December 30, 2021
De parte de ANRed
122 puntos de vista

Entrevistamos a Angélica Lauquen vecina de Bahía Blanca para conversar sobre la lucha por el agua, el abandono y desidia estatal, la apatía de los gobiernos provincial y municipal, los privilegios para las empresas del polo petroquímico y también conversamos sobre las universidades públicas y el compromiso colectivo con la defensa de los derechos humanos. Por Corresponsal popular para ANRed.


A las precarias condiciones de vida en muchos barrios y tomas de la ciudad de Bahía Blanca: sin vivienda, sin trabajo o con trabajos precarios, con dificultades de acceder a la alimentación básica, sin escuelas, sin obras públicas, se da año a año una situación de escasez de agua potable.

Mientras cerramos esta nota que empezamos estos días, se multiplicaron los mensajes como año a año por la escasez de agua en la ciudad. Al día de hoy hay barrios en los que hace tres días no hay agua, Gardeen Green, Bordeu, Los Chañares, Tierras Argentinas entre otros están ya con falta de agua. “En mi barrio en todo el día no hay agua, no hay presión” dicen vecinas y vecinos, “…. hay muchas pérdidas, hay varios barrios en esta situación …”. Señalan que este año para regular la presión ante la escasez de agua ABSA hace cortes programados … están avisando de esos cortes, porque saben que los vecinos están re cansados y saben que hay un amparo también….”.

Hace un año la situación fue de enorme gravedad, vecinos y vecinas se autoconvocaron y se organizaron generando acciones de denuncia. En más de 30 barrios de la ciudad se vivió la falta de agua potable. La ciudad viene atravesando una crisis hídrica de envergadura desde hace tres décadas. Hace un año se llevaron a cabo movilizaciones, cortes de calles, petitorios de firmas, protestas en la sede de ABSA… Se dio un despliegue de un repertorio diverso de acciones colectivas desde la movilización social en un contexto de una ola de calor.

Entrevistamos a Angelica Lauquen, una de las vecinas que se viene movilizando en esta lucha. De apellido Mapuche, nos dice que por doble vía, materna y paterna: “ Lauquen es por parte de mí abuela paterna y Lican por parte de mí mamá” Lauquen significa lagos…ríos… agua, es decir fuentes de agua. Por eso en el sur los lados muchos terminan con Lauquen por ejemplo Futa-Laufquen y Lican es piedras revueltas … Eso soy yo …. decir soy una laguna con piedras revueltas…”

Angelica nació y se crió en Esquel, en la provincia de Chubut, que este año una vez más ha dado lecciones de lucha en defensa del agua. “Mi familia es de Esquel Chubut. Yo a los 18 años asistí a la primera marcha por el no a la mina de Esquel …. Mí infancia es básicamente en la naturaleza”. Esas movilizaciones que se gestan en ese diciembre de 2002. Sin embargo ya desde antes tiene recuerdos en su memoria de la lucha por el agua en la zona “Tengo muy en mí recuerdo el haber visto las canillas comunitarias de dónde los pobladores de Esquel sacaban agua. Ellos hacían colas y yo particularmente a los 5 años ayudaba a mí mamá a cargar baldes de 5 litros de agua. En los barrios en esa época no tenían agua en las casas.

Se crió en un hogar donde se hablaba de estas cosas, su padre nos dice, “Mí viejo trabajó de los 19 años en una empresa eléctrica y de agua potable. Ellos brindan agua a Esquel. Es por eso que siempre en mí casa se habló del tema de cañerías. Agua y redes. Era algo frecuente escuchar a mí viejo hablar del tema. Y conocí el proceso de potabilización desde pequeña, el proceso desde como lo ve un empleado que es quien realmente hace el trabajo “.

Ilustración: Chelo Candia

Las luchas jurídicas y las universidades públicas

Hace un año en el contexto de falta de agua que vivía la ciudad fue parte de los reclamos, movilizaciones, de luchas por redes sociales, interpelando a funcionarios pero también es una de las impulsoras del amparo colectivo ante la justicia como una forma mas de exigencia al Estado, con el patrocinio de la abogada Sandra Vulich.

