March 20, 2021
De parte de SAS Madrid
218 puntos de vista


A la sombra de la pandemia global la actualidad en el continente africano desvela los innumerables prismas de un mismo contexto, desde las vacunaciones hasta la lucha por un acceso a la salud m谩s igualitario y las implicaciones para la estabilidad social y pol铆tica.

La actualidad en el continente africano demuestra hasta qu茅 punto la ca铆da de una ficha pone al descubierto realidades relativamente silenciadas. Las otras caras de la moneda. Las estrategias de vacunaci贸n vuelven a recordar las diferencias para acceder a la inmunidad seg煤n la latitud. Convive la llegada de las vacunas de la iniciativa global COVAX, que pretende equilibrar la disponibilidad de las inyecciones, con la lucha para suspender temporalmente unas patentes que objetivamente est谩n dificultando la lucha contra la epidemia. Pero la pandemia, igual que las explosiones en Bata, ha puesto al descubierto otras tensiones sociales y pol铆ticas.

La vacunaci贸n en 脕frica: Entre COVAX y patentes

Dos variables parecen estar marcando el proceso de vacunaci贸n en el continente africano: por un lado, la distribuci贸n de las dosis proporcionadas por la iniciativa COVAX que pretende poner al alcance de los pa铆ses m谩s vulnerables la inmunizaci贸n contra la Covid19; y, por otro, la lucha por la supresi贸n de las patentes en los instrumentos clave de la lucha contra la pandemia. Estas dos constantes se pueden plantear tambi茅n en otros t茅rminos: el acaparamiento de vacunas por parte de los pa铆ses del Norte global, con m谩s capacidad de compra, por un lado; y la persistencia de los intereses de la industria farmac茅utica en medio del drama de la amenaza global, por otro.

En cualquier caso, los anuncios de la distribuci贸n de las dosis facilitadas por COVAX van jale谩ndose como una desesperada cuenta atr谩s, precisamente en medio de una segunda ola de la epidemia que ha tenido mayor impacto en 脕frica que la primera y que empieza a poner en riesgo, en algunos casos, incluso, la estabilidad pol铆tica y la paz social de algunos pa铆ses.

Ghana fue, a finales de febrero, el pa铆s que recibi贸 el desembarc贸 de la primera partida de vacunas distribuida por la iniciativa COVAX y, junto a Costa de Marfil, inaugur贸 la estrategias de vacunaci贸n ejecutadas con esas dosis. A partir de ese momento, los cargamentos de inyecciones orientadas a la inmunizaci贸n colectiva han sido recibidos con una enorme atenci贸n en diferentes pa铆ses del continente africano, en algunos casos recibidos casi con honores y en muchos en medio de amplias campa帽as de propaganda del gobierno de turno.

La lista ha ido creciendo poco a poco, Nigeria, Rep煤blica Democr谩tica del Congo, Angola, Kenia, Ruanda, Senegal, Sudan y as铆 progresivamente. Junto a la iniciativa COVAX han llegado donaciones de pa铆ses como China, Rusia, India o los Emiratos 脕rabes Unidos, de manera que en los programas de vacunaci贸n del continentes aparecen adem谩s de la de Oxford-Astra Zeneca, o la de Pfizer, o la de Johnson & Johnson, la Sputnik V rusa o la Sinopharm china. El proceso no ha estado exento de problemas, Sud谩frica fue el primer pa铆s en suspender la vacunaci贸n con Astra Zeneca ante las dudas de su efectividad para la nueva cepa detectada en primer lugar en el pa铆s. En medio de la actual tormenta con esta misma vacuna, la Rep煤blica Democr谩tica del Congo se ha unido a los pa铆ses que han paralizado temporalmente su administraci贸n.

