October 4, 2021
De parte de ANRed
201 puntos de vista


Ilustraci贸n:@nico_mezca

El sujeto endeudado como motor del capitalismo posmoderno. La deuda con el FMI impuls贸 la Ley de Fomento Agroindustrial y la in茅dita foto de Alberto y CFK. Las 鈥渢res ecolog铆as鈥. Mientras tanto, se acrecienta la pobreza y personas con hambre en las tierras de la soja y las vacas. Las propuestas de Hacemos Por C贸rdoba y la reforma laboral como deuda pendiente. Por Lea Ross (La Luna con Gatillo).


Asia es un continente de vertiginoso crecimiento econ贸mico en escaso tiempo. Y ante la escasez de recursos, se lanzan los esquemas Ponzi. De ah铆 la crisis de la megainmobiliaria china Evergrande, una suerte de Lehman Brothers empapelada de yuanes, a partir de la sobresaturaci贸n de viviendas constru铆das por sobre la tendencia migratoria del campo a la ciudad. Ante ello, la fiebre especulativa ensancha la desigualdad prevalente, donde florece expresiones art铆sticas como la multipreamiada Parasite, de Bong Joon-ho, o el 煤ltimo suceso de Netflix, la sobrevalorada serie El juego del calamar, de Hwang Dong-hyuk. No es casual que ambas sean de Corea del Sur, cuyo PBI equivale a las ventas de cinco de sus m谩ximas empresas, con Samsung a la cabeza. Estas corporaciones reciben el nombre de chaebols, que hasta la propia Wikipedia afirma que es una definici贸n generosa de monopolios.

En el caso de la susodicha producci贸n de la famosa plataforma de streaming, la trama consiste en centenares de personajes que aceptan someterse a una serie de juegos mortales para ganar el gran premio de un millonario bot铆n para saldar sus deudas y dejar de padecer una vida aprisionada por sus acreedores.

El sujeto endeudado es el catalizador del capitalismo posmoderno, tanto para Oriente como para Occidente. Porque la secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen, le anunci贸 a los congresistas de su pa铆s que el Estado se est谩 quedando sin fondos para cumplir con los plazos de sus deudas y, por ende, se correr铆a el riesgo de caer en default. Algo in茅dito a nivel hist贸rico, siendo que es la naci贸n que imprime la principal moneda del mundo. Una realidad que es a posteriori de lo que vienen padeciendo otros distritos por las sanguinarias presiones de acreedores internacionales, como Grecia y Portugal.

La deuda es carne y sangre. Como la obra El mercader de Venecia, cuando el comerciante Antonio no logra saldar su deuda con Shylock y 茅ste le exige pagar como garant铆a un kilo de su carne, llevando a una situaci贸n desconcertante a nivel jur铆dico y social. William Shakespeare lo public贸 hace m谩s de 400 a帽os. Y sigue intacto.

El protagonista de El juego del calamar y una ilustraci贸n de Shylock, de autor desconocido.

El d铆a 100

Argentina es el pa铆s que tiene el mayor tama帽o de cr茅dito recibido por el Fondo Monetario Internacional. Y en esa patologizaci贸n que genera la deuda, es lo que desencaden贸 aquella in茅dita imagen del jueves pasado entre Alberto Fern谩ndez y Cristina Fern谩ndez, luego de la detonante carta de la segunda, donde se presentaron unidas no solo entre s铆, sino tambi茅n a rega帽adientes con el agropower. Se dice que los primeros 99 d铆as de 茅sta gesti贸n fueron la previa al inicio de la cuarentena. Por eso, en el momento del anuncio del proyecto de ley de 鈥淩茅gimen de Fomento al Desarrollo Agroindustrial, Federal, Inclusivo, Sustentable y Exportador鈥, el mandatario principal lo consider贸 como el D铆a 100. Un cuadro distinto de hace ya 4.826 d铆as atr谩s, cuando se lanz贸 el voto 鈥渘o positivo鈥 del vice de su compa帽era, cuando era presidenta, en el mismo puesto que ella se encuentra ahora y se enfrentaba a los 鈥減iquetes de la abundancia鈥.

鈥淓sta es una ley que revindica la cultura del encuentro鈥, se帽al贸 Alberto, quien asegur贸 que en su elaboraci贸n, 鈥減articiparon grandes productores y peque帽os productores de la agricultura familiar. Todos han sido o铆dos鈥. Tambi茅n dijo que el proyecto respeta una 鈥渢riple ecolog铆a鈥: ambiental (鈥済arantiza alimentos de calidad鈥), econ贸mica (鈥渘ecesitamos exportar para que las divisas ingresen en el pa铆s, m谩ximo que cargamos con una deuda tan enorme鈥) y social (鈥済arantiza m谩s trabajo de calidad para un 谩mbito como es el campo鈥).

