January 5, 2022
De parte de Nodo50
298 puntos de vista


Un total de 4.404 personas figuran entre los muertos y desaparecidos en las rutas migratorias a España a través de pateras (botes), según los datos que ha publicado la ONG Caminando Fronteras. La cifra duplica los registros de 2020  recogidos por la organización, con un aumento del 103%.

Se trata de la cifra más alta hasta la fecha. Del total, 4.016 fallecieron en la Ruta Canaria en 124 naufragios registrados. Los resultados aportados por Caminando Fronteras multiplican 3,5 los publicados por la Organización de Naciones Unidas para las Migraciones (OIM), que cifró las muertes en 1.255. En sus datos, la OIM solo tiene en cuenta las muertes en las que se recupera el cadáver o los testimonios de los supervivientes.

«4.404 es el numero mínimo. La realidad es que puede que haya más víctimas y no tengamos constancia de ellas», resaltó la portavoz de la ONG Caminando Fronteras, Helena Maleno. Según los datos aportados, supondría una muerte cada dos horas a lo largo del año. En comparación a los datos aportados por el Ministerio del Interior, que recoge que de los 37.385 migrantes que lograron llegar a España, 20.752 lo hicieron en Canarias, muere una persona por cada cinco supervivientes.

Caminando Fronteras aporta que, según sus cálculos, desaparecieron unas 83 embarcaciones a lo largo del año pasado y de ha recuperado el 5% de los cuerpos de los migrantes que han muerto en el mar.

Según la ONG, los números se han acentuado debido a la crisis diplomática entre Marruecos y España y las rutas se están volviendo «cada vez más peligrosas». Además, señalan que las embarcaciones son más inestables y a cargo de redes criminales con «nula experiencia» de navegación ni GPS a bordo.

Maleno ha denunciado la falta de coordinación entre países durante los rescates y la arbitrariedad a la hora de activar las alertas. También señala «situaciones rocambolescas que no sabemos si se deben a criterios políticos de no acudir a rescatar», como por ejemplo que en Baleares, Salvamento Marítimo derivase las llamadas de auxilio desde la ONG al teléfono de atención al público de Cruz Roja.

La ONG apunta a las «responsabilidades» de los gobiernos implicados para poner el foco en las vidas que se pierden, por encima del foco migratorio: «El estado español se jacta de haber cumplido sus tareas en trabajos migratorios y deberían cumplir sus obligaciones de derecho a la vida», declaró.




Fuente: Insurgente.org