Mientras tanto hay un mapa del mundo que se est谩 haciendo popular y que resulta extremadamente significativo, es el de los pa铆ses que apoyan la propuesta lanzada por Sud谩frica e India de suspender temporalmente las patentes de herramientas cr铆ticas para luchar contra la pandemia, es decir, fundamentalmente las de las vacunas. Varias organizaciones internacionales, incluida la propia OMS, se ha posicionado a favor de esta suspensi贸n. Ese mapa arroja, igualmente una imagen clara de los pa铆ses que se oponen a esta medida de emergencia llevada a debate en la Organizaci贸n Mundial del Comercio. La mayor parte del m谩s de medio centenar de pa铆ses que se han convertido en decididos patrocinadores de esta propuesta se encuentran en 脕frica. La mayor parte de los que se oponen abiertamente est谩n en Europa, adem谩s de EE.UU. Australia, Jap贸n o Brasil, coincidiendo con los estados que m谩s acopio de dosis han hecho.

El presidente negacionista tanzano, John Magufuli muere de… un 鈥渁taque al coraz贸n鈥

La 煤ltima vez que se le hab铆a visto en p煤blico fue el 27 de febrero y su desaparici贸n hab铆a hecho que los rumores se disparasen. El mi茅rcoles las autoridades tanzanas anunciaron oficialmente el fallecimiento del presidente del pa铆s, John Magufuli. La extravagante posici贸n del l铆der apodado el bulldozer, convirti贸 a Tanzania en la diana de las mofas relacionadas con la epidemia de Covid19. Ha aparecido como el paradigma del pa铆s negacionista y ha sido carne de caricatura, en un ejercicio de simplificaci贸n y de generalizaci贸n, ya que respond铆a al discurso de su presidente, no necesariamente a una posici贸n de pa铆s.

Durante el 煤ltimo a帽o de pandemia, Magufuli cuestion贸 la existencia del virus, la fiabilidad de las pruebas e impuso el silencio a las posiciones contrarias a ese negacionismo que, sin embargo, se encomendaba a dios para mantener al pa铆s a salvo de la amenaza. Despu茅s de dejar de recoger datos de infectados y resistirse a iniciar una estrategia de vacunaci贸n, Magufuli hab铆a matizado algunas de sus posiciones en las 煤ltimas semanas, ante la presi贸n de organizaciones internacionales.

Y en esas desapareci贸 el mapa, desde el 27 de febrero no se le hab铆a visto en p煤blico y en diez d铆as los susurros eran casi un grito en un r茅gimen que ha sido reiteradamente denunciado por violar derechos fundamentales y aplastar a los cr铆ticos. La oposici贸n empez贸 a hablar de un Magufuli, precisamente, enfermo de Covid19 y fue situado en Kenia y en India, supuestamente para ser tratado. El mi茅rcoles se desvelaba la inc贸gnita: oficialmente John Magufuli hab铆a muerto de un ataque al coraz贸n. Su vicepresidenta, Samia Suluhu se convierte, as铆, en la primera mujer presidenta del pa铆s. Y al mismo tiempo se abre un periodo de incertidumbre en la sucesi贸n de un l铆der que hab铆a ca铆do en una deriva autoritaria. Hace menos de medio a帽o gan贸 las elecciones con un discutido 85% de los votos.

Guinea Ecuatorial en la agenda informativa, lamentablemente

No es habitual que la actualidad de Guinea Ecuatorial se abra en el hermetismo del pa铆s y se cuele en la agenda medi谩tica internacional, pero esta vez los hechos eran imposibles de silenciar y han ayudado a revelar la situaci贸n en la que se encuentra la poblaci贸n de un pa铆s con unos ping眉es ingresos por la explotaci贸n de las reservas de petr贸leo.

El pasado 7 de marzo por la tarde, una serie de explosiones sacudieron la ciudad de Bata, la m谩s grande de Guinea Ecuatorial, en medio de la confusi贸n. Finalmente, trascendi贸 que el origen de las explosiones hab铆a sido el arsenal de una base militar situada en una zona densamente poblada de la localidad. La versi贸n oficial se帽ala que un fuego provocado por agricultores se extendi贸 hasta el polvor铆n de la base militar afect贸 a los explosivos que se almacenaban y se desencadenaron una serie de detonaciones que causaron estragos en los alrededores y provocaron un centenar de muertos y m谩s de seiscientos heridos de diversa consideraci贸n. Inmediatamente, las autoridades han reclamado no atender a los rumores que hablan de una manipulaci贸n negligente de esos explosivos por parte de los militares.

