June 28, 2021
De parte de Ateneo Libertario Carabanchel Latina
2,235 puntos de vista

Escrito por Josecrust / CNT Sindikatua

Voy a tratar de hacer un esbozo sobre Albert Camus. Durante el confinamiento volvi贸 a estar en la palestra, debido a que su novela 鈥淟a Peste鈥, fue una de las m谩s le铆das, debido seguramente a la similitud pand茅mica que atraves谩bamos.

Como dec铆a el historiador marxista E.P. Thompson, me dispongo a escribir desde la enorme condescendencia de la posteridad.

Lo primero que voy a hacer, ser谩 bosquejar un poco su biograf铆a, bucear en la vida de un hombre complejo, pero no por ello no atado a las pulsiones terrenales humanas, que todos y todas tenemos.
Camus naci贸 en la Argelia francesa, en una casa muy humilde sin electricidad ni libros y hu茅rfano de padre, por lo que en sus comienzos, quiz谩s nadie pod铆a augurar que ser铆a un futuro nobel de literatura.

Desde pronto, se interesa por los vaivenes de la revoluci贸n de Asturias de octubre de 1934, sobre la cual hizo una obra de teatro.

Aunque est谩 afiliado al Partido Comunista Franc茅s, en la secci贸n argelina, pronto lo abandona tras el pacto germano-sovi茅tico de 1938. Desde entonces mantendr谩 una posici贸n cr铆tica con la URSS, sobretodo a ra铆z de la invasi贸n sovi茅tica de Budapest de 1956.

Durante la II guerra mundial, se encuentra en el Par铆s ocupado por los nazis. En 1940, es el primero que escribe en sus notas personales que No hay futuro, algo que tomar谩n prestado los Sex Pistols muchos a帽os despu茅s.

Dirigir谩 esos a帽os, el peri贸dico clandestino de la resistencia Le Combat. De est谩 茅poca dir谩: 鈥淎rriesgar la vida, por poco que sea, para hacer imprimir un art铆culo es aprender el aut茅ntico peso de las palabras鈥.

Ser谩 durante estos a帽os que escribir谩 鈥淟a Peste鈥, en la cual nos deja la sensaci贸n de que no podemos hacer m谩s de lo que hacemos y que, en realidad, nos vemos atrapados por la cadena de los acontecimientos. S铆, una visi贸n un tanto nihilista.

En todo caso, se editar谩 tras la guerra, en 1947, que ser谩 cuando conozca y queden seducidos Sartre y Simone de Beauvoir, con quienes compartir谩 debates interminables, pol茅micas y tambi茅n locas fiestas al ritmo del enloquecido jazz de Boris Vian, adem谩s de sus constantes tri谩ngulos amorosos.

Hac铆a finales de los a帽os 40, a pesar de que en un principio los existencialistas no se posicionan con la URSS, ser谩 la deriva de la guerra fr铆a la que los posicione a favor del gigante ruso.

Las pol茅micas no tardar谩n en producirse en el seno del grupo de Montmartre. Y es que, tras la guerra, Camus, comienza a desarrollar un profundo pacifismo, lo que lo llevar谩 a enfrentarse con el grupo existencialista por su postura contra la pena de muerte. Hasta el punto de montarle una bronca monumental una noche de fiesta en casa de Boris Vian a Merleau-Ponty por un articulo que 茅ste hab铆a escrito.

Cuidado, porque Camus no piensa que la violencia no sea inevitable en seg煤n que contextos, pero es del todo injustificable, necesaria s铆, pero injustificable: Ni victimas ni verdugos.

En 1950 mantendr谩 m谩s pol茅micas contra Sartre, Beauvoir y Merleau-Ponty, ya que 茅stos piensan que Camus es contrarrevolucionario por su cr铆tica velada a la URSS. La verdad es que hacia el final de sus vidas, Merleau-Ponty acabar谩 siendo profundamente anticomunista y Sartre se considerar谩 un pacifista, acerc谩ndose parad贸jicamente a la postura de Camus.

