January 20, 2022
De parte de Trochando Sin Fronteras
22 puntos de vista

«Mientras desde el Estado se presenta la profundización de la militarización como respuesta a la crisis humanitaria, los líderes sociales y defensores de derechos humanos son asesinados en total indefensión, a consecuencia del conflicto político, social y armado.»

En Arauca capital fue asesinado José Abelino Pérez Ortiz. José era defensor de derechos humanos integrante de la Fundación Joel Sierra.

Abelino fue asesinado mientras hacía su trabajo como moto carguero, medio de trabajo  y subsistencia para su familia. El defensor de derechos humanos había sufrido la persecución del Estado. En 2021 fue judicializado, producto de un monje judicial con un arma implantada en su casa de habitación en Tame, Arauca, durante un allanamiento. Este montaje lo tuvo tras la rejas desde abril a agosto.

En febrero 16 de 202, Wilintong Gabriel Pérez Ortiz, sobrino de la víctima fue asesinado él  en el barrio El Cielo del municipio de Tame. Por estos hechos y ante el acoso de la fuerza pública y la fiscalía este se desplazó hasta Arauca capital donde hoy fue asesinado.

Dos días antes, en el barrio La Libertad del municipio de Arauquita, fue asesinado, el cultor, Miguel Matus Caile. Miguel era afiliado a la Asociación Nacional Campesina José Antonio Galán Zorro e integrante de la Asociación de Padres de Familia del Colegio Juan Jacobo Rousseau.

La Joel Sierra luego de los dos hechos emitió pronunciamientos en los que rechaza los asesinatos de estos dos líderes y defensores de los derechos humanos. «En este camino de lucha en defensa de los derechos humanos y la transformación de la sociedad hacia ese otro mundo posible, la Fundación Joel Sierra, sigue colocando una cuota importante de muertos y sufrimientos…» También, reafirmaron su decisión de continuar esta misión de la defensa de la vida y los derechos humanos en los territorios.

«El compañero José Abelino, se convertirá en nuevo faro para guiar nuestras sendas, permanecerá en nuestras mentes y corazones, se ha ganado la trascendencia con su ejemplo y valor como todos los héroes y mártires de este proceso social.»

Además, en Arauquita y Saravena, 17 y 19 de enero respectivamente ocurrieron otras tres muertes violentas. Hechos en los cuales fue asesinado Jorge Eliécer Soto Jiménez y los jóvenes Juan José Hernández y Josdeivis Bracho, ambos de 25 años de edad, de nacionalidad venezolana.

En la alerta la Joel Sierra reiteró la exigencia al Estado colombiano a cumplir su obligación de proteger la vida e integridad del liderazgo social, sus organizaciones, programas y proyectos. Extendió además un llamado a los actores del conflicto armado a dejar por fuera de sus acciones a la población civil, y determinarse por las normas y principios del Derecho Internacional Humanitario.




Fuente: Trochandosinfronteras.info