鈥淓sta ley no es completa. Necesita atender otros sector de la agricultura. Necesita atender la agrobioeconom铆a, la agricultura familiar y la producci贸n org谩nica. Y eso reclama la inclusi贸n de tierras fiscales, de incentivos para los peque帽os agricultores y las familias que trabajan para la tierra. Y ya tenemos previsto c贸mo financiarlo, porque con el Banco Mundial tenemos destinado 500 millones de d贸lares para ese sector de la econom铆a que queremos desarrollar, a la par de la agroindustria鈥, aclar贸 el mandatario, sin mencionar otros proyectos que se encaminan de la mano de la Ley de Acceso a la Tierra, la Ley de Agricultura Familiar, la Ley de Humedales y la Ley de Etiquetado Frontal de Advertencia en los Alimentos.

El plancito

Por la efem茅ride de aquel d铆a, el ministro Juli谩n Dom铆nguez casi lo compara con el Primer Plan Quinquenal de Juan Domingo Per贸n y que llevar铆a al pa铆s a ser una potencia 鈥渁gro-bio-industrial鈥.

Aquel proyecto de Per贸n se sintetizaba puntualmente como aquel que pretend铆a profundizar la industrializaci贸n para sustituir importaciones. Pero se trat贸 de un combo de iniciativas que inclu铆a la nacionalizaci贸n del Banco Naci贸n, la estatizaci贸n de empresas, el avance de derechos laborales, incluyendo el pe贸n rural, y el cambio de situaci贸n financiera de la Naci贸n de pasar de ser deudor a acreedor. En cambio, la Promoci贸n Agroindustrial, de tal solo 17 art铆culos, solo propone una bater铆a de beneficios impositivos para aquellos que invierten en el valor agregado en distintos tramos de la cadena de valor agropecuario. Seg煤n la palabra de los funcionarios, de ac谩 al a帽o 2030, se generar铆an 700.000 puestos de trabajo, US$ 100.000 millones por exportaci贸n y el remate de 200 millones de toneladas en granos.

Al contemplar 茅stos n煤meros prometedores, no se visualiza con claridad qui茅nes son los que generar铆an todo ese crecimiento, sabiendo que la ley habilita anotarse en la 鈥渧entanilla鈥 a m谩s de 140 negocios agropecuarios habilitados para hacer fila. No se contempla el peso que tendr谩n los cultivos de altos rindes de siempre (soja y ma铆z) y qu茅 tanto las econom铆as m谩s regionales. Finalmente, no se focaliza si para lograr esos objetivos se requerir谩 una mayor expansi贸n agropecuaria, con todo lo que eso implica en materia ambiental.

Nada eso se contempla en el proyecto que solo tiene 26 p谩ginas, pero solo las primeras 7 se compone del articulado y el resto son la lista completa de todas las actividades beneficiadas a anotarse.

驴Y el tractorcito?

La presentaci贸n de la Ley de Promoci贸n Agroindustrial se dio en la misma fecha de publicaci贸n del 煤ltimo informe del INDEC, donde midi贸 los niveles de pobreza (aquellos que no pueden comprar la canasta b谩sica total) e indigencia (solo los que no pueden comprar la canasta b谩sica de alimentos) del primer semestre del presente a帽o; es decir, de la primera mitad o primeros seis meses del 2021. En los grandes centros urbanos del pa铆s, el nivel de pobreza fue del 40,6% y de indigencia 10,7%. Fue una leve mejora del segundo semestre del 2020, que era del 42% y 10,5% respectivamente.

Si contemplamos solo el interior nacional, la pobreza se elev贸 a 42,3% en comparaci贸n con todo el pa铆s, pero la indigencia baj贸 a 9,7%, lo cual se debe a que las personas que padecen hambre tienen su peso importante en el Gran Buenos Aires.

Sin embargo, en el caso de la Regi贸n Pampeana, la pobreza tiene una ligera baja del 42,1%, pero la indigencia es mucho mayor: 11,1%, superior incluso al promedio nacional. O sea, que en el interior del pa铆s, se concentran m谩s personas desnutridas en las tierras donde habitan la soja, el ma铆z, los tambos lecheros y las vacas.

En el caso del Gran C贸rdoba, la pobreza fue de 46,6% (muy por arriba del promedio nacional total) y la indigencia tambi茅n super贸 a la nacional: 10,8%. Una realidad muy distinta al segundo centro urbano cordob茅s, que es R铆o Cuarto, cuya pobreza fue del 38,8% y la indigencia 6,2%. El Gran C贸rdoba es una realidad alejada de su par del Gran Rosario (39,4%-10,6%), beneficiada por ser una regi贸n portuaria, y se acerca m谩s a la al norte nacional como Formosa (47,4% de pobreza) o el Gran Catamarca (46,0%).

