January 4, 2021
De parte de Nodo50
1,814 puntos de vista

Por Aurora Mart铆nez, economista, miembro de la Plataforma por una Banca P煤blica y de Attac.

Lo importante no es el 茅xito de los bancos p煤blicos, sino la sociedad donde 茅stos se han desarrollado. En contraste con Alemania y Francia, en Espa帽a hay m谩s paro y el 铆ndice Gini de desigualdad es mayor (0,34 en Espa帽a, frente al 0,28 en Francia). Esto tiene mucho que ver, sobre todo en la Espa帽a rural, con la falta de inversi贸n real y la p茅rdida casi total de la banca de cercan铆a, por la desaparici贸n de la Caja Postal y  las primitivas cajas de ahorro.

Entonces 驴adi贸s a la banca p煤blica en Espa帽a?

A muy corto plazo, y en la pr谩ctica, s铆. Habr谩 que decir adi贸s a la banca p煤blica. S贸lo quedar铆a el 16,1% de la Nueva CaixaBank y el ICO, que  representa el 1% de los cr茅ditos concedidos en Espa帽a por las entidades de dep贸sito, adem谩s de los Institutos de Cr茅dito Catal谩n y Valenciano. Para conservar este pedacito de Banca p煤blica, es importante  que los consejeros que vienen de Bankia a la nueva Caixabank representen al Estado. Adem谩s se necesita una nueva ley que elimine la obligaci贸n de vender la participaci贸n del FROB. 

Y a medio y largo plazo, casi tambi茅n adi贸s. Incluso con un plan de mejora para el ICO, siempre muy costoso, y la utilizaci贸n de las oficinas de correos como entidades financieras del Estado. El activo imprescindible que ten铆a Bankia para ser p煤blica, los clientes, se perder谩n con su fusi贸n con CaixaBank. 

Los bancos p煤blicos de inversi贸n y su 贸rgano supremo de decisi贸n y supervisi贸n.

Los bancos de inversi贸n p煤blicos, al contrario de los bancos minoristas que se financian principalmente con dep贸sitos, obtienen la mayor parte de sus recursos emitiendo t铆tulos de renta fija a largo plazo con la garant铆a del Estado. De esta manera se puede prestar a las empresas aplicando menores tipos de inter茅s y actuando con la misma normativa de un banco privado. El banco p煤blico de inversi贸n de referencia en Europa, el KfW alem谩n, ha ocupado un lugar central frente a los principales retos ambientales del siglo XXI.

Hay dos documentos muy 煤tiles para obtener una informaci贸n b谩sica de los bancos p煤blicos de inversi贸n. El primero, 鈥淯n nuevo ecosistema de banca p煤blica鈥 traducido por la Plataforma por una Banca P煤blica. En 茅l se hacen una serie de recomendaciones para los bancos p煤blicos de inversi贸n, tales como ejecutar sus funciones en coordinaci贸n con las pol铆ticas gubernamentales, enfocando los pr茅stamos hacia las 谩reas priorizadas; financiar  proyectos 鈥渂ancables鈥 (que recuperen la inversi贸n) o mejorar  la oferta de capital riesgo para las empresas innovadoras orientadas a la tecnolog铆a en la fase de puesta en marcha o de crecimiento inicial, con uso intensivo de capital. El segundo, el libro 鈥淧ublic Banks in the age of financialization鈥 de varios autores. En 茅l, el profesor Chistoph Scherrer insiste en dos ideas para la banca p煤blica: una gobernanza profesional y con estrictos mecanismos de supervisi贸n y una cuidadosa preparaci贸n de los empleados incentivada para cumplir su misi贸n de servicio p煤blico.

Como ejemplo de gobernanza, el Consejo de Administraci贸n y Vigilancia del KfW, 贸rgano de decisi贸n supremo, formado por siete ministros  y representantes nombrados por el  Parlamento y todos los sectores econ贸micos y sociales con inter茅s en el banco (鈥渟takeholders鈥).

Una propuesta para el ICO.

El ICO es un banco p煤blico de inversi贸n (sin ficha bancaria) peque帽o. En 2019 su activo era de 32 mil millones frente a los 503 mil millones del KfW alem谩n, los 554 mil millones del Banco Europeo de Inversi贸n o los 181 mil millones de la Caisse de D茅p么ts. El ICO presta a las empresas de dos formas: una, prestando a los bancos colaboradores para que estos, asumiendo el riesgo, presten a las empresas; y la otra, prestando directamente para grandes proyectos de inversi贸n. En sus operaciones de pr茅stamo, el ICO no recibe fondos de los Presupuestos Generales del Estado ni subvenciones, aunque s铆 traslada las subvenciones a determinadas actividades al cliente final en forma de menores tipos de inter茅s. Aunque en el a帽o 2017 todav铆a acud铆a a la financiaci贸n bancaria el 82% de las pymes, es dif铆cil que el ICO sin oficinas y escaso personal pueda incidir significativamente en ellas si no hay subvenciones para ellas.. Las pymes prefieren financiarse directamente en sus bancos, los que les garantizan sus dep贸sitos.

Para la mejora del ICO, se requiere  un plan estrat茅gico con una fuerte aportaci贸n de los Presupuestos del Estado, para 鈥渃rear un marco de informaci贸n e incentivos鈥 dirigido a  dinamizar la inversi贸n para las necesidades reales en Espa帽a y  cumplir con el plan de reconstrucci贸n econ贸mica y de transici贸n ecol贸gica y energ茅tica. Eso implica crear las sucursales necesarias (el BPI Franc茅s de nueva creaci贸n tiene 42 sucursales regionales) que dispondr谩n de profesionales con la m谩xima preparaci贸n y capacidad para animar y acompa帽ar a los nuevos proyectos. Ejemplo,  el presidente de la Diputaci贸n de Granada que ha conseguido mediante un acuerdo con Bankia poner Cajeros en todos los pueblos de la provincia.

Otra oportunidad urgente, Correos.

Urge un plan para evitar la privatizaci贸n de Correos por su d茅ficit. La Comisi贸n Europea en 2018  pidi贸 a Espa帽a recuperar 167 millones de euros por pagar a Correos en exceso el Servicio Postal Universal, considerando al grupo postal espa帽ol el m谩s ineficiente de Europa. En ese sentido, el informe de la AIREF de 2019 se帽ala que Correos tiene un d茅ficit cr贸nico de 220 millones de euros y unas p茅rdidas previstas de 500 millones hasta 2023 y aconseja buscarle una reorientaci贸n estrat茅gica y cerrar oficinas. La Caja Postal fue un banco p煤blico en Espa帽a y actualmente lo es en otros pa铆ses europeos aunque en algunos, como Alemania, se han privatizado. De esta forma se solucionar铆an dos problemas: mejorar su eficiencia e iniciar una banca p煤blica con las oficinas de correos operando como oficinas bancarias. El plan deber铆a hacerse antes de que los bancos espa帽oles lo colonicen totalmente. Ya est谩 el Banco Santander utilizando sus 4.678 puntos de atenci贸n a los clientes para la retirada o ingreso de efectivo. Pero en ese plan no se puede olvidar c贸mo impregnar su misi贸n de servicio p煤blico a todo Correos e ir ampliando sus operaciones, como hizo la Banque Postale en Francia, ahora un banco universal p煤blico. Pero 驴habr谩 ciudadanos que lideren estos cambios?

ATTAC no se identifica con las opiniones expresadas en los art铆culos que son responsabilidad de los autores de los mismos.




Fuente: Attac.es