January 25, 2021
De parte de SAS Madrid
100 puntos de vista


22 p谩ginas con una lista de n煤meros de NIE. Una plantilla en tres columnas, a la izquierda el n煤mero de documento de una persona que ha solicitado asilo, a la derecha la resoluci贸n de su petici贸n. En la gran mayor铆a de los casos la palabra es 鈥淒enegada鈥, solo en algunos figura otro concepto 鈥淩 H. ART. 37B鈥. Es decir: Residencia por Razones Humanitarias.

El pasado 15 de enero el Bolet铆n Oficial del Estado publicaba una nueva lista de notificaci贸n masiva para solicitantes de asilo a quienes no habr铆an podido notificar de otra manera. No era la primera vez, esta pr谩ctica que arrancara en el 煤ltimo trimestre del 2020 ya ha dejado largos listados 鈥攃on una periodicidad pr谩cticamente quincenal鈥 donde se exponen estas resoluciones. La inestabilidad residencial de personas que en algunas ocasiones llevan hasta dos a帽os esperando, dificulta que las notificaciones les lleguen al domicilio. Pero estar pendiente del BOE y buscar peri贸dicamente entre sus grises publicaciones tampoco parece la manera m谩s f谩cil de mantenerse al corriente de la propia suerte.

Las notificaciones masivas coinciden con la agilizaci贸n en la tramitaci贸n de los expedientes. Sin embargo, esta aceleraci贸n, con la alta proporci贸n de denegaciones que trae aparejada, no est谩 siendo una buena noticia para quienes aguardaban informaci贸n sobre sus casos. La inmensa mayor铆a de ellos ver谩 trastocada su existencia, cuando quiz谩s ya trabajaban y estaban cada vez m谩s asentados en el pa铆s. Habr谩 quienes si se enteren con el margen temporal necesario 鈥攄os meses鈥 para recurrir la denegaci贸n.

En una de esas largas listas Dayana encontr贸 su nombre a principios de enero. Llevaba dos a帽os esperando la resoluci贸n de su expediente. Hondure帽a, Dayana forma parte de los miles de compatriotas que han solicitado protecci贸n internacional en el Estado espa帽ol en los 煤ltimos a帽os, situando al peque帽o pa铆s centroamericano en el tercer lugar en cuanto a solicitudes de asilo. En el 2019, seg煤n datos de Ministerio de Interior, fueron 6.803 las peticiones de protecci贸n internacional de ciudadanos hondure帽os. Encabezando el ranking se encontraban las venezolanas y venezolanos, un total de 40.886, mientras quienes proven铆an de Colombia, sumaban 29.410 solicitudes, quedando en segundo lugar. A Honduras le siguen otros dos pa铆ses centroamericanos: Nicaragua y el Salvador.

A Dayana, como a tantos otros centroamericanos, lo que la empuj贸 fuera de su pa铆s fue la violencia, en este caso de las maras. 鈥淣os arrebataron una casa que era de la familia y nos amenazaron鈥, cuenta. Su hermano fue el primero en partir hacia EEUU, ella entonces no ten铆a dinero. Cuando los delincuentes requirieron las escrituras de la casa todo se aceler贸. 鈥淟os papeles de la casa los ten铆a mi otro hermano aqu铆 en Espa帽a, temimos que nos pudieran hacer algo, as铆 que me convencieron para venir aqu铆鈥. Primero viaj贸 ella, hizo la solicitud de asilo y a los meses, mientras esperaba su resoluci贸n, trajo a su marido e hijos. Dos a帽os despu茅s la resoluci贸n es negativa y ella y su familia se encuentran en situaci贸n irregular.

鈥淓stamos ante denegaciones aceleradas que han prescindido de garant铆as procesales establecidas por las directivas europeas, como la preceptiva realizaci贸n de una entrevista de instrucci贸n鈥

鈥淓stamos ante denegaciones aceleradas que han prescindido de garant铆as procesales establecidas por las directivas europeas, como la preceptiva realizaci贸n de una entrevista de instrucci贸n鈥, denuncia Adilia de las Mercedes, presidenta de la Asociaci贸n Mujeres de Guatemala (AMG), quien se帽ala adem谩s el contexto pand茅mico 鈥攅n el que encontrar empleo no es una tarea f谩cil鈥 como un agravante en la vulnerabilidad de las personas y familias ante la resoluci贸n desfavorable de sus casos, familias que, recuerda, 鈥渢ampoco se pueden plantear el retorno a sus pa铆ses precisamente por el impacto del Covid-19鈥.

Dayana conoce a otra mujer hondure帽a, que tras la resoluci贸n negativa, en vista de que no encontraba trabajo y se le agotaban los ahorros, tuvo que volver. Ella no quiere, los motivos por los que abandon贸 su pa铆s no han cambiado. 鈥淵 yo no estoy sola. Sea como sea, mis hijos van a tener una mejor vida aqu铆鈥.