La Luna con Gatillo realiz贸 la siguiente gr谩fica que muestra la diferencia entre el porcentaje de pobreza del primer semestre de 2021 con el segundo semestre de 2020 de los conglomerados urbanos que relev贸 el INDEC. Los que se extienden del lado derecho, son los que lograron en un a帽o disminuir el nivel de pobreza y, por ende, mejorar su margen socioecon贸mica, mientras que por el lado izquierdo son los que lo empeoraron. El promedio nacional est谩 resaltada en la 煤nica barrera roja. Las barreras verdes son las urbes que se encuentran en la mencionada regi贸n de las pampas, mientras que las celestes est谩n por fuera de las mismas.

N贸tese que el Gran Catamarca, ubicada al pi茅 de la gr谩fica, es el que peor padeci贸 el agravamiento de la pobreza, siendo el territorio donde est谩 ubicado el succionado hoyo de Bajo La Alumbrera, donde se invirti贸 el primer emprendimiento de miner铆a a cielo abierto en el pa铆s por parte de capitales extranjeros. De hecho, los centros urbanos de provincias mineras cordilleranas tuvieron saldo negativo en cuanto a la dram谩tica situaci贸n que vive el pa铆s.

En el caso de los pampeanos, de base agr铆cola, vemos que no solo la mayor铆a empeor贸 su situaci贸n, sino que incluso el Gran C贸rdoba est谩 claramente ubicado en el sector inferior.

El dato se torna m谩s significativo cuando el diario Clar铆n, a finales del mes de mayo, en el tramo final de ese mismo semestre, felicit贸 a la provincia de C贸rdoba por convertirse, moment谩neamente, en el 鈥済ran tractor agroindustrial鈥, debido a que encabez贸, por arriba de las provincias de Buenos Aires y Santa Fe, la cosecha de soja y ma铆z, solo por estar favorecida por oportunas lluvias pasajeras. A esto se le sum贸 su protagonismo en la producci贸n de man铆, de la ganader铆a vacuna y la elaboraci贸n de bioetanol a base de ma铆z. Todo eso ocurr铆a mientras centenares de miles de cordobeses ca铆an por debajo de la l铆nea de pobreza.

Clar铆n 鈥 28 de mayo de 2021

La libretita de Ellas

Tampoco fue casual que en ese mismo jueves, Hacemos Por C贸rdoba convoc贸 un acto con su militancia en el Espacio Quality de la ciudad de C贸rdoba, con la presencia nada menos que del gobernador Juan Schiraretti, el intendente Mart铆n Llaryora y 鈥淓llas鈥: Alejandra Vigo y Natalia de la Sota.

All铆 se lanzaron una bater铆a de 20 propuestas que presentar铆an en sus respectivas bancas del Congreso de la Naci贸n. Las mismas se han ordenado en la siguiente tabla seg煤n una distribuci贸n de categor铆as, definidas arbitrariamente por su humilde servidor:

Como podemos ver, Hacemos Por C贸rdoba ratific贸 su posicionamiento contra el gobierno nacional, en todo lo que tenga que ver con la reforma judicial o de seleccionar al pr贸ximo procurador general de la Naci贸n. Pero en ning煤n lado aclara sobre c贸mo se posiciona con el primer proyecto candente, que es la propuesta de reemplazar la indemnizaci贸n por despido a una 鈥渓ibreta de desempleo鈥 en todos los 谩mbitos laborales, donde es el propio obrero quien solventa, mensualmente, el fondo com煤n para mantenerlo en caso de ser expulsado de su trabajo. Se trata de un r茅gimen que est谩 siendo aplicado en el rubro de la construcci贸n, cuyos contratos duran lo mismo que la obra a trabajar. Son los mismos proyectos de obra p煤blica que pretende lanzar el gobierno provincial, exigiendo ser solventados con fondos nacionales, tal como lo refleja la tabla. No es menor mencionar que la construcci贸n es el trabajo m谩s precarizado que se tiene registro.

Seg煤n public贸 el colega Alejandro Bercovich en BAE Negocios, la pandemia permiti贸 evaluar el funcionamiento de aquella libreta en una suerte de experimento dentro del sector gas铆fero, donde empresas tercerizadas tienen empleados tanto bajo el amparo del gremio de la construcci贸n UOCRA, como la del gremio de trabajadores de gas, STIGAS. Durante los momentos cr铆ticos de los contagios por Covid-19, la empresa Cosugas SA despidi贸 a 200 operarios bajo el convenio de UOCRA y a ninguno de STIGAS, mientras que en Exgadet SA, fue de 55 a cero. Encima, los despedidos de la construcci贸n ganaban la mitad que sus compa帽eros gas铆feros, a pesar de realizar trabajos similares. Esto se explica por el hecho en que el empleador extorsiona al obrero con la amenaza del despido si pretendiera exigir un aumento salarial. Total, 茅ste mismo ya tiene 鈥渁segurado鈥 su propia expulsi贸n.

