January 13, 2021
De parte de A Las Barricadas
2,492 puntos de vista
Extracto del blog de Yannis Youlountas, traducci贸n de NoticiasALB, original en franc茅s aqu铆

LA EXTREMA DERECHA EST脕 LEJOS DE DESAPARECER EN GRECIA

Desde hace varios d铆as muchos de vosotros nos hab茅is preguntado por la situaci贸n actual de la extrema derecha en Grecia. Ha o铆do hablar de una escandalosa reorganizaci贸n del gobierno pocas semanas despu茅s de que los principales l铆deres del partido Golden Dawn fueran encarcelados. Y ya no se oye hablar de delitos y agresiones. Todo apunta a que la situaci贸n se ha calmado. Ent贸nces, 驴qu茅 est谩 sucediendo realmente? 驴Ha desaparecido la extrema derecha en Grecia o solo ha cambiado de forma?

En realidad, asistimos a una transformaci贸n de la extrema derecha griega siguiendo el modelo de muchos otros pa铆ses europeos. No solo un nuevo partido nacionalista un poco menos radical (“Soluci贸n Griega”) ha afectado a una gran parte del electorado de la Golden Dawn, sino que sobre todo el primer ministro de derecha, Kyriakos Mitsotakis, sigue reforzando la presencia de la extrema derecha en sus sucesivos gobiernos. Esto conduce a una pol铆tica cada vez m谩s violenta hacia el movimiento social, los precarios y los migrantes.

驴C贸mo se ve esto en la pr谩ctica en nuestra vida diaria en Grecia? En un estado cada vez m谩s brutal, autoritario y racista. A continuaci贸n, se muestran algunos ejemplos de los 煤ltimos 18 meses:

– la represi贸n es feroz contra anarquistas y otros revolucionarios, los primeros objetivos del nuevo gobierno como hab铆a anunciado en julio de 2019;

– el distrito libertario de Exarcheia est谩 atrapado en un c铆rculo vicioso y muchas okupas en Grecia han sido evacuadas violentamente a lo largo de los meses;

– se han abolido el asilo universitario y otras fuertes medidas simb贸licas adoptadas despu茅s de la ca铆da de la dictadura de los coroneles en 1974;

– las iniciativas de solidaridad autogestionadas son acosadas cuando se niegan a colaborar con el poder y las instituciones;

– La situaci贸n en las c谩rceles es catastr贸fica, hasta el punto de que el Comit茅 para la Prevenci贸n de la Tortura y Tratos Inhumanos (CPT) del Consejo de Europa public贸 un informe alarmante el 9 de abril de 2020 en el que pide al gobierno griego que ponga fin al 鈥減ersistente maltrato de detenidos鈥, que es 鈥渦na pr谩ctica com煤n en toda Grecia鈥.

– Sin embargo, la Uni贸n Europea es c贸mplice en los campos de refugiados que cofinancia en Grecia y que resultan ser peores que los anteriores, en particular a nivel de censura y aislamiento, como es el caso de Kara Tepe (Lesbos) donde los miembros de ONG tienen prohibido revelar lo que ven desde el decreto del 30 de noviembre de 2020.

– El Comit茅 Internacional de Rescate (IRC) anunci贸 el 17 de diciembre un aumento significativo de casos de autolesiones (+ 66%) y problemas de salud mental (+ 71%) en los campos de Grecia, una situaci贸n dram谩tica que afectar铆a “a 3/4 partes鈥 de los exiliados que se reunieron en Lesbos, Samos y Chios.

– Neg谩ndose a remediar este sufrimiento, el Primer Ministro griego ha optado, por el contrario, por venir a apoyar a los guardias de los campamentos de migrantes y a los guardacostas en el Mar Egeo, conocidos sin embargo por su falta de respeto a las reglas b谩sicas en materia de ayuda a las personas en peligro (que, por ejemplo, llegan a ahogar a personas desesperadas haci茅ndolas retroceder con armas de fuego y palos o da帽ando sus barcos).

