May 4, 2021
De parte de CGT-LKN Euskal Herria
170 puntos de vista


Convocada Asociaci贸n de Vecinos de Baskonia Larrazabal de Basauri junto a Batu Elkarlaguntza Sarea, varias decenas de personas se concentraron en solidaridad con Femando, un vecino de Larrazabal (Basauri) que, hoy por hoy, vive en una furgoneta (sin agua ni luz) abandonada en el parking del barrio.

Tanto en diciembre de 2020 como en Marzo de 2021, Femando ejerce su derecho de solicitar el padr贸n en el Ayuntamiento de Basauri y en ninguna de las dos solicitudes ha recibido una respuesta formal por parte del Ayuntamiento de Basauri.

Entre marzo y abril, Fernando recibe reiteradas visitas por parte de la Polic铆a Municipal de Basauri, en m谩s de una ocasi贸n junto a la Concejala de Seguridad del mismo Ayuntamiento. En estas visitas, le chantajean con la opci贸n de empadronarse en Bilbao. La Polic铆a Municipal se encargar铆a de trasladar la furgoneta a Bilbao.

El anterior domingo, 20 de abril, la Polic铆a Municipal y la Concejala de Seguridad le hacen creer a Femando que hay una denuncia del propietario, y, por lo tanto, el lunes, 21 de abril, deberla de abandonar el veh铆culo. El mismo lunes, la Polic铆a Municipal vuelve a acosar a Fernando otra vez con esa supuesta denuncia, sin presentar ning煤n documento que as铆 lo certifique. Le amenazan con que esa misma tarde le van a desahuciar de la furgoneta, la que es su vivienda.

A la tarde, dos agentes aparecen de nuevo para notificarle (formalmente y por escrito, por primera vez) de que le han abierto una investigaci贸n por 鈥渁propiaci贸n indebida鈥 de la furgoneta, abandonada desde hace m谩s de un a帽o. A d铆a de hoy, no hay constancia de ninguna denuncia en los juzgados de Basauri y Bilbao. Se sabe que la Polic铆a Municipal ha tratado de contactar al due帽o, para que ponga la denuncia.

Para la Asociaci贸n de Vecinos de Baskonia Larrazabal de Basauri junto a Batu Elkarlaguntza Sare consideran que el Ayuntamiento de Basauri prefiere echar a un vecino de su casa antes que concederle su derecho al padr贸n social.

Share



Fuente: Cgt-lkn.org