En dicho amparo se exigían acciones urgentes que den una respuesta a los vecinos y vecinas ante tan grave situación.

En ese momento en que toda una ciudad estaba sin agua, seis jueces del poder judicial bahiense se excusaron, aludiendo a que son parte interesada por ser usuarios del servicio de agua, porque las sociedades de fomento de sus barrios realizaron reclamos. El amparo finalmente quedó en un juzgado de primera instancia en lo Civil y Comercial número 2 de Bahía Blanca a cargo de una jueza, María Selva Fortunato.

Conversamos con Angélica sobre la situación de este amparo colectivo, en un inicio la jueza intimó a las empresas por las medidas cautelares, esto es, de suma urgencia que debían ser realizadas. Las empresas apelaron estas medidas cautelares y esto puntual cayó en la Cámara de Apelaciones de Mar del Plata. La causa principal tramita en Bahía Blanca. Angelica plantea que se creó una instancia por la que se reúnen representantes de ABSA, con los vecinos y vecinas, su abogada y el ingeniero que los asesora, y el 10 de cada mes la empresa está obligada a entregar un avance de obra. Tuvieron que presentar un plan de contingencia y la empresa tiene la obligación de cumplirlo, aún así nos dice que en ese 10 de cada mes muchas veces no hay mejoras. Han pedido por ejemplo comprobantes compra de equipos que manifiestan comprar o geolocalizaciones y la empresa no entrega nada. Han pedido facturas de compras y no han mostrado nada. “El hecho de que el 10 de cada mes la empresa se tenga que sentar ante la jueza, para informar que ha hecho para mejorar la crisis ya es un avance para nosotros”. Sin embargo, plantea, que haya una sanción a la empresa ante las irregularidades “ es una decisión de la jueza, esperamos que sea estricta y también veremos que haremos nosotros, porque esto es un derecho humano, acceder al agua es una necesidad básica para las personas. No estamos hablando de cosas menores… “

En estos días se conoció un informe presentado por las dos universidades de la ciudad -la Universidad Nacional del Sur y la Universidad Tecnológica Nacional – realizados a pedido de la justicia, y realizados por Olga Cifuentes, docente e investigadora de la UTN y Juan Carlos Schefer por la UNS y presentados con la firma de los dos rectores de ambas universidades Daniel Vega por la UNS y Liberto Ercoli por la UTN.

En dicho informe los investigadores son categóricos en denunciar tanto la historicidad del problema hídrico en la ciudad como a realizar una evaluación de los planes de obra presentados por ABSA.

Señalan que las obras “no responden en cuanto a plazos, a satisfacer las urgencias de la población. por otro lado, se desconoce si responden a una planificación que las incluya en la solución definitiva del abastecimiento a las ciudades de Bahía Blanca y Punta Alta. Por otro lado, la optimización de caudales desde Paso de las Piedras, requiere como prioritario la construcción del tercer módulo faltante y la construcción de un decantador, obras no previstas en el plan a mediano plazo. Tampoco nada se dice sobre las obras necesarias de mantenimiento sobre et acueducto principal, que surgen de la pericia realizada por la UNS a requerimiento de la fiscalía . Se entiende que tas obras de corto ptazo son de corto plazo de ejecución, a partir de la adjudicación. Por lo que las que se encuentran mencionadas a corto plazo como en evaluación, por los tiempos que ya se han mencionado de proyecto, licitación, adjudicación y ejecución, pasarían a ser al menos de mediano plazo”.

El proceso de lucha de la mano a la educación y formación ha llevado a Angélica entre otros y otras vecinos y vecinas a interiorizarse de todo el proceso judicial incluso de cuestiones técnicas, de leer, estudiar , incluso este último informe de las universidades.