Camus es un humanista que no piensa que la historia conducir谩 a un solo e inevitable destino, y no piensa, adem谩s que exista la perfecci贸n : 鈥淢ientras tengamos sociedades humanas, tendremos rebeli贸n. Cada vez que una revoluci贸n elimina los males de la sociedad, se crea un nuevo status quo, que a su vez desarrolla sus propios excesos, e injusticias. Cada generaci贸n tiene el deber renovado de rebelarse contra todo ello, y as铆 ser谩 siempre.鈥

Durante los cincuenta, Camus se posiciona abiertamente a favor de los exiliados libertarios espa帽oles. Pero adem谩s, comienza a colaborar en distintas publicaciones anarquistas. Para muestra un bot贸n, colabora con los diarios libertarios franceses: Temoins, Le Monde libertaire (luego Le libertaire), La revolution pr贸letarienne, Defense de l鈥檋omme,libert茅; y tambi茅n con los peri贸dicos anarquistas Solidaridad Obrera(Estado Espa帽ol), Volont谩 (Italia), Arbetaren y Die Freie Gessellchaft (Alemania), Reconstruir (Argentina), S.A.C.(Suecia) y Babel (Uruguay).

En todos ellos har谩 cr铆ticas y denuncias antiautoritarias, adem谩s, participar谩 en debates con otros libertarios.

Esto es importante, porque no podemos quedarnos en la est茅tica de su obra literaria sin ver su critica contra el totalitarismo, por eso no puede ni debe ser recuperado por los 鈥渘uevos fil贸sofos franceses conservadores鈥, ya que la esencia de su cr铆tica es libertaria.

En su debate con Gast贸n Leval en el peri贸dico Le Monde Libertaire, llega a afirmar 鈥渆spero haber servido al pensamiento libertario鈥el que la sociedad del futuro, no podr谩 prescindir.鈥

Algunas de las pol茅micas en los peri贸dicos libertarios har谩n correr r铆os de tinta y agitados debates en sindicatos y ateneos, como por ejemplo, la pol茅mica entorno a Camus y Bret贸n.

驴Os imagin谩is que hoy en d铆a debati茅ramos por horas en las terrazas de los bares argumentando sobre las posturas de Chomsky y su pol茅mica con Zizek? No, la rapidez y la inmediatez de los tiempos nos lo impiden.

Por otro lado,en 1954, comienza la guerra de independencia argelina, y Camus ser谩 cr铆tico con la violencia del FLN (Frente de liberaci贸n nacional argelino) y su posible deriva autoritaria (como sucedi贸), as铆 como la postura imperialista de Francia y la desmesurada violencia de la ultraderecha francesa (los Babouzes).

La postura de Camus lo acercaba m谩s al MNA (Movimiento nacional argelino) de Messali Hadj, socialista y sindicalista no alineado ni la con la URSS ni con el Egipto de N谩sser, pero sobretodo su labor fue denunciar la represi贸n a los sindicalistas argelinos, tanto por los franceses como por el FLN.

Y es que, Oriente y occidente, tan en boga hoy, se condensan en Camus. Nacido argelino-franc茅s, de madre menorquina y exiliado de nuevo en la Francia, como 鈥淧ied-Noir鈥.

Finalizando, quisiera recomendar un film, 鈥淟ejos de los hombres鈥 (2014, David Oelhoffen), basado en uno de sus libros, donde se entrecruzan varias notas autobiogr谩ficas de Camus. El personaje es un antiguo comandante de la resistencia de origen espa帽ol y convertido en un pacifista profesor rural en la Argelia rural. En 茅l se muestra una de las dicotom铆as favoritas del escritor, la de salvar una vida a costa de otra, o no. Y en 茅l, se muestra un ejercito franc茅s despiadado, pero tampoco un FLN mucho mejor. El personaje, est谩 atrapado por los acontecimientos, tratando de salvar la vida de un condenado a muerte, sabiendo que tendr谩 consecuencias nefastas para 茅l.

En fin, que Camus da para mucho m谩s que un art铆culo, pues influenciar谩 con 鈥淓l hombre rebelde鈥 a la generaci贸n de mayo del 68, o con 鈥淓l extranjero鈥 al escritor brit谩nico Colin Wilson, que acu帽ar谩 el t茅rmino 鈥淥utsider鈥, populariz谩ndolo.

Albert Camus fallecer谩 en accidente de coche en 1960, lo cu谩l no est谩 exento de pol茅mica, como no pod铆a ser de otra manera. En alg煤n art铆culo de El Pais o del Corriere Della Serra, se especulaba con la hip贸tesis de que en realidad hubiera sido saboteado su autom贸vil por la KGB, por su condena a la invasi贸n de Hungr铆a o por su apoyo al escritor disidente Pasternak.

En fin, se trata alguien de actualidad dada su filosof铆a del absurdo de la existencia humana, en el contexto actual, donde la rapidez, la necesidad de hacer algo constantemente, es decir, el reloj del postfordismo hacen de nuestra cotidianidad algo absurdo.




Fuente: Ateneolibertariocarabanchellatina.wordpress.com