October 7, 2021
De parte de Indymedia Argentina
355 puntos de vista


Lito fue victima de gatillo fácil, un delito que se lleva la vida de una persona cada 20 hs.

Néstor “Lito” Costilla tenía 28 años y cinco hijes cuando fue asesinado por la Policía Local de La Plata el 7 de octubre de 2020. Su muerte ocurrió cerca de la medianoche, en las inmediaciones de 524 y 121 de la localidad de Tolosa, cuando fue embestido por dos motocicletas policiales. Era repartidor en la parrilla “La Posta del Zorzal” de 120 y 531 y también iba a bordo de una moto de menor cilindrada, cuando ocurrió el hecho.

Lito era una persona respetuosa, amiguera y muy querida; trabajaba bajo sol y bajo lluvia; en el barrio se juntaba con todo el mundo y en las paredes de Tolosa se pueden ver pintadas que lo recuerdan y piden justicia.

Este jueves 7, al cumplirse un año del asesinato del joven, a las 16:30 familiares, amigos y vecines se concentrarán en la plaza Moreno de La Plata para exigir justicia y marchar a la gobernación de la provincia de Buenos Aires.

Por la muerte del joven están implicados tres agentes policiales: Damián Aquino, Sergio Martínez y Mauricio Rodríguez. En la actualidad están sin trabajar, pero perciben su sueldo.

Daiana, es la hermana menor de Lito, y se ha puesto al frente en la lucha por revelar la verdad sobre los sucesos ocurridos aquella noche trágica del 7.

A las 23:45 de ese día una vecina le avisa que su hermano había tenido un accidente y estaba segura de que había perdido la vida. “Cuando llegamos al lugar vemos la moto y el cuerpo de Lito, y le pedimos explicaciones a la policía que estaba ahí”. La versión que le dan los uniformados es que venía a alta velocidad, agarro un pozo y cayó despedido de la moto.

“Los vecinos nos dijeron que eso no era así y que esos tres efectivos estaban persiguiendo a Lito”, dijo Daiana. A partir de esa hipótesis, al otro día, la familia del joven empieza a pedir las grabaciones de las cámaras de seguridad. “Dos motos de la Policía Local con tres efectivos lo venía siguiendo con mucha saña hacia 20 cuadras, agarrando en contramano la rotonda de la autopista Buenos Aires-La Plata, apagando las luces de sus motos y sin dar aviso lumínico”.

Los tres agentes terminaron con la vida del joven y escaparon del lugar. Medina y Martínez se van por la calle 525; y Aquino sigue hasta 528 y luego regresa a donde estaba el cuerpo de Lito.

“A un año de su asesinato hemos logrado un cambio sumamente importante en la causa, que sea considerada Delito Doloso”, dijo la hermana.

La causa está en manos de la Unidad Fiscal de Investigaciones N° 16 a cargo de Juan Cruz Condomí Alcorta, el mismo fiscal que mientras reprimían y desalojaban a les vecines de Guernica se sacó una polémica selfie y la subió a sus redes.

“A un año seguimos luchando y no vamos a bajar los brazos. Lo único que queremos es justicia, que se sepa la verdad y que estos tres efectivos paguen por lo que hicieron. Que los llamen a indagatoria y que se hagan cargo de haberle quitado la vida a mi hermano”, sentenció Daiana.

Los datos de la Coordinadora Contra la Represión Policial e Institucional (CORREPI), afirman que las muertes en mano de los agentes de seguridad escalaron en los últimos años, y según su último archivo, entre el 10 de diciembre de 2019 y el 19 de noviembre de 2020, se cometieron 411 asesinatos.

Una persona fue asesinada por gatillo fácil cada 20 horas. Lamentablemente Lito es uno de ellos.


Fuente: http://folweb.com.ar/nota/1990/a_un_ano_del_asesinato_de_lito_saldran_a_la_calle_para_exigir_justicia/




Fuente: Argentina.indymedia.org