garantizar el acceso a los derechos de las adolescencias escolarizadas?. Entendiendo que la manera pertinente y superadora para abordar esta problem谩tica es formar a ciudadanas/es/os comprometidas/es/os que busquen dar respuesta en su localidad a trav茅s de la construcci贸n y materializaci贸n del dispositivo de asesor铆a.

Una asesor铆a [1] es un modelo de atenci贸n centrado en la adolescencia y la juventud. Tiene como objetivo principal fortalecer la autonom铆a de las/les/los adolescentes para la toma de decisiones sobre su salud de manera libre, consciente e informada, basada en el paradigma integral. El prop贸sito de esta capacitaci贸n es interesar a las/les/los participantes en la fortaleza de crear espacios de asesor铆a en la localidad de General Acha, teniendo en cuenta sus contextos particulares y partiendo de los recursos existentes. Tanto el Ministerio de Salud como el Ministerio de Educaci贸n desde la sanci贸n de legislaciones como la 25.673, por la que se crea el Programa Nacional de Salud Sexual y Procreaci贸n Responsable [2] en el a帽o 2002, como la ley 26150 sobre Educaci贸n Sexual Integral, produjeron propuestas que apuntan a reconocer a la juventud y a la infancia como personas titulares de derechos, entre ellas las asesor铆as.

Educaci贸n Sexual Integral.

Reafirmaos que, la ESI es un derecho que obliga al Estado en todas sus formas a garantizar su acceso en establecimientos p煤blicos de gesti贸n estatal o privada, desde el nivel inicial hasta el superior de formaci贸n docente y de educaci贸n t茅cnica no universitaria; y se encuentra formalmente establecido en la ley nacional 26.150 [3] que, a partir de su sanci贸n en 2006, crea el Programa de Educaci贸n Sexual Integral para su implementaci贸n.

Cuando hablamos de educaci贸n sexual integral no nos referimos a un contenido y/o a una asignatura espec铆fica, sino que forma parte del proyecto educativo de la escuela y requiere de un trabajo articulado con los centros de Salud, las familias, instituciones p煤blicas y privadas, y organizaciones sociales. Tener la Ley no significa que est茅 presente en las escuelas, se requiere de significativos cambios a nivel cultural, social y educativo. Impulsar esos cambios es nuestra responsabilidad como ciudadanas/es/os, como a su vez, es responsabilidad del Estado.

La Educaci贸n Sexual Integral entiende a la sexualidad como una dimensi贸n de la vida de las personas que se desarrolla desde el nacimiento y que no se refiere solo a la genitalidad, sino que se vincula a varios aspectos, como los sentimientos y la afectividad, la identidad, formas de relacionarnos con otras/es/os y de experimentar placer, el ejercicio de los derechos sexuales reproductivos y no reproductivos, y el reconocimiento y cuidado del propio cuerpo y el cuerpo de la/es/os otras/es/os.

Veamos algunos testimonios:

En relaci贸n a la biograf铆a escolar y de formaci贸n 驴Recuerda si tuvo ESI en su  recorrido educativo y de formaci贸n (primaria-secundaria-superior)? 驴Alguna experiencia para relatar?鈥. La regularidad en las respuestas obtenidas, fue que no tuvieron ESI en la trayectoria  de la escolaridad primaria y secundaria. Del total de las personas que respondieron el 80% son docentes o profesoras/es, las respuestas est谩n relacionadas a tomar capacitaciones en la tem谩tica como parte de una decisi贸n personal de caracter铆sticas 茅ticas-profesionales y no porque los ejes de la ESI formaran parte de los contenidos de las asignaturas de la formaci贸n profesional.

Retomando la responsabilidad adulta (en los diferentes lugares que nos desempe帽amos) como parte de los procesos de restituci贸n de derechos, consideramos que es una exigencia 茅tico y pol铆tica la formaci贸n en ESI. La formaci贸n docente no puede quedar fuera de los procesos sociales que demandan actualizar los escenarios donde se hacen posible las estrategias de di谩logo, reconociendo la din谩mica propiciatoria de las transformaciones que operan en otros 谩mbitos de formaci贸n; llevando a sus protagonistas la intervenci贸n interdisciplinaria que contribuya a ampliar conocimientos y fortalecernos en el paradigma de los derechos y la perspectiva de g茅nero como posici贸n te贸rica superadora. Ante ello  algunos casos puntuales dec铆an:

鈥淒urante mi formaci贸n no tuve contacto con la ESI. Desde que comenc茅 a ejercer la docencia me capacit茅 continuamente en ESI para poder brindar m谩s y mejores herramientas a las y los estudiantes y lograr un abordaje integral en el aula.鈥 (S.M, docente 38 a帽os)