Que una alternativa peronista no exponga su posicionamiento sobre esta situaci贸n no es m谩s que un s铆ntoma de una 鈥渄esperonizaci贸n鈥 que se viene forjando en C贸rdoba desde hace un cuarto de siglo, pero a煤n as铆 iniciado una d茅cada despu茅s del Consenso de Washington y previa a sus consecuencias, como fue la debacle de diciembre de 2001.

La cobertura sobre la cobertura

Ante tanta incertidumbre social, financiera y ambiental, es importante destacar el trabajo que acaba de realizar la Federaci贸n Argentina de Trabajadores y Trabajadoras de Prensa (Fatpren) y la Fundaci贸n Rosa Luxemburgo. Se trata de un peque帽o dossier titulado 鈥淐ontaminaci贸n informativa: Medios, extractivismo y soberania鈥, escrito por periodistas especializados en temas ambientales, donde profundizan la cobertura medi谩tica sobre hechos que impactan en el ambiente, y que compartimos el link a continuaci贸n: https://cutt.ly/GEWLAjS

Para el caso de la provincia de C贸rdoba, hay dos notas separadas: 鈥淎grot贸xicos en los medios cordobeses. El silencio c贸mplice y la visibilizaci贸n a cuentagotas鈥, de Consuelo Cabral, e 鈥淚ncendios intencionales en C贸rdoba. Contaminaci贸n informativa: 鈥楩uego amigo鈥欌, de Daniel D铆az Romero, director del portal Sala de Prensa Ambiental.

En el art铆culo de Consuelo, se interpreta que hubo un punto nodal en el a帽o 2012, cuando se realiz贸 el juicio contra los que estuvieron en el negocio de los campos de soja que contaminaron al barrio Ituzaing贸 Anexo con qu铆micos legales e ilegales. Pero tambi茅n, fue la fecha que empez贸 la lucha de los habitantes de la localidad de Malvinas Argentinas contra la multinacional Monsanto. Si anteriormente, la cobertura de los medios principales cordobeses otorgaban la voz a las Madres de Ituzaing贸 para conocer sus desgarradores testimonios, eso cambi贸 cuando se contemplaba que las distintas luchas tomaban un vuelo prominente desde lo judicial como desde lo internacional, poniendo en jaque a la base misma del modelo econ贸mico. De ah铆 que la colega valor贸 las cr贸nicas de las audiencias que realiz贸 su par de La Voz del Interior, pero que no le pareci贸 menor la ausencia de la palabra 鈥渁grot贸xicos鈥 en sus art铆culos.

Por el lado de Daniel, subraya que no solo los medios le otorgan m谩s legitimidad a las autoridades provinciales a la hora de informar sobre el devenir de los incendios serranos, obturando las lecturas que sospechan sobre las ra铆ces especulativas y econ贸micas de las mismas, sino que adem谩s forjan discursos contemplativos y de espectacularidad, que generan una 鈥渞omantizaci贸n鈥 de los hechos. 鈥淪on relatos construidos a partir de la idealizaci贸n de personajes y ponen a los ciudadanos, no ya a exigir soluciones y pol铆ticas eficaces sino a asumir que los incendios son inevitables y que el poblador de un territorio ha de gratificarse con ser invitado a presenciar un espect谩culo dantesco, asumiendo un lugar de espectador pasivo鈥, se帽ala el colega.

De 茅sta manera, 2012 y 2020 fueron fechas claves, tanto desde la cuesti贸n de los agronegocios como desde los incendios; en el medio, aparece 2016, cuando se fren贸 la reforma de la ley de bosques provincial. Habr谩 que ver cu谩les ser谩n las pr贸ximas fechas que se avizoran. Pero sobretodo: si se emanan como emergente a partir de un agravamiento de la situaci贸n social y ambiental; o por el contrario, a partir de una capacidad de maduraci贸n pol铆tica que pretenda ir por una v铆a program谩tica desde las propias luchas, como los distintos proyectos que vienen impulsado el sector agroecol贸gico. Esa es otra deuda pendiente, pero a contramano de lo patol贸gico.

Fuente: https://www.lalunacongatillo.com/agronegocio-y-el-juego-del-calamar/





Fuente: Anred.org