May 23, 2022
De parte de SAS Madrid
72 puntos de vista

鈥淗ace tres a帽os, yo trabajaba en un gimnasio y nos hablaron del sistema de acreditaci贸n de experiencia profesional. En ese momento me qued茅 con la informaci贸n y un tiempo m谩s tarde un amigo me avis贸 de que ya hab铆an abierto convocatorias, y me apunt茅鈥, cuenta Carla Blanco a 20minutos. Como ella, muchas otras personas han acudido a este proceso que ofrecen las comunidades aut贸nomas para reconocer las competencias profesionales adquiridas por experiencia laboral o v铆as no formales de formaci贸n. Al final, es una forma de dejar constancia de los conocimientos acumulados sobre un sector espec铆fico tras a帽os de trabajo.

Seg煤n la EPA, el 46% de la poblaci贸n activa -m谩s de 10 millones de personas- carece de acreditaci贸n profesional, a pesar de que desempe帽a su actividad laboral a diario. Esto es algo en lo que el Ministerio de Educaci贸n viene poniendo el foco en los 煤ltimos meses, y sobre todo despu茅s de aprobar la nueva ley de Formaci贸n Profesional (FP), que fortalece el sistema con una inyecci贸n de casi 180 millones de euros. 

El problema, seg煤n el Gobierno, es que esa falta de reconocimiento “dificulta su acceso a mejores empleos y condiciones laborales, as铆 como su incorporaci贸n a la formaci贸n”. Pues bien, si en la 煤ltima d茅cada tan solo 300.000 personas han podido acreditar sus competencias, con el impulso del nuevo modelo el departamento de Pilar Alegr铆a pretende llegar a 750.000 trabajadores este a帽o y acreditar las competencias de tres millones de personas hasta 2023. 

“Pasarelas” a la formaci贸n

Carla Blanco, de 41 a帽os, trabaj贸 en un gimnasio durante diez a帽os como monitora y entrenadora. A ella no le faltan estudios oficiales (que es el caso de gran parte de las personas que abogan por este sistema), pues se licenci贸 en Ciencias de la Actividad F铆sica y el Deporte, pero decidi贸 presentarse a la convocatoria para cursar un Grado Superior de FP y formarse como T茅cnico en Acondicionamiento F铆sico. “Las cualificaciones que eleg铆 me interesaban para estudiar eso, porque me han reconocido unidades de competencia que tienen convalidaci贸n dentro de los m贸dulos”, explica. “No lo necesitaba por cuesti贸n de cubrir la parte legal, sino que estoy haciendo una oposici贸n y obtener este t铆tulo me dar铆a m谩s puntuaci贸n”, a帽ade Blanco, quien se apunt贸 en las cualificaciones de Sala, Soporte Musical, Nataci贸n e Hidrocinesia. 

El caso de Blanco es un claro ejemplo de c贸mo, m谩s all谩 de una herramienta de reconocimiento propio y ajeno en el 谩mbito laboral, la acreditaci贸n de competencias puede servir como “pasarela” del empleo a la formaci贸n, o viceversa, tal y como destaca a 20minutos Mirian Gonz谩lez, subdirectora general de Cualificaci贸n y Acreditaci贸n Profesional de la Comunidad de Madrid. 

Demostrar la experiencia

Ahora bien, para poder optar a ese reconocimiento hay que cumplir con una serie de requisitos y pasar una serie de etapas. La convocatoria est谩 abierta de forma permanente desde 2021, por lo que no hay un plazo de tiempo determinado para presentarse. Eso s铆, hay que ser mayor de edad (para las cualificaciones de nivel 1) o tener 20 a帽os (para los niveles 2 y 3), y acumular una m铆nima experiencia laboral (de al menos tres a帽os)  y/o formaci贸n (al menos 300 horas) relacionada con las competencias profesionales que se quieren acreditar. 

Luego hay tres fases a superar: una de asesoramiento, una de evaluaci贸n y otra de acreditaci贸n, durante las cuales el solicitante va manteniendo entrevistas con varios profesionales que, a trav茅s de una serie de pruebas y al recabar la documentaci贸n presentada, determinan si cumple con las condiciones para concederle el t铆tulo. “Si es por experiencia laboral, deben presentar contratos de trabajo, certificados de funciones o cualquier papel que avale esa experiencia. Si van por v铆a de formaci贸n no formal, pues con diplomas, por ejemplo”, explica Gonz谩lez.

“No me cost贸 superar las pruebas porque son funciones que has hecho en el trabajo durante mucho tiempo” 

Bego帽a P茅rez es una de las encargadas de realizar esas evaluaciones. Seg煤n cuenta a este diario, las pruebas que realizan pueden ser tipo test, te贸rico-pr谩cticas o completamente pr谩cticas. “Estas 煤ltimas son las m谩s complicadas”, explica, porque los solicitantes tienen que demostrar que pueden hacer una determinada actividad en el mismo puesto de trabajo. Entonces, para trabajos concretos -como control de plagas o en asistencia sanitaria- la labor se complica porque los evaluadores no pueden intervenir en el puesto de trabajo.

Hay veces que los evaluadores consideran que no se acumula la experiencia necesaria. Entonces, se plantea llevar a cabo formaciones alternativas para poder optar a la acreditaci贸n. “Yo no tuve que hacer nada. Present茅 muchas pruebas, ya ten铆a experiencia y hab铆a hecho alg煤n curso”, relata Blanco. En cuanto a las pruebas que tuvo que ir pasando, asegura que apenas le cost贸 superarlas “porque son funciones que has hecho en tu trabajo durante mucho tiempo”.

Todav铆a un “gran desconocido”

El camino tomado por Blanco es ahora una herramienta muy 煤til, pero lo ir谩 siendo todav铆a m谩s a medida que pasen los a帽os. “Cuando cambie la ley de deporte, por ejemplo, hay muchos profesionales que se van a quedar sin poder trabajar, porque se endurecen los requisitos para determinados puestos que ahora no exigen estar en posesi贸n de ning煤n t铆tulo”, afirma. Ser谩 entonces, seg煤n prev茅, cuando se dispare la demanda en todas las cualificaciones profesionales relacionadas con el 谩mbito. 

En l铆nea con Blanco, la subdirectora de Cualificaci贸n y Acreditaci贸n Profesional cuenta que el volumen m谩s importante de acreditaci贸n “ha venido de la mano de las profesiones reguladas”, que son las que dependen de una regulaci贸n espec铆fica para cada actividad; normalmente relacionada con el 谩mbito de las ciencias de la salud, las ingenier铆as o la educaci贸n. 

Con todo, se trata de un servicio cuya existencia pasa todav铆a muy desapercibida entre la poblaci贸n. “Estamos detectando que es el gran desconocido y por eso estamos llevando campa帽as de difusi贸n”, se帽ala. Gonz谩lez destaca la importancia de remarcar los “beneficios” que supone el proceso de acreditaci贸n, tanto para el ciudadano como para las empresas. 

“Decir que tengo un personal cualificado, preparado y con un t铆tulo mejora la competitividad, de cara a la propia empresa y para los clientes. Porque muchos est谩n preparados, pero no tienen el t铆tulo”, subraya.

Enlace relacionado 20Minutos.es (22/05/2022).




Fuente: Sasmadrid.org