September 21, 2021
De parte de Vamos Hacia La Vida
364 puntos de vista


NO OLVIDAMOS la lucha de nuestra clase por recuperar su vida, tomando f谩bricas y campos, debatiendo acerca de nuevas formas de existencia sin explotaci贸n.

NO OLVIDAMOS el enorme y heterog茅neo despliegue de actividad proletaria que ven铆a en ascenso desde los 60 y que, al contrario de la mitolog铆a partidista, no ten铆a como principal objetivo la disputa en el terreno electoral.

NO OLVIDAMOS la labor reaccionaria de la socialdemocracia representada en la UP, que hizo todo lo posible por desactivar y controlar al proletariado para poder negociar con los partidos tradicionales de la burgues铆a y desarrollar su proyecto capitalista etiquetado de socialismo.

NO OLVIDAMOS que el gobierno de la UP no confi贸 jam谩s en el proceso revolucionario, siendo Allende quien decret贸 la ley de control de armas, desarmando al proletariado m谩s combativo, dej谩ndolo sin capacidad de profundizar la ruptura y resistir la contrarrevoluci贸n.

NO OLVIDAMOS a los partidos que hoy rasgan vestiduras por la democracia pero que no dudaron en apoyar la brutalidad militar contra nuestra clase.

NO OLVIDAMOS tampoco que democracia y dictadura no se oponen, sino que son diferentes y complementarias formas en las que el Estado lleva a cabo la dominaci贸n social.

NO OLVIDAMOS a los miles de compa帽eros y compa帽eras que sufrieron persecuci贸n, tortura, asesinato y desaparici贸n.

NO OLVIDAMOS que las condiciones de miseria contra las que se levant贸 nuestra clase son producidas por la misma din谩mica social que genera la miseria de hoy: las relaciones sociales capitalistas, que producen y se alimentan de la alienaci贸n f铆sica y psicol贸gica, que condena al hambre, enfermedad, aislamiento y muerte a la inmensa mayor铆a de la humanidad proletarizada, que precisa y mantiene la jerarquizaci贸n sexual y toda la violencia asociada a 茅sta.

NO OLVIDAMOS porque es nuestra historia. Pero por, sobre todo, NO OLVIDAMOS porque vemos repetirse en nuestros convulsivos tiempos muchos de estos elementos.

La mitolog铆a de la izquierda del capital ve en el periodo 70-73 la asunci贸n de un gobierno que, apoyado por una marea popular, pretend铆a alcanzar pac铆ficamente el socialismo (un pacifismo que no ten铆a asco alguno en reprimir trabajador@s, allanar f谩bricas ocupadas o encarcelar, torturar y asesinar revolucionari@s), con grandes h茅roes que hoy recuerda con empalagosa nostalgia, realzando especialmente la figura de Allende.

Pero las luchas del proletariado en nuestra regi贸n estaban en sinton铆a con la oleada revolucionaria que sacud铆a a todo el planeta en aquellos a帽os, y contra ellas la clase capitalista opon铆a una variedad de respuestas. Entre la desarticulaci贸n del reformismo (que no excluy贸 la represi贸n violenta) y la sanguinaria masacre militar, no hay quiebre sino continuidad en la labor represiva del Estado.

Hoy, luego de una revuelta impresionante, el partido del orden en bloque pacta un 鈥淎cuerdo por la Paz鈥 cuyo fin expl铆cito es apagar el incendio desatado por la rabia y la creatividad de l@s dominad@s.

Buena parte de la izquierda entra de todas formas al juego, pretendiendo 鈥渄esbordar鈥 un proceso fabricado precisamente para el encauzamiento y la represi贸n.

No alentemos m谩s derrotas, no fomentemos m谩s delirios. Vamos m谩s all谩. Vamos hacia la vida.

NUESTRA MEMORIA ES UN ARMA CARGADA DE FUTURO

Descarga PDF




Fuente: Hacialavida.noblogs.org