En su 煤ltimo informe anual, presentado en junio de 2020, la Comisi贸n Espa帽ola de Ayuda al Refugiado (CEAR) cifraba en 118.264 las solicitudes de asilo presentadas en 2019, un n煤mero que duplicaba los totales del a帽o anterior. Sin embargo, fueron solo 60.198 expedientes los resueltos, incluyendo aquellos expedientes atrasados de otros a帽os. Las resoluciones en un 95% desfavorables, con un porcentaje de concesi贸n seis veces menor al europeo, que da respuesta positiva en un 30% de los casos de protecci贸n internacional.

Una gran parte del incremento en la petici贸n de asilo se debe a las solicitudes de las personas venezolanas. Con un alt铆simo porcentaje de denegaci贸n, las personas procedentes de este pa铆s pueden acogerse en gran medida a las mencionadas razones humanitarias, una r煤brica que pertenece al 谩mbito de migraci贸n, y que ha de entenderse en un marco pol铆tico. Para De las Mercedes esta circunstancia es interesante pues demuestra que, con voluntad pol铆tica, una regularizaci贸n masiva s铆 es posible.  

La instrucci贸n 

La burocracia puede ser muy cruel de diversas formas, puede ser cruel por lenta, por mantenerte durante meses en vilo, haciendo vida en un pa铆s sin saber si tu solicitud ser谩 aceptada, pendiente de una resoluci贸n que puede facilitarte el camino o truncarlo. O puede hacer lo contrario, entregarse a la eficacia y operar como m谩quina, dirimiendo sin remilgos expedientes llenos de n煤meros para desatascar el atasco. Y es que el sistema de refugio y asilo, lo llevan denunciando a帽os las organizaciones, est谩 muy atascado.

Cuando se solicita asilo, se recibe un volante blanco, un documento al que tienen acceso (en teor铆a) todas aquellas personas que demanden protecci贸n internacional en Espa帽a. Ese documento viene aparejado a la fase 1, y dota de una serie de derechos y ayudas. En torno a los seis meses, se pasaba a la fase 2, el volante blanco era sustituido por la tarjeta roja, que entre otras cosas, daba acceso a iniciar un vida aut贸noma con ayudas para la vivienda. Esta segunda fase duraba 12 meses. 

鈥淭eniendo en cuenta todas las solicitudes que llegan de Venezuela, Siria o tantos otros pa铆ses y que empezaron en los 煤ltimos cuatro a帽os, el tiempo de seis meses, que en principio deb铆a coincidir con la resoluci贸n del expediente, se ha desvirtuado al 100%鈥, explica Tania Vilkhova, responsable de Acci贸n Social de la Red Acoge. As铆, las personas han pasado a segunda fase sin tener a煤n la resoluci贸n. El principal cambio es que esta transici贸n supone pasar de hacer uso, en caso de necesitarlo, de centros, a acceder a ayudas al alquiler que permitan empezar un camino de manera aut贸noma. Un camino amenazado por una resoluci贸n desfavorable tard铆a que te obligue a dejar la casa y te prive de documentaci贸n.

El Gobierno public贸 una instrucci贸n, el pasado 4 de enero, por la que las personas no pasar铆an a fase dos a los seis meses, si no cuando su petici贸n de asilo sea contestada favorablemente

Para evitar estas situaciones, el Gobierno public贸 una instrucci贸n, el pasado 4 de enero, por la que las personas no pasar铆an a fase dos a los seis meses, si no cuando su petici贸n de asilo sea contestada favorablemente. 鈥淟as personas que entren a partir del 1 de enero van a estar en los centros de acogida que gestionamos desde las entidades, con acceso a diferentes actividades, determinados servicios p煤blicos, 鈥攑adr贸n, tarjeta sanitaria鈥︹攑ero a los seis meses no podr谩n pasar a segunda fase y a una vivienda aut贸noma si no contestan a su solicitud de manera favorable鈥, resume Vilkhova.

Para Nerea*, una trabajadora con diez a帽os de experiencia en el 谩mbito del refugio, la instrucci贸n a priori tiene sentido. 鈥淟lega un momento que el sistema de asilo, por los acuerdos que hay con Venezuela, acaba saturado鈥. Los ciudadanos de ese pa铆s normalmente ven denegada su solicitud, pero mientras se tramitan sus expedientes, afirma la trabajadora, 鈥渃opan el sistema鈥.  

