January 19, 2021
De parte de La Haine
354 puntos de vista


Para el presidente del r茅gimen de EEUU George Bush padre, la Operaci贸n Tormenta del 鈥嶥esierto no tend铆a tanto a derrotar Irak como a instaurar un “Nuevo Orden Mundial”

Eso en coordinaci贸n con el 煤ltimo presidente de la URSS, Mija铆l Gorbatchov. Se trataba de mostrar que la URSS estaba agonizando y crear un mundo gobernado por EEUU, “garantizando” a los sovi茅ticos el respeto de sus intereses.

Hace 30 a帽os, durante la madrugada del 17 de enero de 1991, comenzaba en el Golfo P茅rsico la Operaci贸n Tormenta del Desierto, la guerra contra Irak que abr铆a la secuencia de guerras posteriores a la llamada guerra fr铆a.

EEUU y sus aliados inician aquella guerra en momentos en que -luego de la ca铆da del muro de Berl铆n- el Pacto de Varsovia y hasta la Uni贸n Sovi茅tica est谩n a punto de disolverse. Ese contexto crea una situaci贸n geopol铆tica totalmente nueva y EEUU traza una nueva estrategia para sacar de ella la mayor ventaja.

En los a帽os 1980, EEUU hab铆a respaldado el Irak del presidente Saddam Hussein durante la guerra contra el Ir谩n del ayatola Khomeini. Pero al final de aquella guerra, en 1988, EEUU teme que Irak llegue a desempe帽ar un papel predominante en la regi贸n. Washington recurre entonces nuevamente a la estrategia del 芦divide y vencer谩s禄: empuja Kuwait a reclamar el pago inmediato del cr茅dito que ese emirato hab铆a concedido a Irak y a perjudicar a este 煤ltimo pa铆s mediante la explotaci贸n excesiva del yacimiento de petr贸leo que se extiende bajo la frontera com煤n.

El 11 de septiembre de 1990, el presidente George Bush padre anuncia, durante una sesi贸n conjunta de las dos c谩maras del Congreso, el principal objetivo de guerra de EEUU en Irak: instaurar un Nuevo Orden Mundial sobre las ruinas de la URSS.

Despu茅s, Washington hace creer a Saddam Hussein que EEUU no intervendr谩 en su conflicto con Kuwait. Pero en julio de 1990, cuando tropas iraqu铆es invaden Kuwait, Washington monta una coalici贸n internacional contra Irak. Una fuerza de 750 000 efectivos -de los cuales el 70% son estadounidenses- es enviada a la regi贸n del Golfo bajo el mando del general estadounidense Norman Schwarzkopf.

Posteriormente, a partir del 17 de enero, EEUU y sus aliados utilizan contra Irak 2 800 aviones de guerra que realizan 110 000 misiones de bombardeo dejando caer sobre la poblaci贸n iraqu铆 250 000 bombas, incluyendo las llamadas “bombas de racimo” que liberan cada una gran cantidad de peque帽os artefactos antipersonales. Junto a la US Air Force estadounidense, participan en esos bombardeos aviones de las fuerzas armadas de Reino Unido, Francia, Italia, Grecia, Espa帽a, Portugal, B茅lgica, Pa铆ses Bajos, Dinamarca, Noruega y Canad谩. El 23 de febrero, las tropas de la coalici贸n inician la ofensiva terrestre con m谩s de medio mill贸n de efectivos, ofensiva que termina el 28 de febrero con un 芦alto al fuego temporal禄 proclamado por el presidente George Bush padre.

Inmediatamente despu茅s de la guerra del Golfo, en la Estrategia de Seguridad Nacional de EEUU emitida en agosto de 1991, Washington lanza a sus adversarios -y tambi茅n a sus aliados- un claro mensaje: 芦EEUU es el 煤nico Estado con una fuerza, un alcance y una influencia en todos los campos -pol铆tico, econ贸mico y militar- realmente mundiales. No existe ning煤n sustituto del liderazgo estadounidense禄.

La guerra del Golfo es la primera guerra en la que participa la Rep煤blica Italiana, bajo las 贸rdenes de EEUU y en violaci贸n del Art铆culo 11 de la Constituci贸n de Italia. La OTAN, aunque no participa oficialmente en esa guerra, pone sus fuerzas y bases a la disposici贸n de la agresi贸n. Meses despu茅s, en noviembre de 1991, el Consejo Atl谩ntico, siguiendo los pasos de la nueva estrategia de EEUU, lanza el 芦Nuevo Concepto Estrat茅gico de la Alianza禄. Y ese mismo a帽o, se presenta en Italia el 芦Nuevo Modelo de Defensa禄 que, invirtiendo lo estipulado en su Constituci贸n, afirma que la misi贸n de las fuerzas armadas italianas es 芦velar por los intereses nacionales donde quiera que sea necesario禄.

As铆 naci贸, con la guerra del Golfo, la estrategia que gu铆a las dem谩s guerras sucesivas bajo el mando de EEUU -Yugoslavia en 1999, Afganist谩n en 2001, Irak en 2003, Libia en 2011, Siria tambi茅n en 2011 y otras m谩s-, guerras presentadas como 芦operaciones humanitarias para exportar la democracia禄. Como prueba de lo “humanitarias” que son esas intervenciones tenemos los millones de muertos, de inv谩lidos, de hu茅rfanos y de refugiados iraqu铆es, resultado de la guerra del Golfo, que el presidente Bush padre calificaba en 1991 como 芦crisol del Nuevo Orden Mundial禄. A ellos se agrega un mill贸n y medio de muertos -entre ellos, medio mill贸n de ni帽os fallecidos- durante los siguientes 12 a帽os de “embargo” contra Irak, as铆 como las numerosas muertes provocadas por los efectos a largo plazo de las municiones de uranio empobrecido que EEUU utiliz贸 masivamente durante aquella guerra contra Irak, y todav铆a est谩n por contabilizar con precisi贸n los muertos que dej贸 la segunda guerra contra Irak, desatada por George Bush hijo en 2003.

En ese mismo 芦crisol禄 arder谩n tambi茅n los miles de millones de d贸lares asignados a la guerra. S贸lo para la segunda guerra contra Irak, la oficina del Congreso que se ocupa del presupuesto estima que EEUU dedic贸 a esa agresi贸n unos 2 000 millones de d贸lares.

Eso es lo que hay que debemos tener en mente cuando, dentro de poco, ciertos personajes vengan a recordarnos, a trav茅s de los grandes medios de difusi贸n, el 30潞 aniversario de la “Guerra del Golfo”, 芦crisol del Nuevo Orden Mundial禄.

il Manifesto




Fuente: Lahaine.org