M谩s all谩 de las informaciones que puedan estar en tela de juicio, la explosi贸n ha dejado al descubierto algunas de las carencias del r茅gimen de Teodoro Obiang, que gobierna el pa铆s desde agosto de 1979. Por un lado, la incapacidad del sistema de salud para dar respuesta a la emergencia seg煤n han denunciado fuentes sanitarias. Por otro lado, la desconfianza en la transparencia que ha llevado a organizaciones internacionales de defensa de los derechos humanos a reclamar una investigaci贸n independiente. En todo caso, se ha producido una amplia respuesta internacional que ha llegado a gobiernos como el espa帽ol, el israel铆, el venezolano o el qatar铆, a enviar material humanitario y equipos humanos de emergencias. La numerosa comunidad ecuatoguineana en Espa帽a se ha movilizado desde el primer momento, para mostrar su apoyo y brindar apoyo a la poblaci贸n de Bata a trav茅s de diferentes iniciativas.

El tiempo no calma los 谩nimos ni en N铆ger ni en Chad

Hace semanas que la tensi贸n aumenta en N铆ger y Chad, dos pa铆ses clave en la estabilidad de la regi贸n del Sahel. En el primer caso, la crisis se desat贸 con el anuncio de los resultados provisionales de las 煤ltimas elecciones presidenciales que daban la victoria al candidato oficialista Mohamed Bazoum. Despu茅s de una primera reacci贸n de la ciudadan铆a y de una represi贸n de las movilizaciones que se centr贸 el bloqueo del pa铆s y en la obstaculizaci贸n de la difusi贸n de informaciones parec铆a que los 谩nimos se hab铆an calmado. Sin embargo, durante la semana pasada se han reproducido las escenas de tensi贸n y el despliegue de fuerzas de seguridad en la capital que aumentan la sensaci贸n de inestabilidad de la poblaci贸n y que alimenta las quejas por el intento de intimidaci贸n de las autoridades, mientras en la regi贸n perif茅rica de Tillab茅ri contin煤an los asesinatos de civiles por parte de grupos armados.

Mientras en N铆ger se espera que las aguas vuelvan a su cauce a medida que se alejan las elecciones, en el vecino Chad la tensi贸n se incrementa, precisamente con la proximidad de los comicios previstas, por el momento para el 11 de abril. El ex candidato opositor Yaya Dillo, contin煤a huido pero advirtiendo que obstaculizar谩 las elecciones, desde que una intervenci贸n militar en su casa se sald贸 con cinco muertos, entre ellos, su hijo y su madre. Otros tres candidatos se han retirado de la carrera presidencial, por lo que los comicios amenazan con perder legitimidad, para el presidente Idriss Deby que pretende revalidar su cargo despu茅s de 30 a帽os en el poder.

Denis Sassou-Ngesso opta a su cuarto mandato en Congo

Denis Sassou-Ngesso acumula 36 a帽os en el poder entre sus dos periodos de presidencia en la Rep煤blica del Congo (conocida como Congo-Brazzaville). El domingo intentar谩 ganar para iniciar su cuarto mandato consecutivo. Los electores no podr谩n escoger entre la oposici贸n m谩s firme al l铆der, ya que sus dos principales adversarios en las 煤ltimas elecciones en 2016, fueron encarcelados y condenados a 20 a帽os de prisi贸n por atentar a la seguridad del Estado cuando no reconocieron los resultados de los comicios. La contestaci贸n que se desencaden贸 en aquella ocasi贸n llev贸 a una crisis que fue considerada como una guerra civil por algunas organizaciones, por la represi贸n desatada en algunas regiones del pa铆s.

Enlace relacionado ElSaltoDiario.com 18/03/2021.

 




Fuente: Sasmadrid.org