Nos decía Angélica “Los informes de las universidades son totalmente contundentes, ellos hacen un resumen histórico de cómo llegamos a este punto y como fue que las autoridades, el gobierno llegara a esta crisis por un montón de obras no cumplidas, después hacen un análisis del plan de obra y de las obras que se presentaron ahora y hacen un análisis detallado de los plazos. Ahí cuando hablan de los plazos es lo más alarmante, porque no se condicen los plazos con los tiempos que se están manejando en la provincia. Se habla todo a partir de la adjudicación y la adjudicación todavía no está dada …. Se habla mucho del fondo CAF de donde surgiría la plata, uno como vecino descree que esa plata realmente esté disponible. Si no tienen nada adjudicado por que esta demora. Hay una parte donde ellos dicen “… por otro lado, se desconoce si responden a una planificación que las incluya en la solución definitiva del abastecimiento a las ciudades de Bahía Blanca y Punta Alta ” …. Hablan de “soluciones definitivas”. Cuando decimos eso de solución definitiva los vecinos lo que decimos es que las futuras generaciones no estén como nosotros….

Y señalaba acerca de estos informes y el trabajo de estos profesionales “me parece un aporte valioso y agradecemos a las universidades que se hayan comprometido en hacerlo ayudando a los vecinos pero es así, cada uno tiene que hacer algo para que esto se solucione”.

Hace un año cuando se iniciaba el amparo, se presentó un escrito de Amicus Curiae o “Amigo del Tribunal”, como un mecanismo legal existente en la provincia de Buenos Aires normado por la ley 14736 firmado por el decano del Departamento de Humanidades de la Universidad Nacional del Sur Dr Emilio Zaina, Jessica Visotksy como directora del Proyecto de Investigación “Pedagogías críticas, interseccionalidades y derechos humanos: una mirada en territorio desde la investigación participante y las metodologías cualitativas” e investigadorxs de dicho proyecto con experiencia en la temática de derechos humanos y derechos socioambientales, patrocinados por el Dr. Leandro Aparicio. En el mismo se planteaba la responsabilidad de las Universidades Públicas respecto de los derechos humanos y de llevar adelante acciones para su pleno cumplimiento. Se señalaba que “la ciudad de Bahía Blanca, está compuesta por 301.572 habitantes y de esta cantidad, las Niñas, Niños y Adolescentes son un total 76.433, según el censo del INDEC del 2010. En el censo realizado por el INDEC se describe la situación de los 105.342 hogares existentes en nuestra Ciudad, de los cuales acceden al agua potable mediante la red pública un total de 84.702 hogares. Si bien los datos del censo mencionado ya llevan un decenio, los mismos no dan cuenta de la cantidad y calidad del agua para consumo humano al que accede la población. En esa línea, si tomamos el total de hogares existentes en la Ciudad de Bahía Blanca y restamos la cantidad de hogares a los que acceden al agua potable mediante la red pública, los mismos son de un total de 20. 640 hogares, los que no estarían accediendo al agua potable mediante la red pública en las condiciones de calidad y cantidad correspondientes a las obligaciones estatales en materia de derecho humano al agua”.

La gama de problemáticas que se dan son diversas, desde poca presión, agua de los grifos con olor, sabor y color, es decir no potable, hasta la inexistencia por completo de la misma. Respecto de la población que carece de agua potable mediante la red pública se debe a la inexistencia de obras públicas que garanticen el acceso en las viviendas.

