June 19, 2021
De parte de Nodo50
188 puntos de vista


M谩s de 740 personas han muerto en lo que va de a帽o intentando cruzar el Mediterr谩neo en busca de un lugar seguro. El r茅gimen fronterizo de la UE les oblig贸 a tomar rutas migratorias peligrosas, a menudo en embarcaciones no aptas para la navegaci贸n; adem谩s, reclut贸 a los pa铆ses vecinos para que les detuvieran en su camino; les recibi贸 con violencia y rechazo; o se neg贸 a rescatarles, abandon谩ndoles a ahogarse en el mar.

Estas son vidas perdidas por la obsesi贸n de la Uni贸n Europea por reforzar las fronteras en lugar de proteger a las personas. 驴A qu茅 costo? Las pol铆ticas de la fortaleza Europa han asesinado a m谩s de 40.555 personas desde 1993. Abandonadas a su suerte en el Mediterr谩neo, el Atl谩ntico y el desierto, baleadas en las fronteras, muertas por suicidio en los centros de detenci贸n, torturadas y asesinadas despu茅s de ser deportadas 鈥揕a UE tiene sangre en sus manos.

En el centro de esta violencia est谩 la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas Frontex 鈥搇a fuerza de polic铆a fronteriza de la UE. En sus 15 a帽os de existencia, Frontex ha sido tanto 谩vida promotora como principal ejecutora de las violentas pol铆ticas europeas contra las personas que se desplazan. Aunque a menudo se esconde del escrutinio p煤blico, en meses pasados una serie de investigaciones por periodistas y grupos de derechos humanos han puesto a Frontex en el foco de la atenci贸n p煤blica. Numerosas pruebas han puesto de manifiesto que la fuerza fronteriza de la UE est谩 implicada en repetidas ocasiones en devoluciones ilegales y violaciones de los derechos humanos.

Estas revelaciones no son coincidencias desafortunadas, malentendidos o incidentes aislados. Son la punta del iceberg y el resultado inherente al r茅gimen fronterizo militarizado de la UE. Cada muerte en la frontera y cada caso de violencia es una pol铆tica de la propia UE, por elecci贸n y por dise帽o.

Frontex se ha asegurado un presupuesto de 5.600 millones de euros hasta 2027 y, para entonces, tendr谩 su propio ej茅rcito de 10.000 guardias fronterizxs armadxs; tambi茅n tendr谩 m谩s poderes que nunca para coordinar las deportaciones en toda la UE. Mientras tanto, Europa ha construido ya m谩s de 1.000 kil贸metros de muros y vallas fronterizos. Las fronteras militarizadas de la UE se sustentan en una vigilancia intensa e invasiva y est谩n conectadas por bases de datos llenas de informaci贸n personal 鈥揵iom茅trica鈥. Para impedir que las personas lleguen siquiera a suelo europeo, se presiona fuertemente a terceros pa铆ses para que act煤en como guardias fronterizos de avanzada.

Estas pol铆ticas se basan en una narrativa que enmarca la migraci贸n como un problema de seguridad, describiendo a las personas desesperadas que se desplazan como una amenaza. Han sido dise帽adas en estrecha colaboraci贸n con la industria militar y de seguridad, que est谩 obteniendo miles de millones de euros de beneficios como resultado.

Estas pol铆ticas no protegen vidas. Las ponen en peligro. Alimentan el ascenso de la extrema derecha en toda Europa, refuerzan el racismo y se basan en siglos de colonialismo, opresi贸n y explotaci贸n.

Al mismo tiempo, la Uni贸n Europea sigue contribuyendo a las causas fundamentales de la migraci贸n, desde la exportaci贸n de armas hasta la extracci贸n de recursos y su responsabilidad en la crisis clim谩tica.

La fortaleza Europa nos llena de verg眉enza, suprime los derechos e impide la justicia. Pero no tiene por qu茅 ser as铆.

Hoy, activistas y organizaciones de dentro y fuera de la UE se unen con una sola demanda: Abolir Frontex y el sistema que encabeza.

No queremos ver m谩s vidas perdidas en el mar o en el desierto; vidas desperdiciadas en campos de detenci贸n o de refugiados inhumanos. Nos oponemos a un mundo cada vez m谩s dividido por fronteras fortificadas para proteger la riqueza de lxs ricxs de la desesperaci贸n y la justa ira de lxs pobres y oprimidxs.

Creemos en la libertad de circulaci贸n para todxs; en proporcionar apoyo y refugio a las personas que se desplazan, y en trabajar por un mundo en el que las personas ya no se vean obligadas a huir de sus hogares y puedan vivir donde decidan.

En este contexto, no se puede reformar Frontex. Debe ser abolida. Lxs firmantes de esta carta nos comprometemos con este objetivo. No hay excusas, investigaciones o procedimientos de reforma a medias que puedan justificar la existencia de Frontex.

Exigimos que se desmantelen las estructuras y pol铆ticas que causan la violencia y la muerte. En su lugar, debemos construir un sistema que garantice la justicia y la seguridad para todxs. Exigimos la abolici贸n de Frontex y el fin del r茅gimen de fronteras de la UE que representa.

————–

Para conocer m谩s de esta campa帽a, puede informarse aqu铆




Fuente: Ctxt.es