De las Mercedes, sin embargo, sospecha de las intenciones del Gobierno, al que acusa de utilizar como justificaci贸n el objetivo de tramitar los expedientes en seis meses, como establece la Ley de Asilo. 鈥淓sto ser铆a muy conveniente si la instrucci贸n de los expedientes cumpliera con todas las garant铆as que establece la ley: adecuada formaci贸n de polic铆a y funcionariado, preceptiva realizaci贸n de entrevistas de instrucci贸n, trato diferenciado en el caso de perfiles vulnerables鈥, valora, a帽adiendo a su vez la necesidad de un aumento en el personal y sobretodo, la urgencia porque se reglamente la Ley.  

驴Qu茅 le pasar谩 a la gente cuya denegaci贸n la expulse del sistema de acogida? Que pasar谩n a depender de los Servicios Sociales. Nerea advierte que el cambio, por desbloquear el sistema de acogida puede acabar saturando los ya saturados Servicios Sociales 鈥渟e va a dejar a mucha gente en la calle鈥, sentencia. Para esta trabajadora, la instrucci贸n corre en paralelo con otra agenda del gobierno, la de apostar por los grandes centros de acogida, m谩s baratos, en donde se puede controlar mejor a la poblaci贸n, apunta. Se tratan tambi茅n de escalas, donde es m谩s dif铆cil una atenci贸n individualizada y con garant铆as de quienes solicitan asilo. 

Patricia lleg贸 a Espa帽a en 2018. No le expuls贸 de Honduras una amenaza por concretar sino un terrible acto de violencia: su hijo muri贸 asesinado con 18 a帽os. Quienes se lo llevaron a 茅l y a otro compa帽ero luc铆an uniformes de la Agencia T茅cnica de Investigaci贸n Criminal hondure帽a. Estuvo dos a帽os esperando su resoluci贸n que lleg贸 cuando, ya en fase dos, viv铆a junto a su hija en un piso alquilado con el apoyo de Cruz Roja. Se acab贸 tener techo, una tarjeta que le preservaba de la persecuci贸n, y el derecho a trabajar. No lleg贸 a recurrir porque no ten铆a dinero para organizar y hacer copias de toda la documentaci贸n solicitada. En realidad, tanto Patricia, como la abogada de CEAR que sigui贸 su caso, quedaron muy sorprendidas por la denegaci贸n. 鈥淒ec铆an que Honduras era una democracia que contaba con fuerzas de seguridad que pod铆an protegerme鈥, se escandaliza.

Demoras y falta de garant铆as

鈥淓st谩n agilizando los expedientes, s铆, pero nos preocupa el alto porcentaje de denegaciones, que no se est茅 haciendo una evaluaci贸n exhaustiva de forma individualizada para cumplir con los est谩ndares internacionales y garantizar realmente el derecho de protecci贸n internacional, porque tampoco es que haya habido m谩s recursos invertidos鈥, apunta Paloma Garc铆a responsable de Incidencia Pol铆tica de la Red Acoge. Las consecuencias de una denegaci贸n son graves: en 15 d铆as has de estar fuera del sistema.

Mucha celeridad cuando el proceso, del lado de la persona solicitante, es a veces un largo calvario: un ejemplo, cuando Dayana quiso renovar su petici贸n de asilo le pasaron varias cosas. La cita la ten铆a para marzo del 2020, no hay que explicar por qu茅 tuvo que aplazarse. Con el Estado de alarma la validez del documento se prorrogaba nueve meses. Si no le ha llegado la notificaci贸n a su casa, es porque el Ministerio ya no sab铆a d贸nde viv铆a. No fue por no intentar comunicarlo, ella misma se dirigi贸 con su padr贸n a comisar铆a para certificar el cambio de domicilio. No pasa nada, le dijeron, lo har谩s en tu cita de renovaci贸n. Pero no ten铆a cita.

Tampoco fue porque no lo intentara: ante la imposibilidad de sacar un turno pag贸 a dos personas distintas para que le facilitasen el tr谩mite. Esto tampoco sirvi贸. Al final fue a trav茅s de CEAR que le dieron uno. Para febrero de 2021. Dos meses despu茅s de tener su solicitud denegada. 鈥淰oy a ir de todas formas para ver qu茅 se puede hacer鈥, dice sin mucha esperanza.

鈥淟a renovaci贸n de la solicitud de asilo, eso es un problema, porque est谩 generando un tap贸n. Es muy dif铆cil conseguir una cita y hay gente en los locutorios que con varios ordenadores a la vez las consigue y luego las vende鈥

Para Nerea, esta carest铆a de citas es uno de los principales problemas que debe de afrontar el sistema de acogida. La situaci贸n es desesperante para muchas y genera todo un negocio paralelo. 鈥淟a renovaci贸n de la solicitud de asilo, eso es un problema, porque est谩 generando un tap贸n. Solo se activa de 9 a 10 de la ma帽ana, es muy dif铆cil conseguir una cita y hay gente en los locutorios que con varios ordenadores a la vez las consigue y luego las vende a entre 50 y 150鈧. Wallapop, explica esta trabajadora, es otro espacio de compraventa. De las Mercedes cree que estas trabas administrativas constituyen una muy relevante vulneraci贸n de los derechos de las personas extranjeras, es decir, un claro fen贸meno de discriminaci贸n.