El agua que llega a las viviendas de los bahienses, proviene del Río Sauce Grande, el que nace en Sierra de la Ventana y su curso continúa hasta la contención de la represa embalse Dique Paso de las Piedras, que es la única fuente de abastecimiento del acueducto que brinda agua a las dos plantas potabilizadoras dependiente de la empresa Aguas Bonaerenses S.A. (ABSA), quien se encuentra a cargo de la potabilización y distribución a los hogares por una contraprestación dineraria que se encuentra determinada en la facturas que emiten a cada usuario. El mismo acueducto abastece de agua al Complejo Industrial Petroquímico. Cabe aclarar que desde el año 1999 se encuentra vigente un convenio suscripto entre el Gobierno de la Provincia de Bs As y ABSA, mediante el que se le otorgó prioridad al abastecimiento de agua al Polo Petroquímico, lo que fue dispuesto en el Anexo 0 del mencionado contrato. (Ver: absa reconoció la existencia de ganexo)

Es considerado por esta presentación de suma gravedad que en el año 1999 -cuando gobernaba Eduardo Duhalde la provincia- se haya otorgado la prioridad en el uso del agua a las empresas del polo. En el Amicus Curiae se plantea la preocupación ante esto de otorgar prioridad de provisión de agua potable a un complejo industrial, puesto que pone en situación de extrema vulnerabilidad a los habitantes de la ciudad de Bahía Blanca y particularmente de los niños, niñas y adolescentes, a la población de tercera edad y con discapacidad.

Se hace mención en la presentación al concepto de ecologización de los derechos humanos y en esa línea afirma que debe primero tenerse en claro la existencia de una serie de derechos humanos autónomos e independientes entre sí, pero íntimamente ligados al derecho a un ambiente sin riesgos, limpio, saludable y sostenible, conocidos en su conjunto como derechos humanos ambientales, los cuales de conformidad con la Opinión Consultiva OC-23-17 dictada por la Corte Interamericana de Derechos Humanos y los informes del Relator Especial de las Naciones Unidas sobre la cuestión de las obligaciones de derechos humanos, relacionados con el disfrute a un medio ambiente sin riesgos, limpio, saludable y sostenible, se clasifican en dos grupos, por una parte los derechos de procedimiento o de acceso: derecho de acceso a la información ambiental, a la participación pública en la toma de decisiones y a la justicia ambiental; y por la otra los derechos sustantivos, entre ellos: derecho a la vida, a la integridad personal, salud, agua potable y saneamiento, alimentación, vivienda, propiedad, paz.

Se menciona a la utilización del agua para las huertas y el consumo en un contexto en que muchas familias de la ciudad apelan a las huertas como estrategias alimentarias apelando a informes e investigaciones de profesionales que trabajan en agroecología y soberanía alimentaria en la Universidad Nacional del Sur, como del docente Matías Alamo en el marco el Equipo de Trabajo en Soberanía Alimentaria (ETSA).

Asimismo se hace énfasis en aquella presentación en que el Estado debería ejercer el manejo de todos los recursos hídricos y protegerlos en conjunto con sus funciones ecológicas asociadas pero asimismo en el concepto de participación real de la población, lejos de los mecanismos de participación simbólica o seudo participación en que en asuntos ambientales solemos ser parte de maniobras y mecanismos que nada tienen que ver con una toma de decisiones autentica de los pueblos.

Las acciones ante los funcionarios ý representantes políticos

Respecto de las acciones políticas que realizaron nos dice “Hemos acercado notas al intendente de Bahía Blanca, Héctor Gay, hemos entregado nota al consejo deliberante, al gobernador, a él le acercamos un pendrive con información que teníamos… hoy es mucha más. Le exigimos que retiraran a la empresa ABSA de Bahía Blanca y que buscaran a otra empresa para que se haga cargo, porque no creemos en esta empresa”.

Ante esto “el gobernador dice que es importante el agua por Profertil! Profertil!!!! Yo no entiendo cómo no se dan cuenta que estamos hablando de personas… Acá los que están sufriendo son personas…. El dijo… lo que pasa es que Profertil necesita expansión … y las personas? …. Tenemos 40 grados de calor y no tenemos agua señor!!!”

