October 6, 2021
De parte de Kurdistan America Latina
277 puntos de vista


La Administración Autónoma del Norte y el Este de Siria (AANES) declaró el domingo pasado un confinamiento general debido al aumento del número de casos de Covid-19 en la región. La junta sanitaria del autogobierno tomó importantes medidas para proteger a las y los ciudadanos del coronavirus.

El organismo de salud, se firmó un acuerdo con las organizaciones sanitarias en coordinación con la Media Luna Roja Kurda, para llevar la vacuna contra el coronavirus a la región. El portavoz de la co-presidencia de la Junta de Salud, Mehmud El-Ebdullah, informó que hasta ahora 55.000 vacunas llegaron al norte y el este de Siria.

“La Junta ha determinado una estrategia para las vacunas –puntualizó el funcionario-. El primer grupo a vacunar es el de los trabajadores sanitarios, porque son los que están más en contacto con los pacientes y los ciudadanos”.

El-Ebdullah agregó que ya se vacunaron a adultos con problemas cardíacos y diabetes. Además, indicó que en toda la región se instalaron 15 centros de vacunación. “Hay ayuda y coordinación entre nosotros y la mesa de crisis para atender todas las necesidades de los ciudadanos, y mantener las calles y panaderías abiertas a ciertas horas”.

Debido a la propagación del coronavirus en la región del Éufrates, la AANES abrió un centro de salud especial de 100 camas para pacientes en la ciudad de Kobane, el 1 de agosto de 2020.

Según los datos y estadísticas recibidos de la administración del hospital especializado, 765 personas se infectaron con coronavirus y dos de ellas perdieron la vida en septiembre.

El médico Eli Şahin, especialista en medicina interna, explicó que “la cuarta ola de coronavirus se está extendiendo. Hemos observado cinco o seis semanas entre cada ola. Esta frecuencia depende de la atmósfera y las condiciones climáticas. El Covid-19 es similar a contraer un resfriado; si los síntomas son leves, los pacientes pueden recuperarse por sí mismos. Por otro lado, un paciente que desarrolle síntomas graves debe ser tratado en un hospital”.

Por su parte, Ebi Eli, del Departamento de Vacunación de la Media Luna Roja Kurda en Kobane, expresó que “el año pasado, el 5 de julio, recibimos 500 vacunas contra el coronavirus y vacunamos al personal médico en todos los centros de salud. Posteriormente, inoculamos a los farmacéuticos y médicos independientes. Además, vacunamos a 30 personas que trabajan para instituciones de la Administración Autónoma, como panaderías y municipios”.

“Solo nos quedan 50 vacunas. Cuando recibamos el segundo lote, vacunaremos a los grupos de ancianos, después de lo cual comenzaremos a trabajar para la vacunación de todos”, advirtió.

FUENTE: ANHA / ANF / Edición: Kurdistán América Latina

<!–

–>




Fuente: Kurdistanamericalatina.org