El Gobierno ante el refugio

Cuando el Gobierno empez贸 sus andanzas en enero de 2020 lo hizo sobre la base de un acuerdo de coalici贸n que inclu铆a declaraciones de intenciones respecto a la Protecci贸n internacional. En la agenda p煤blica permanec铆an las im谩genes de personas haciendo largas colas para solicitar asilo, obteniendo citas en dilatad铆simos plazos, o durmiendo en las calles por falta de recursos.

As铆, PSOE y Unidas Podemos se compromet铆an a modificar 鈥渆l sistema nacional de acogida e inclusi贸n de solicitantes de Protecci贸n Internacional, adapt谩ndolo a la normativa europea y a la nueva realidad del pa铆s para hacerlo m谩s eficiente y solidario鈥 y a elaborar una 鈥淣ueva Ley de Asilo que se adapte a los nuevos retos de la movilidad global y que tenga en cuenta las nuevas realidades sociales鈥.

Desde Red Acoge reconocen que este primer a帽o de gobierno de coalici贸n ha sido muy complicado, marcado por el cierre de fronteras y por el par贸n administrativo. 鈥淪铆 que se han activado determinadas medidas a corto plazo, como se ha hecho en otros 谩mbitos, para intentar paliar, o intentar poner un parche para que las cosas no fuesen a peor, pero no ha habido tiempo para abordar los problemas de fondo鈥, valora Garc铆a. Muchas de esas cuestiones quedaban recogidas en un informe que diversas organizaciones sociales, incluyendo a la propia Red, hicieron de cara al Examen Peri贸dico Universal sobre el sistema de protecci贸n internacional. En el documento, se incluyen recomendaciones espec铆ficas. El gobierno contest贸 de forma positiva y ser谩 examinado dentro de cuatro a帽os.

鈥淗a habido resoluciones interesantes por parte del Tribunal Supremo afirmando que se puede pedir asilo en las embajadas en el exterior, pero eso tambi茅n hay que facilitarlo en la frontera y el aeropuerto, ah铆 hay una serie de garant铆as que no se est谩n cumpliendo鈥

Pero cuatro a帽os son muchos y hay cosas muy urgentes, enumera Garc铆a. Lo primero, afrontar el colapso del sistema y garantizar el acceso al sistema de Protecci贸n: 鈥渜ue no haya devoluciones ni en frontera ni en el aeropuerto y que cuando las personas llegan tengan realmente posibilidad de pedir asilo con todas las garant铆as, que tengan int茅rpretes, que pase el tiempo necesario鈥. La experta advierte de los muchos obst谩culos que las personas han de afrontar para pedir protecci贸n. 鈥淪in embargo, ha habido resoluciones interesantes por parte del Tribunal Supremo afirmando que se puede pedir asilo en las embajadas en el exterior, pero eso tambi茅n hay que facilitarlo en la frontera y el aeropuerto, ah铆 hay una serie de garant铆as que no se est谩n cumpliendo鈥.

Desde la misma organizaci贸n, Vilkhova considera que es necesario un cambio de concepto, que casos de violencia como los que expulsaron a Dayana y Patricia de su pa铆s deber铆an de considerarse. 鈥淟a convenci贸n de Ginebra est谩 bastante anticuada y no se ajusta realmente a las necesidades del 2021, me refiero por ejemplo a los refugiado clim谩ticos, los motivos tienen que actualizarse, adem谩s no pueden ser tan cerrados鈥.

De las Mercedes no tiene mucha fe en este gobierno, ni en los anteriores. Para ella, la gesti贸n de la protecci贸n internacional en este 2020 muestra sus objetivos reales: agilizar a toda costa la denegaci贸n de expedientes. De hecho, en el a帽o que reci茅n acaba, las resoluciones positivas supusieron a煤n menos del 5% que ven铆a siendo la media. 鈥淓ste Gobierno est谩 en la l铆nea de los gobiernos en Espa帽a de los 煤ltimos 20 a帽os, de empeoramiento paulatino de las condiciones, tanto de acogida como procedimentales. O dicho de otro modo, de vulneraci贸n de los Derechos Humanos de las personas refugiadas鈥, sentencia.

Enlace relacionado ElSaltoDiario.cm (24/01/2021).




Fuente: Sasmadrid.org