April 13, 2021
De parte de Valladolor
864 puntos de vista

Hay hombres que luchan un dia y son buenosHay otros que luchan un a├▒o y son mejores. Hay quienes luchan muchos a├▒os y son muy buenos. Pero hay los que luchan toda la vida: esos son los imprescindibles.

En estos d├şas, hemos recibido duras noticias… Se nos ha muerto Gaspar, compa├▒ero infatigable del Comit├ę de Solidaridad de los Trabajadores; ha muerto tambi├ęn Paco Batic├│n, compa├▒ero cenetista de tantas ocasiones (por encima siempre de tantas diferencias tambi├ęn)… nuestra compa├▒era no se va pero ya no est├í… y todo nos nubla y nos jode y son tantas tantas lass tristezas que nos han estado acompa├▒ando y nos acompa├▒an en estos tiempos… Pero en todo hay que seguir: LUCHAR. VIVIR. Y recordarles. Como siempre decimos, pero ahora m├ís que nunca, EL MEJOR HOMENAJE es CONTINUAR LA LUCHA. Hasta el final.

A Gaspar y a Paco, seguramente, los conocimos en la misma ocasi├│n (o en una parecida), en aquellas reuniones todav├şa clandestinas, reuniones de “seguridad”, que se realizaban en un local de una parroquia o en alg├║n espacio al efecto, siempre discreto, siempre especial. Las reuniones las convocaba el Comit├ę de Solidaridad de los trabajadores de Valladolid, comit├ę nacido en Fasa Renault que a lo largo de los 80 y 90 se fue acercando a los movimientos sociales de los que form├íbamos parte.

Nosotros ├ęramos solo unos adolescentes radicalizados que pens├íbamos que pintando un banco est├íbamos iniciando la revoluci├│n, por lo menos. All├ş aprendimos mucho, much├şsimo, sino todo. Cuestiones de organizaci├│n, de seguridad, la verdadera solidaridad de clase, la manera de movernos, de actuar, la forma de vivir y de luchar. 

En esas reuniones estaba tambi├ęn Paco Batic├│n, recientemente fallecido. Paco era de CNT, pero siempre estuvo all├ş, siempre particip├│ de aquellas reuniones junto a los compa├▒eros del Comit├ę. Por encima de la ideolog├şa de cada cual estaba la lucha de clase, la unidad de la clase obrera en su combate contra el patr├│n, la polic├şa, contra los capitalistas. No recuerdo las fechas de aquellas reuniones, pero corr├şan los a├▒os 90 y los chavales (punkis) nos dedic├íbamos a intentar okupar una casa… y all├ş estaban “los viejos”, nuestros mayores, para apoyarnos y solidarizarse con cualquier lucha y causa que se moviera. Y ah├ş han seguido estando hasta ayer mismo, cuando la enfermedad o la muerte se les ha llevado.

Una de las ├║ltimas veces que vi a Gaspar, estuvimos repartiendo panfletos en las puertas de montajes en Renault. Gaspar, de gran cuerpo, gran bigote y gran alegr├şa, lo que antes se dec├şa un campechano de verdad (hasta que apareci├│ el Juancarlos campechano, volviendo negativo lo que siempre fue un valor de la persona). Gaspar, con su vino tinto y su voz. Gaspar con su compa├▒├şa y su claridad… ese Gaspar que a la vuelta del reparto nos contaba los sabotajes que hac├şan “los mayores” (sus mayores) cuando ├ęl entr├│ en Renault. Y esto es lo importante: somos puntos de una gran historia, somos los peque├▒os filamentos que forman el gran hilo rojo de la historia. 

Porque la lucha de la clase trabajadora est├í hecha de hilos rotos que se anudan unos a otros para formar ese hilo rojo. Porque a Gaspar sus mayores le pasaron la antorcha… como ├ęl (y otros tantos como ├ęl, a los que desde aqu├ş mandamos nuestro calor y nuestro amor revolucionario) nos la pasaron a nosotros y nos la han seguido pasando cada vez que colaboraban o repart├şan o pegaban carteles o saltaban…  junto a nosotros, los que entonces ├ęramos j├│venes. Y que ahora intentamos pasar la misma antorcha… en este mundo cada vez m├ís complicado, m├ís loco, m├ís represivo… pero tambi├ęn (aunque no podamos verlo) m├ís cerca del final por el que todos hemos luchado: la revoluci├│n social, la abolici├│n de la sociedad de clases, la propiedad privada y el trabajo asalariado.

Como dijeron los compa├▒eros que hu├şan tras la “derrota” de la Comuna de Par├şs: hemos sido vencidos, NUNCA DERROTADOS. Porque mientras la antorcha pasa, de una generaci├│n a otra, de unas manos proletarias a otras manos proletarias, la LUCHA VIVE, nada termina. El movimiento que supera el orden existente crece y se desarrolla…. hasta realmente superar el mundo del capital y el estado.

D.E.P. 

GASPAR, PACO, hermanas, hermanos…

¡tenemos un mundo nuevo en nuestros corazones, y está creciendo en este instante!




Fuente: Valladolorentodaspartes.blogspot.com