September 28, 2021
De parte de ANRed
277 puntos de vista


En este momento, el colectivo Justicia por Andrés Núñez impulsado por Mirna Gómez, quien fue su pareja junto a amigos y organizaciones políticas realiza una jornada con micrófono abierto, música en vivo y la pintada de un mural en 13 entre 61 y 62. «A 31 años del secuestro, asesinato y desaparición de Andrés, sus familiares y amigos ratificamos nuestra voluntad inquebrantable de buscar juicio y castigo a todos los responsables de los hechos» dice el comunicado que exige justicia por el joven desaparecido en democracia. Por ANRed

«Pasan los gobiernos y la impunidad se mantiene». A más de tres décadas de la desaparición forzada seguida de muerte de Andrés, familiares y organizaciones siguen exigiendo juicio y castigo a todos los responsables, con especial énfasis en la captura del exfuncionario policial Pablo Martín Geréz.

La madrugada del 28 de septiembre de 1990 Andrés, un joven trabajador que vivía en Villa Elvira, fue acusado del robo de una bicicleta. «Es la excusa perfecta para descargar toda la maquinaria asesina de la Maldita Policía bonaerense».

Al día de la fecha, en la causa que recién cinco años después de la desaparición lograron encontrar el cuerpo, y veinte años después sentaron en el banquillo a algunos de sus asesinos, hoy sólo hay dos detenidos: Alfredo González y Luis Raúl Ponce condenados a perpetua por secuestro y torturas seguidas de muerte. Otro de los asesinos, el ex comisario Víctor Dos Santos, falleció en la cárcel el año pasado. Mientras que otro de los máximos responsables del asesinato de Andrés, el ex oficial inspector de la Brigada de Investigaciones de La Plata y el que dirigió todo el operativo esa noche del 27 de septiembre de 1990, Pablo Martín Gérez sigue caminando libremente por las calles.

«No olvidamos que fue quien comandó a todo el grupo operativo, aportó la conexión para proveer el campo de General Belgrano donde descuartizaron, quemaron y enterraron a Andrés» señalan.

Además, el comunicado expresa: «Exigimos la inmediata fecha del juicio contra los 4 policías encubridores, también torturadores porque estando presentes en el lugar no frenaron esos golpes que llevaron a la muerte a Andrés.Ellos son Pedro Costilla, Ernesto Zavala, César Carrizo y Gustavo Veiga».

Las organizaciones antirrepresivas como el Colectivo Contra el Gatillo Fácil exponen que «Pablo Martín Geréz es primo del máximo responsable político del fusilamiento de Darío Santillán y Maximiliano Kosteki por parte la maldita Policía Bonaerense en 2002, Eduardo Duhalde, continúa gozando de su impunidad, y mostrándonos su poder al seguir presentando notas en la causa solicitando la prescripción de la causa cuando ya la Corte Suprema bonaerense confirmó la imprescriptibilidad de esta causa debido a “la gravedad de violación de los derechos humanos”».

A más de tres décadas de la impunidad que goza el mayor responsable del secuestro y desaparición forzada de Andrés Núñez, desde la organización también señalan la falta de voluntad politica para capturar a Geréz y exponen «hay miles de pibes rebalsando las cárceles detenidxs por causas armadas, pero un exfuncionario policial que cometió un delito de lesa humanidad lo siguen manteniendo en libertad»

En ese sentido destacan «Solo con la lucha de Mirna, sus familiares, amigxs y organizaciones políticas hemos mantenido la causa abierta y peleado para que los asesinos cumplan cárcel efectiva ya que han realizado diversas presentaciones pidiendo beneficios de salidas. Tampoco olvidamos que Ponce estuvo prófugo por 20 años, y capturado en 2012 “equivocadamente” por llevar el nombre de un genocida también prófugo de la justicia santafesina. Y mucho menos olvidarnos que fue nombrado por Jorge Julio López en su testimonio del 2006 sindicándolo como el policía que conducía el móvil el día de su primer secuestro el 27 de octubre de 1976 durante el último golpe genocida».





Fuente: Anred.org