鈥淪i, en mi caso tuve ESI m谩s en profundidad en el nivel superior, ya que como futura docente tengo el derecho y obligaci贸n de saber al respecto, para el d铆a de ma帽ana poder implementar estos conocimientos a mis futuros alumnos. Me interesa mucho saber del tema, siempre trato de estar informada. Es por ello que esta capacitaci贸n me parece sumamente importante ya que va a servir m谩s a m铆 trayectoria acad茅mica.鈥 (M, S, estudiante 22 a帽os)

Desde el modelo integral entendemos a la sexualidad como una condici贸n subjetiva del mundo de las relaciones entre las personas, que resulta de la compleja articulaci贸n de las dimensiones biol贸gica, psicol贸gica, social, 茅tica, religiosa y emocional (Monta帽a, 2020). Durante el proceso de escolarizaci贸n estas dimensiones est谩n en constante construcci贸n subjetiva e identitaria, se integra en s铆 misma aspectos referidos a sentimientos, emociones, experiencias corporales, cognitivas y reproductivas.

En otros casos se pueden observar como 鈥渆l Derecho a la ESI鈥 recibido, fue sumamente de corte y segmentaci贸n biologicista:

鈥淣o, m谩s que los aparatos reproductores en biolog铆a.鈥 (G, C, ama de casa 41 a帽os)

鈥淓n mi educaci贸n primaria tuve en biolog铆a clases sobre reproducci贸n y 贸rganos femeninos-masculinos, en la escuela secundaria tuve charlas con especialistas sobre reproducci贸n y cuidados. En mi educaci贸n superior terciaria tuve una c谩tedra sobre ESI, en la cual conoc铆 la ley nacional, lo que esta implica, en mi formaci贸n universitaria tuve experiencias de ESI, con un amplio abanico de material te贸rico.鈥 (D.A, emprendedora e independiente 31 a帽os)

鈥淪i鈥 en la secundaria, pero todo era desde una perspectiva biologicista y heteronormal.鈥 (S.V, estudiante 24 a帽os)

Finalmente y en un grupo m谩s amplio, se encuentran quienes no recibieron ESI en ning煤n nivel formativo, lo cual nos genera mucha preocupaci贸n.

鈥淣o recuerdo haber recibido ESI.鈥 (G. F, enfermera 38 a帽os)

鈥淣o recuerdo que tuviera.鈥 (O.C, docente, formulario 45 a帽os)

鈥淣o, nunca lo aplique.鈥 (O.C, docente 27 a帽os)

鈥淣o. Siempre fue un tab煤.鈥 (S.A, empleada p煤blica 48 a帽os)

鈥淣o. En ning煤n momento.鈥 (L.C, administrativo 31 a帽os)

Luego, preguntamos: 驴Qu茅 entiende por Educaci贸n Sexual Integral?

En esta oportunidad podemos ver como nuevamente la mayor铆a de las respuestas coinciden con el tipo de educaci贸n sexual que recibieron, relacionada  con una perspectiva biologicista.

鈥淎quella que abarca el cuidado del propio cuerpo y el de los dem谩s en varios aspectos que van desde la alimentaci贸n, h谩bitos de higiene, sexualidad, percepci贸n del g茅nero.鈥 (H, M, docente 24 a帽os)

鈥淐贸mo el conjunto del cuidado del ni帽o.鈥 (M, R, G, docente 25 a帽os)

鈥淓ntiendo como manera de prevenci贸n y cuidado, desde una perspectiva integral de nuestro cuerpo en relaci贸n a la sexualidad.鈥 (M. V. V, empleada 48 a帽os)

Frente a estas respuestas entendemos que la mayor铆a aquellas/es/os que expresa no haber tenido ESI, la consideran como una materia que refiere o hac铆a hincapi茅 en el cuidado del cuerpo. Ello nos motiv贸 a trabajar en el m贸dulo 3 del curso de capacitaci贸n sobre el abordaje transversal e integral, encontr谩ndonos con respuestas acorde a lo que plantea la Ley y su esp铆ritu en la aplicaci贸n. Incorporando como noci贸n superadora, el concepto de 鈥渢ransversalidad鈥, haciendo referencia a que la misma representa pensar c贸mo transmitir contenidos democratizadores anclados en DDHH y Perspectiva de G茅nero, que dan respuesta a procesos socioeducativos. Por ello la consideramos concepto de 鈥渢ransversalidad鈥 (Monta帽a; Voragini Weth, 2020), haciendo referencia a que la misma representa pensar c贸mo transmitir contenidos democratizadores anclados en DDHH y Perspectiva de G茅nero, que dan respuesta a procesos socioeducativos.