Desde el poder político, un espacio que se había generado en el Municipio por una ordenanza municipal era una “Mesa de Gestión del Agua” creada bajo la ordenanza 20177 en diciembre de 2020, cuando comenzaba la falta del recurso hídrico el verano pasada, y que según Angélica es un verdadero desastre. Afirma que algunos vecinos y vecinas decidieron retirarse “porque las cosas que se escuchaban ahí veíamos que no tienen que ver con lo que le pasa a la gente y no son urgentes para lo que estamos viviendo…. se venció la ordenanza que la creaba y no quisieron reformarla, nosotros exigíamos que se trate el problema cloacal también y nada …. Afirma que sirvió para que se generen discusiones y tensiones entre quienes debarían ser representantes del pueblo y los vecinos “Nosotros vamos a defender a los ve-ci-nos!!! Se espera que los concejales defiendan a los vecinos, pero nos encontramos con concejales defendiendo la empresa” afirmó. Y con contundencia sostuvo que la mesa del agua si puedo calificarlo de alguna manera es un verdadero desastre, no sirvió para nada, no resolvió nada. No fue una perdida de tiempo porque los vecinos que fueron pusieron su tiempo para poder solucionar esto como estamos haciendo todos y el tiempo de cada vecino a quién no se le paga un sueldo y lo hace voluntariamente vale mucho mas que el del funcionario público”. Afirmó Angelica que ella entiende que “ es algo que no está a la altura de las circunstancias. La mesa del agua nunca estuvo a la altura de la problemática que tenemos en Bahia Blanca”.

Los repertorios de acción colectiva

Angelica señala que a partir del año pasado, luego de las movilizaciones, cortes de calle que se gestaron en la ciudad y de la autoconvocatoria de vecinos y vecinas, de las estrategias e interpelar al poder judicial y político, han desarrollado una diversidad de estrategias comunicacionales para informar a los vecinos y vecinas, desde canales de youtube en los que suben la situación de la falta de agua y déficit de infraestructura hasta grupos de watsapp o por Facebook y twitter desde el que interpelan a las autoridades. Fue justamente a raíz de las confrontaciones en dicha mesa del agua que surgieron estas estrategias “ cuando nosotros estuvimos en la Mesa del Agua tuvimos una discusión muy grande una vez con el gerente de ABSA Gustavo Bentivegna porque él nos dijo que teníamos que bañarnos menos, porque la culpa de la crisis era del consumo”. Así es que señala que “Por un lado , nosotros sabíamos que la ciudad estaba llena de perdidas – Bahía es un colador, como decimos- porque lo vemos a diario. Porque es la realidad y la realidad no se puede negar y fue por eso que decidimos crear un canal de youtube para mostrar todas las perdidas, todos los reclamos así de esa manera visibilizamos lo que vemos a diario, porque es una crisis que es multicausal, porque tiene que ver con un gobierno municipal que no ha entendido que los recambios de cañerías que se necesitan en la ciudad no es solamente que los caños son viejos. A su vez el gobierno municipal no ha entendido que no pueden seguir construyendo edificios con esa situación, y se siguieron construyendo edificios pese cómo estaban las cañerías”, hay barrios en que la situación es sumamente delicada por la gentrificación.

Y a su vez, “como se trata de un problema multicausal, lo que pasa es que se sigue mandando agua a las empresas del polo, que eso está en una cláusula del contrato, eso sabemos que es así, y eso también tiene que ver con la falta de agua en la ciudad”.

En este proceso y respecto del uso de las redes sociales y cómo se las han apropiado y sobre el acceso a la información pública señalaba, “Lo que tratamos de hacer también es que los vecinos tengan información de cual es el mail de ABSA, cual es el mail de la Secretaria hídrica de la provincia, del consejo deliberante, los mails para que hagan los reclamos y gestiones porque consideramos que la información pública no se le puede negar a los vecinos. Ya la paciencia en Bahía Blanca se terminó, los vecinos ya no tienen mas paciencia…. Está roto todo contrato social entre los vecinos y los políticos. No hay licencia, acá ya est: mos re cansados…. Ya no tenemos paciencia”.

Ver: Bahía Blanca: una ciudad sin agua y el privilegio en las concesiones lo tiene el polo petroquímico





Fuente: Anred.org