April 30, 2022
De parte de Indymedia Argentina
137 puntos de vista

Continuando con el camino iniciado en Diciembre, un conjunto de grupos seguimos apostando por el debate fraterno en pos de la unidad. En esta ocasión, con motivo del 1 de mayo, nos reunimos en la Plaza del Congreso a las 11 hs. para seguir debatiendo y tendiendo puentes de unidad. Trabajaremos en tres áreas: coyuntura, condiciones laborales, feminismos y clase.

A continuación el texto general del encuentro:

En este primero de mayo, en la búsqueda de caminos unitarios, retomamos lo iniciado en 2021 en las actividades de reflexión sobre las históricas jornadas de lucha del 19 y 20 de diciembre de 2001.

Cada primero de mayo nos tomamos un momento para el análisis de la realidad que nos toca vivir, en función de nuestros máximos objetivos de transformarla de raíz. El capitalismo, de crisis en crisis en todo el mundo, genera las condiciones para avanzar en la precarización de la vida de la clase trabajadora con sucesivos ajustes, en función de aumentar las tasas de ganancia del empresariado.

En Argentina sufrimos una inflación galopante desde hace varios años, con la consecuente pérdida de poder adquisitivo por parte de quienes vivimos de nuestro trabajo. Esto se suma al ajuste producto del pacto firmado por el gobierno de Fernández-Fernández con el FMI, que impacta de lleno sobre unas ya precarias condiciones de vida y sobre nuestros puestos de trabajo. Ajuste que refuerza especialmente la doble explotación que recae sobre las mujeres y disidencias y amplia la brecha salarial ante los varones.

Nos hallamos en condiciones tan paupérrimas que todo ello redunda a su vez en asesinatos laborales, con espacios de trabajo sin las medidas y elementos de seguridad necesarios para garantizar nuestra integridad física. También respecto a las denominadas condiciones y ambiente laboral, el clima y el hostigamiento psicológico de parte de la patronal se interpone como una constante en nuestros lugares de trabajo.

El saqueo y la contaminación ambiental se profundizan día a día en los distintos territorios, reforzando la crisis energética que nos quieren hacer pagar a nosotrxs y los efectos de la degradación socioambiental sobre nuestras condiciones de vida (con ambientes arrasados por la contaminación, alimentos llenos de agrotoxicos y expropiándonos de las decisiones que afectan a nuestro entorno de vida y trabajo) . El extractivismo nos enferma y mata: agronegocio, megaminería y fracking son las principales actividades productivas que atentan contra nuestros derechos humanos, y son las que crecen día a día en búsqueda de divisas para pagar la deuda externa.

Vemos fundamental impregnar este 1°de Mayo desde una perspectiva feminista, disidente y clasista.

El encuentro del 19 de diciembre del 2021 nos permitió entre las múltiples organizaciones seguir profundizando y compartir que en todos estos años se masificó las luchas de los feminismos y disidencias. Luego de la legalización del aborto, ganado en las calles, bajó la conflictividad social masiva de los feminismos.

La pandemia agudizó y encrudeció las violencias heterocispatriarcales.

Una vez más, la asociación entre capitalismo y heterocispatriarcado avanza sobre nuestras vidas, profundizando el ajuste de la mano del acuerdo del gobierno con el F.M.I.

La precarización laboral, paritarias a la baja, pérdida de derechos y el aumento de la desocupación siguen impactando con mayor violencia en las mujeres, lesbianas, bisexuales, trans, travestis y no binaries.

Por todo esto y más es que nuestras voces deben hacerse presente este 1° de Mayo, como lo hemos estado siempre, para seguir avanzando en la organización colectiva feminista y seguir tejiendo redes de lucha y resistencia

La burocracia sindical -que se mueve a la par del Estado y las patronales- utiliza la movilización o la desmovilización para apoyar al gobierno de turno. Se trata de conducciones sindicales completamente antidemocráticas y verticalistas, dado que la mayoría de la dirigencia no se elige de manera directa, porque persiguen a las oposiciones -sobre todo de izquierda- y hasta llegan a pactar con las patronales el despido de aquellos/as que se oponen a sus prácticas.

Todo esto, de conjunto, son algunos puntos que representan las condiciones en las que nos encontramos como clase trabajadora, y no son ni más ni menos que resultado de las políticas de Estado, que cumplen a rajatabla los designios del empresariado transnacional. Políticas de Estado que se imponen de distinta manera, y donde la represión, tanto de los gobiernos como del Poder Judicial, es parte de ellas.

Somos quienes nos organizamos para enfrentar la desigualdad y las distintas opresiones impuestas por el capitalismo cis-hetero-patriarcal, quienes luchamos contra todos los tipos de extractivismos que destruyen nuestra naturaleza y enferman nuestros cuerpos, quienes repudiamos el pago de la fraudulenta deuda externa, quienes militamos la unidad de quienes luchan contra este sistema buscando la disolución de las clases sociales y por una sociedad igualitaria y en relación armónica con la naturaleza. Somos quienes proponemos otro camino en base a la democracia sindical, desde abajo y dando pelea.

Organizan: Subversión, FORA Zona Sur, Acción Socialista Libertaria, Corriente Social y Política Marabunta, Horizonte Comunista.




Fuente: Argentina.indymedia.org