– Al contrario de lo que afirma un falso rumor, los ataques a inmigrantes no han cesado en Grecia, lamentablemente los hay a menudo. Por ejemplo, este s谩bado 26 de diciembre de 2020, decenas de fascistas armados con cuchillos, palos y barras de hierro atacaron un refugio para menores no acompa帽ados (de 12 a 15 a帽os), cerca de Tesal贸nica. Rompieron la puerta principal, entraron al recinto y golpearon a los ni帽os gritando consignas racistas. Entre los 4 j贸venes refugiados heridos, uno de ellos fue trasladado al hospital con graves problemas respiratorios por golpes en el pecho. Informaci贸n transmitida solo por una parte de la prensa griega y ning煤n medio occidental, excepto los infomigrantes:

– Los ataques racistas tambi茅n son habituales en los campamentos del mar Egeo. El 12 de diciembre de 2020, un oficial de polic铆a y 3 guardias fronterizos fueron acusados 鈥嬧媎e golpear a los migrantes unos d铆as antes, cerca del campamento de Kara Tepe en Lesbos. Un video publicado en las redes sociales mostr贸 a los 4 fascistas uniformados golpeando a 2 solicitantes de asilo que regresaban de un supermercado y luego continuaron golpe谩ndolos largamente despu茅s de esposarlos. Fueron suspendidos de sus funciones pero dejados en libertad hasta su juicio, donde ser谩n juzgados por “abuso” y “tortura”.

Como hemos entendido, no es porque los principales l铆deres de un partido fascista terminaron en prisi贸n (despu茅s de 10 a帽os de agresiones y cr铆menes cada una m谩s atroz que la anterior, por lo tanto extremadamente tarde) que el fascismo desapareci贸 en Grecia. No solo contin煤an los ataques, sino que sobre todo el Estado griego acaba de reforzar la presencia de la extrema derecha en la c煤pula del ejecutivo.

Para decirlo de otra manera: que Aurora Dorada finalmente desaparezca es obviamente algo bueno. Pero para los antifascistas en Grecia, luchar contra un peque帽o grupo fascista todos estos a帽os y luchar contra un gobierno de extrema derecha no es lo mismo. La normalizaci贸n de la extrema derecha, cada vez m谩s presente en los sucesivos nuevos gobiernos, es un problema de otra escala porque, de esta manera, toma el control directo de la ley, del poder y de las herramientas de represi贸n, incluso m谩s que en el pasado.

GRECIA PASA AL AZUL MARINO

La semana pasada tuvo lugar una nueva remodelaci贸n que confirma este curso particularmente preocupante. El nuevo ministro del Interior, el primer polic铆a del pa铆s, es ahora una de las figuras hist贸ricas del fascismo en Grecia, por la liberaci贸n del coronel Papadopoulos y el restablecimiento de la dictadura. Su nombre es Makis Voridis.

Para empezar, echa un vistazo a esta foto de su intervenci贸n en una reuni贸n p煤blica del partido EPEN (la organizaci贸n pol铆tica siamesa del Frente Nacional, con referencia expl铆cita a la inspiraci贸n Jean-Marie Le Pen) en los a帽os 80 en el Hotel Caravel. Makis Voridis pronuncia su discurso frente al retrato de su mentor, el dictador Papadopoulos, y ya declara abiertamente: “隆Matemos aquellas cosas y personas que intentan detenernos!”.

M铆ralo en compa帽铆a de los l铆deres del partido por el regreso de la dictadura. Una dictadura que, hay que recordar, encarcel贸, tortur贸 y asesin贸 a muchos opositores. En las elecciones de 1984 y 1988, los discursos de Voridis ped铆an el restablecimiento de la dictadura. Su lema era: 鈥淟a liberaci贸n del pa铆s vendr谩 de la prisi贸n de Korydallos” -donde estaba encerrado el coronel Papadopoulos-.

Cuando era estudiante, a Voridis lo apodaban “El Hacha” porque lideraba un grupo fascista que persegu铆a a estudiantes de izquierda con bates de b茅isbol y su infame hacha, como se muestra en esta foto tomada en 1985 en la Universidad de Derecho. Atenas (a la derecha, una de sus v铆ctimas). Tambi茅n fue expulsado de la universidad ese a帽o por sus violentos ataques. En 1986, el siniestro comit茅 de apoyo de Papadopoulos recibi贸 la visita de Jean-Marie Le Pen, quien hab铆a venido a pedir la liberaci贸n del ex dictador y el regreso de la junta.

