May 16, 2021
De parte de CGT Fesi Bac
249 puntos de vista


Roldán, desde la aso­cia­ción de los ban­cos, en­cara ya el úl­timo año de su se­gundo man­dato

La Asociación Española de Banca (AEB) y la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA), pa­tro­nales res­pec­tivas del sector ban­cario y de la an­ti­guas cajas de aho­rros, co­mienzan a vis­lum­brar la mayor unión po­sible en estos mo­mentos com­plejos y cuando la di­fe­rencia entre bancos y cajas se ha di­fu­mi­nado en el pa­sado. El más re­ciente acer­ca­miento ha sido el de nom­brar un asesor ex­terno para asuntos eu­ro­peos, para lo que han re­cu­rrido al di­plo­má­tico Carlos Basterreche.

José María Roldán, presidente de la AEB, está en la recta final de su mandato, mientras que Isidro Fainé se mantiene tanto al frente de CECA como la Fundación La Caixa.

La incógnita que planea sobre el sector bancario español desde la crisis de 2008, con la práctica desaparición de las antiguas cajas de ahorros como hasta entonces eran entendidas, ha sido la de la creación de una patronal única con la fusión, integración o el modelo que fuese entre la Asociación Española de Banca (AEB) y la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA).

Hasta el momento, las dos patronales se mantienen independientes, pero en los actuales tiempos convulsos han sumado esfuerzos conjuntos en la disposición de sus asociados a la hora de conceder moratorias sectoriales o apoyos propios al tejido industrial que permitieran la más pronta recuperación posible de la economía.

Ahora, la AEB y CECA han dado un paso más en su acercamiento para una defensa común de los intereses de la banca española ante la Unión Europea. Las dos patronales han acordado el nombramiento de Carlos Bastarreche, un reconocido diplomático, como nuevo asesor para asuntos europeos.

«El sistema bancario está llamado a tener un papel relevante en la puesta en marcha de las medidas de estímulo fiscal aprobadas», afirman las dos patronales en un comunicado conjunto, algo poco usual en la trayectoria de ambas organizaciones salvo en casos extremos vividos en el pasado reciente con algunas normativas.

La mayoría de los banqueros, bien procedentes de antiguas cajas de ahorros como de bancos, han defendido que todo el sector puede canalizar las ayudas europeas que se esperan, sobre todo por el conocimiento directo que tienen de aquellas empresas con mayor viabilidad, como ha ocurrido con las líneas ICO o las moratorias.

Carlos Bastarreche, el asesor externo conjunto de las dos patronales, ingresó en 1976 en la carrera diplomática. Entre muchos cargos, entre 2002 y 2010 fue embajador representante permanente de España ante la Unión Europea. Es decir, una figura clave para que la banca española pueda ejercer su papel ante las autoridades comunitarias.

En retirada

Este nuevo acercamiento entre la AEB y la CECA, en esta ocasión con una dimensión europea, se produce en un momento en el que el sector bancario español afronta un nuevo proceso de integración, aunque hasta el momento cuatro antiguas cajas de ahorros son las que se encuentran en dicho proceso. CaixaBank, tras la operación de Bankia, y la fusión en curso entre Liberbank y Unicaja.

Isidro Fainé, presidente de la CECA y de la Fundación La Caixa, cumplirá en unos dos meses 79 años de edad. El histórico banquero parece incombustible y ocupa más cargos en distintos consejos de administración o en organizaciones internacionales, como la vicepresidencia en la patronal de cajas europeas (ESGB, según sus siglas en inglés).

Por su parte, el presidente de la AEB, José María Roldán, encara la recta final de su segundo mandato, tal y como adelanto Capital Madrid en abril de 2018 tras la asamblea de la asociación en la que renovó en el cargo.

Roldán ha optado por asumir la herencia de su antecesor, Miguel Martín, que dejó la presidencia de la patronal de los bancos tras dos años de mandato y en unos momentos tan complejos como el estallido de la anterior crisis bancaria con el sector en el epicentro de aquel seísmo.

El propio José María Roldán ha reconocido, en diversas ocasiones, la posible fusión de las dos mayores patronales bancarias, aunque en algunos círculos argumentan que hay distintas diferencias entre las condiciones laborales de las personas que trabajan tanto en la AEB como en la CECA.

CapitalMadrid




Fuente: Fesibac.org