July 24, 2021
De parte de La Haine
290 puntos de vista


La bomba at贸mica ha dejado de ser el arma excepcional que permiti贸 a EEUU forzar la capitulaci贸n de Jap贸n. La calidad es ahora m谩s importante que la cantidad

En la base de Redzikowo, en Polonia, han comenzado los trabajos para la instalaci贸n del sistema Aegis Ashore, con una inversi贸n que sobrepasa los 180 millones de d贸lares. Esta ser谩 la segunda base de misiles estadounidense que se instala en Europa. La primera fue la de Deveselu, en Rumania, que alcanz贸 su fase operacional en 2015.

Oficialmente, la funci贸n de esas bases ser铆a proteger las tropas de EEUU estacionadas en Europa y las fuerzas de los miembros europeos de la OTAN gracias al 芦escudo antimisiles禄 estadounidense dotado de misiles interceptores SM-3, protecci贸n oficialmente necesaria debido a 芦amenazas actuales de misiles bal铆sticos provenientes del exterior del 谩rea euroatl谩ntica禄.

A esas dos instalaciones terrestres se agregan 4 nav铆os dotados del sistema Aegis. Esas 4 unidades navales de la marina de guerra de EEUU (US Navy), desplegadas en la base espa帽ola de Rota, se mueven constantemente por el Mediterr谩neo, el Mar Negro y el Mar B谩ltico. La US Navy dispone actualmente de unas 120 unidades navales de superficie equipadas con el sistema Aegis.

Tanto los nav铆os como las instalaciones terrestres equipadas con el sistema Aegis disponen de lanzadores verticales Mk-41. Fabricados por la firma estadounidense Lockheed Martin, estos lanzadores son tubos verticales instalados en el cuerpo del nav铆o o en b煤nkeres subterr谩neos.

Pero, seg煤n la documentaci贸n de Lockheed Martin, estos lanzadores pueden ser utilizados para disparar misiles para cualquier tipo de misi贸n, o sea misiles antimisiles o antia茅reos as铆 como misiles antibuques, antisubmarinos… y tambi茅n misiles de ataque contra blancos terrestres. Los lanzadores Mk-41 son utilizables para cualquier tipo de misiles, incluyendo 芦los de ataque de largo alcance禄, como los misiles crucero Tomahawk, que pueden llevar ojivas nucleares.

En otras palabras, es imposible saber con qu茅 tipo de misiles est谩n equipados los lanzadores verticales instalados en la base Aegis Ashore de Deveselu, en Rumania, o cu谩les ser谩n desplegados en la nueva base que se construye en Polonia. Tampoco se sabe qu茅 misiles hay a bordo de los nav铆os estadounidenses que navegan al borde de las aguas territoriales de Rusia.

Naturalmente, al no disponer de esa informaci贸n, Mosc煤 parte del principio de que lo que tiene enfrente son misiles de ataque nuclear. Lo mismo sucede en el este de Asia, donde nav铆os de la S茅ptima Flota de EEUU equipados con el sistema Aegis navegan en el Mar de China Meridional. Los principales aliados de EEUU en esa regi贸n (Jap贸n, Sudcorea y Australia) tambi茅n tienen buques de guerra equipados con el sistema estadounidense Aegis.

Pero el sistema Aegis no es el 煤nico sistema de misiles que EEUU est谩 desplegando en Europa y en Asia. Al hacer uso de la palabra en la ‘George Washington School of Media and Public Affairs’, el general James C. McConville, jefe del estado mayor de las fuerzas terrestres de EEUU (US Army), declar贸 que se est谩 preparando una task force (“fuerza de tarea”) dotada de 芦capacidades de fuego de precisi贸n de largo alcance que puede llegar a cualquier lugar, conformada con misiles hipers贸nicos, misiles de alcance intermedio, misiles de ataque de precisi贸n禄 y agreg贸 que 芦esos sistemas son capaces de penetrar el espacio de barrera antia茅rea禄. El general McConville recalc贸: 芦tenemos previsto desplegar una de esas “fuerzas de tarea” en Europa y probablemente dos en el Pac铆fico禄.

Ante tal situaci贸n, nadie debe sorprenderse de que Rusia acelere el despliegue de sus nuevos misiles intercontinentales, equipados con ojivas nucleares que, despu茅s de la trayectoria bal铆stica, son capaces de volar miles de kil贸metros a velocidad hipers贸nica [m谩s de 5 veces la velocidad del sonido].

Y tampoco habr谩 que sorprenderse ante informaciones como la publicada por el ‘Washington Post’, seg煤n la cual China est谩 construyendo m谩s de 100 nuevos silos para misiles bal铆sticos intercontinentales capaces de llevar ojivas nucleares.

La carrera armamentista ya no es tanto una cuesti贸n de cantidad (cantidad y poder destructivo de las armas nucleares) sino m谩s bien de calidad (velocidad, capacidad de penetraci贸n y despliegue geogr谩fico de los vectores nucleares). Y la respuesta ante un ataque (real o presunto) depende cada vez m谩s de sistemas de inteligencia artificial que tienen que decidir en cuesti贸n de segundos el lanzamiento de los misiles nucleares, lo cual incrementa la posibilidad de que se desate una guerra nuclear por error, como ya estuvo a punto de suceder varias veces durante la guerra fr铆a.

El Tratado sobre la Prohibici贸n de las Armas Nucleares, que la ONU adopt贸 en 2017 y que acaba de entrar en vigor en 2021, cuenta hasta ahora 86 Estados firmantes y 54 ya lo han ratificado. Pero los 30 pa铆ses miembros de la OTAN ni siquiera lo han firmado. En Europa, s贸lo han adoptado ese tratado Austria, Irlanda, Malta, San Marino y el Vaticano.

De los 9 Estados que poseen armas nucleares (EEUU, Rusia, Francia, Reino Unido, Israel, China, Pakist谩n, la India y Corea del Norte), ninguno ha firmado el Tratado.

il Manifesto




Fuente: Lahaine.org