Fundador del movimiento Frente Hel茅nico en 1994, Makis Voridis particip贸 en la estructura paneuropea establecida por Bruno Gollnisch en nombre del Frente Nacional. Aqu铆 celebra el 30 aniversario del golpe de Estado de los Coroneles, en un televisor el 21 de abril de 1997, con su amigo de entonces: el neonazi Michaloliakos, futuro l铆der de Aurora Dorada 23 a帽os despu茅s, siguiendo distintas decisiones estrat茅gicas, uno est谩 en el poder y el otro en la c谩rcel.

Makis Voridis, muy cercano a Jean-Marie Le Pen, va a celebrar el 36 aniversario del golpe de Estado de los Coroneles el 21 de abril de 2003 en el congreso del Frente Nacional que tiene lugar en Niza. En 2005, Voridis se une a un nuevo partido nacionalista griego: LAOS. Contin煤a viajando dentro de la extrema derecha europea. Por ejemplo, habl贸 el 8 de noviembre de 2009 en el congreso fundacional del Parti de la France, por invitaci贸n de su amigo Carl Lang. Fue en 2012, despu茅s de 30 a帽os de servicio en la extrema derecha griega y europea, cuando se uni贸 oportunamente al ala derecha del partido Nueva Democracia, comi茅ndose con los ojos un pedazo del pastel del poder.

Tras ser nombrado ministro de Agricultura en el primer gobierno de Mitsotakis, es este hombre quien, la semana pasada, tom贸 el control del Ministerio del Interior y quien dar谩 sus 贸rdenes a la polic铆a.

Otra elecci贸n particularmente ir贸nica de Mitsotakis: un miembro del Parlamento notoriamente antiinmigrante es ascendido al cargo de Viceministro para la Integraci贸n de Refugiados. Sofia Voultepsi declar贸 en particular que los migrantes son “invasores desarmados”. En otra ocasi贸n, se atrevi贸 a decir: “hay humanos que viven en el barrio de los gitanos”.

A Mitsotakis no le fue peor al declararse satisfecho con las condiciones de vida de los migrantes en el campamento de Kara Tepe el 31 de diciembre de 2020. Traducci贸n del art铆culo de Inotos: 芦Lesbos: Kyriakos Mitsotakis est谩 contento con la estructura de los refugiados en Kara Tepe. El Primer Ministro parec铆a casi emocionado por lo que vio en Kara Tepe durante su visita a Lesbos, neg谩ndose a recordar im谩genes recientes del campo de refugiados inundado y sus llamados desesperados por condiciones de vida humanas.禄

Mientras tanto, otra figura hist贸rica de la extrema derecha en Grecia mantiene su lugar en el gobierno: Adonis Georgiadis es otro desertor del partido LAOS de extrema derecha. […] En 2006, por ejemplo, coedit贸 en Grecia un panfleto antisemita titulado “Jud铆os, toda la verdad” en el que elogiaba a Adolf Hitler y ped铆a el exterminio de los jud铆os.

Adonis Giorgadis tambi茅n ha propagado opiniones violentas hacia los musulmanes y otros no ortodoxos. Entre sus famosas salidas, destac贸 que la izquierda “puso Grecia en manos de los musulmanes y otros desperdicios por el estilo”. Habi茅ndose acercado a Mitsotakis, Giorgadis sigue siendo Ministro de Crecimiento e Inversiones. Los 120.000 olivos ya cortados en Kastelli en Creta, ese es 茅l. La extrema derecha no es m谩s verde que la derecha.

UNA AUTORIDAD A LA DERIVA EN EL AIRE DEL TIEMPO

Como hemos visto en los 煤ltimos meses, tanto en Grecia como en Francia, todos los pretextos sirven para dominar, explotar, hacer culpables y pisotear un poco m谩s a la multitud que desconoce su capacidad de cambiar el rumbo para tomar las riendas de su vida, perdido en la abstinencia, el cretinismo y la b煤squeda de chivos expiatorios a煤n m谩s pobres.