鈥淓s una modalidad de educaci贸n sobre la salud sexual que incorpora o debe incorporar la perspectiva de g茅nero y la perspectiva de diversidad sexual para acompa帽ar a ni帽os/as y adolescentes en el proceso de construcci贸n de saberes en torno a sus necesidades.鈥 (V, P, Trabajadora Social 33 a帽os)

鈥淟a ESI es un derecho que debemos garantizar a ni帽as/os y adolescentes, abarca desde el conocimiento del propio cuerpo y cuidados hasta derechos en salud, sociales y prevenci贸n y salud sexual.鈥 (S.M, docente 32 a帽os)

鈥淟a Ley de ESI es muy importante para acompa帽ar a las infancias y juventudes en su proceso de escolaridad, pensando en su construcci贸n identitaria, para respetar y hacer valer sus derechos, para acompa帽ar/detectar y prevenir situaciones de abusos y violencias.鈥 (V.M. estudiante de Lic. en Ciencias de la Educaci贸n 22 a帽os)

鈥淓ntiendo c贸mo de sumo inter茅s tanto para chicos y chicas, aprendan a conocer su propio cuerpo, que puedan adquirir valores, actitudes y que sean responsables con respecto con la sexualidad, su derecho de identidad, etc.鈥 (M, N, bibliotecologa 40 a帽os)

En estos ejemplos citados se observa c贸mo las/les/los participantes se fueron apropiando de las nociones de ESI amplia y transversal, no solo a los espacios educativos, sino a todas las instituciones  y aprendiendo a  dejar de lado la mirada biologicista y apoy谩ndose en un paradigma m谩s integral.  Comprendiendo que eso parte constitutiva de un derecho de las personas, todas/es/os la/es/os actores somos part铆cipes en aplicar y garantizarla.

A Modo de Cierre: podemos anticipar que a煤n el tiempo transcurrido desde la sanci贸n e implementaci贸n de la Ley Nacional de Educaci贸n Sexual Integral N掳 26.150 (2006), en la actualidad todav铆a persisten concepciones de corte biologicista a la hora de hablar de sexualidad y de la aplicaci贸n de la ley. Estas concepciones requieren ser removidas desde una posici贸n filos贸fica anclada en el enfoque de derechos. La ESI es un Derecho Humano y como tal no lo podemos desconocer. Consideramos que es responsabilidad de cada una/e/o de nosotras/es/os formarnos y replantearnos una mirada transversal, integral y de internivel para acompa帽ar a las infancias y las adolescencias, brindando el acceso a la informaci贸n cient铆fica y acad茅mica con la finalidad de formar ciudadanas/es/os que establezcan v铆nculos sanos con alternativas y posibilidades de elecci贸n, con la capacidad de continuar indagando y explorando desde una mirada cr铆tica y participativa. Buscando la promoci贸n del desarrollo juvenil, entendiendo por ello la posibilidad de proveer, a trav茅s de relaciones interpersonales significativas en un ambiente seguro y confidencial, oportunidades para mejorar las habilidades para la vida de las/les/los j贸venes, necesarias para elegir y actuar conforme pr谩cticas del cuidado. Desde la Educaci贸n Sexual Integral se promueven saberes y habilidades para que chicas/es/os, puedan tomar decisiones conscientes y cr铆ticas en relaci贸n con el cuidado de su cuerpo, las relaciones interpersonales, la sexualidad y sus derechos.

Valorar los espacios de capacitaci贸n y formaci贸n para garantizar derechos, como es la plena aplicaci贸n de ESI,  es obligaci贸n y necesidad de todas, todes y todos, los y las ciudadanos y ciudadanas. Es una manera de sobresaltar las barreras de la desinformaci贸n, intereses religiosos, pol铆ticos, sanitarios, medi谩ticos, pero con la convicci贸n y la certeza de que ese es el camino.

[1] Ministerio de Salud de la Naci贸n 鈥 Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), 1藲 edici贸n, Buenos Aires, julio 2018. Asesor铆as en Salud Integral en Escuelas Secundarias. Lineamientos para la implementaci贸n

[2] Ley 25.673. Programa Nacional de Salud Sexual y Procreaci贸n Responsable (2002)

[3] Ley 26.150. Programa Nacional de Educaci贸n Sexual Integral (2006)

(*)Facultad de Ciencias Humanas-ULPamericamontana@gmail.comnattivw@hotmail.com





Fuente: Anred.org