El capitalismo no nos protege del fascismo, y por una buena raz贸n: el fascismo es la forma suprema de capitalismo. Ya est谩 presente en germen en todos los pliegues de nuestra sociedad basada en la dominaci贸n y la explotaci贸n, a pesar de sus declaraciones de intenciones y sus finos lemas. El fascismo est谩 en todas partes en cuanto la autoridad se manifiesta, amenaza y brutaliza: en la pareja, en la educaci贸n, en nuestra relaci贸n con la vida y con la Tierra en todas sus formas, en la guerra econ贸mica o militar, en la miseria invisible como en el lujo contraproducente, en la jerarqu铆a de la producci贸n y en la de la administraci贸n … 隆en todas partes! Es s贸lo una cuesti贸n de grado, conveniencia, circunstancia. Una diferencia que llega a se帽alar con el dedo antes de matar, en lugar de hacerlo en silencio con la hipocres铆a y la falsa ropa de la democracia.

Combatir el fascismo sin cuestionar la sociedad autoritaria que legitima las relaciones de dominaci贸n y el capitalismo que organiza la explotaci贸n, es tirar piedras al agua: uno puede contentarse con un poco de ruido y unas olas. un breve momento, pero la sustancia sigue siendo la misma. Porque la ra铆z del problema, en realidad, es todo el sistema que lo genera. La justicia burguesa no ser谩 suficiente para deshacerse del fascismo, ni en Grecia ni en Francia. La prueba: sigue ah铆, y a煤n m谩s potente, como una hidra con m煤ltiples cabezas que vuelven a crecer constantemente.

No es de extra帽ar que en esta 茅poca de crisis los liberales y los miembros de la extrema derecha se unan y se unan: el fascismo siempre avanza en tiempos de crisis. Cuando el poder se endurece, se endurece, se aferra a sus privilegios. Porque el fascismo es el comod铆n del capitalismo. 脡l es su verdadero rostro, en confusi贸n y agitaci贸n, cuando cae la m谩scara democr谩tica.

EL VIRUS DE LA MISERIA

Grecia est谩 comenzando a experimentar una nueva crisis social y humanitaria que quiz谩s sea incluso m谩s grave que la anterior. A pesar de las se帽ales de alerta que nos rodean y la p茅sima deuda que pronto alcanzar谩 el 200% del PIB (seg煤n la agencia de calificaci贸n Moody’s), el estado griego se apresura a comprar innumerables armas, entre ellas 18 Rafales al franc茅s Dassault por 2.500 millones de euros (incluidos 1.500 millones que se pagar谩n el pr贸ximo a帽o). Kyriakos Mitsotakis ha decidido duplicar su presupuesto militar a partir del pr贸ximo a帽o, cuando ya es uno de los m谩s altos de Europa, considerando todo. Entre sus compras, tambi茅n ha planificado nuevas fragatas, helic贸pteros y drones. Tambi茅n contratar谩 15.000 reclutas m谩s.

驴Por Erdogan? Al parecer s铆, pero en realidad, dado el reclutamiento masivo tambi茅n entre la polic铆a, los nuevos artilugios que est谩n destinados a ellos, as铆 como para reforzar la vigilancia de los opositores pol铆ticos, se puede suponer que estas armas se pueden usar para todo. La historia lo ha demostrado en muchas ocasiones. No son solo las tensiones geopol铆ticas las que generan esta actitud de poder, ya que se han prolongado durante mucho tiempo con los sucesivos l铆deres turcos, sino tambi茅n los riesgos de disturbios internos en Grecia en un per铆odo cada vez m谩s oscuro. Al reprimir a los activistas, podemos temer radicalizarlos. A fuerza de dejar que la base social se hunda en la pobreza, podemos temer que se rebele. Incluso si hoy parece que estamos muy lejos de un nuevo levantamiento en Grecia, sabemos por experiencia que estas cosas pueden suceder muy r谩pidamente. A veces, todo lo que se necesita es una chispa, una gota de agua o sangre.

Otro falso rumor se refiere a la pseudo buena salud de la econom铆a griega, con el pretexto de que el Estado est谩 pagando su deuda con el FMI por adelantado (en este caso, 3.600 millones de pr茅stamos que deb铆an vencer en 2021 y 2022). Seguir谩 teniendo que pagar 1.200 millones al organismo internacional a partir de entonces. Pero, en realidad, el Estado griego, obviamente, no tiene el dinero para pagar este pr茅stamo: solo est谩 pidiendo prestado simult谩neamente en los mercados financieros a acreedores menos exigentes que el FMI (que tiende a dictar la pol铆tica de pa铆s donde opera). 隆Eso es todo ! Lo mismo ocurre con los recortes de impuestos, que en su mayor铆a son obsequios a jefes y accionistas. La mayor铆a de los 1,2 millardos ofrecidos se reducen a recortes en los impuestos sobre la renta de las empresas (del 28 al 24%) y los impuestos sobre los dividendos (del 10 al 5%). Es decir, es un probable aumento del IVA (el impuesto que golpea a todos, especialmente a los pobres ya que consumen una mayor proporci贸n de sus bajos ingresos) lo que tendr谩 que compensar este nuevo regalo a los ricos. Mitsotakis es Robin Hood al rev茅s. No es de extra帽ar que sea amigo de Macron.

Entre otros bailes de sillas musicales entre ministerios, el muy liberal Kostis Hadjidakis sale del Ministerio de Medio Ambiente y Energ铆a, dentro del cual destrab贸 la explotaci贸n de territorios silvestres y protegidos, por el del Trabajo, con la misi贸n utilizar el pretexto de la crisis actual para poner fin a las ruinas de la legislaci贸n laboral en Grecia. En agosto de 2019 ya se aprob贸 un nuevo proyecto de ley que elimina la condici贸n obligatoria para justificar el despido de un empleado. Lo mismo ocurre con la remuneraci贸n de las horas extraordinarias, que ya no es imperativa. 隆Todo por culpa del virus, por supuesto!

Lo mismo ocurre con los estudiantes m谩s pobres, que ver谩n desaparecer 20.000 plazas en universidades en 2021, en beneficio de las escuelas privadas. Por tanto, los estudios est谩n reservados para quienes tienen dinero de sus familias. Los dem谩s simplemente ir谩n al final de la escala social, como sus padres. La lucha de clases, parece que a煤n existe, al contrario de lo que nos dicen los rid铆culos edit贸cratas.

En los 煤ltimos dos meses, 5.000 griegos han muerto de covid19. Pero, 驴cu谩ntos murieron de la pobreza que golpea cada vez m谩s fuerte? 驴Y cu谩ntos morir谩n en los pr贸ximos meses, directa o indirectamente, como resultado de los eventos que ocurren actualmente? La crisis de salud es el 谩rbol que esconde el bosque de la crisis social que seguir谩 y que ya est谩 comenzando. Y todo esto, no por el virus en s铆 y sus consecuencias inmediatas, sino por las decisiones pol铆ticas que se est谩n tomando al mismo tiempo. Al poder le gusta aprovechar todas las oportunidades, incluso con los mejores pretextos, para aumentar su dominio, domesticarnos, someternos, explotarnos.

Nos tira migajas para intentar hacernos olvidar todo lo que nos quita. En Grecia, un tercio de la poblaci贸n vive por debajo del umbral de la pobreza (3,5 millones de habitantes) y la mitad de las personas sin hogar en Atenas sobreviven con menos de 20 euros al mes. Pero el ayuntamiento de Atenas (presidido por el sobrino del primer ministro) se complace en hacer p煤blico que, durante el a帽o 2019, hizo 2.606 lavados de ropa (8 por d铆a), distribuy贸 5.200 medicamentos (11 por d铆a) y transmiti贸 2.900 vales de 50鈧 en asociaci贸n con los supermercados y el Club de Leones de Kifissia. En realidad cifras rid铆culas para una gran ciudad con un gran presupuesto ante tanta miseria. Una grotesca ayuda de un poder que tambi茅n forma parte de los responsables de dicha miseria.

Por eso nos negamos a colaborar con el poder y sus instituciones. En Grecia, el movimiento social ha optado principalmente por la autogesti贸n y la independencia m谩s total en sus acciones de solidaridad. La mayor铆a de los lugares autogestionados se niegan a firmar cualquier convenci贸n y ven la ayuda mutua como parte de la lucha. Este es particularmente el caso de todos aquellos que les hemos presentado en nuestras pel铆culas durante 8 a帽os (en particular, aquellos de los que somos miembros).

[contin煤a con actualizaciones sobre las inundaciones en Kastelli debido al arrasamiento de olivos para infraestructura desvertebradoras del territorio y proyectos solidarios …]




Fuente: Alasbarricadas.org