March 11, 2021
De parte de Capuche Informativa
275 puntos de vista


Por Capucha Informativa

El medio Interferencia expuso en esta jornada la “red” que creó el alcalde de Santiago, Felipe Alessandri, en el año 2019 para expulsar o detener alumnos del Internado Nacional Barros Arana (INBA). Este grupo de Whatsapp estaba compuesto por funcionarios municipales, Carabineros de alto rango de la 22° Comisaría de Quinta Normal, y cinco trabajadores del establecimiento educacional, entre los que se encuentran el rector y la inspectora general.

El grupo de whatsapp, llamado “INBA-CC” (cortes de calle), fue creado por funcionarios de la Dirección de Educación Municipal (DEM), y el objetivo era entregar antecedentes a la municipalidad y a los uniformados para detener y expulsar alumnos. Los integrantes que no aportaron con información podían poner en riesgo el trabajo, es decir, estaba la posibilidad de ser desvinculados del internado. Por otro lado, si el alumnado se daba cuenta de lo que sucedía, que se queme la oficina era un problema menor.   

El teniente coronel Felipe Neira y dos capitanes de la 22° Comisaría de Quinta Normal de apellidos Miranda y Fuentes daban información sensible de niños y adolescentes del establecimiento detenidos para su individualización.

En este grupo de whatsapp se enviaba el nombre completo, RUT y el curso de los detenidos. En una oportunidad difundieron en el chat la foto del carné de identidad de un menor controlado por la institución. También exigieron que los integrantes del grupo informara las supuestas intenciones que los estudiantes podrían tener si, por ejemplo, estaban reunidos en el patio del establecimiento. 

La “red” de espionaje fue denunciada ante la Contraloría 

En la mañana de este miércoles, la actual concejala de la comuna de Santiago y candidata a alcaldesa por el Partido Comunista, Irací Hassler, denunció ante Contraloría la existencia de un sistema de espionaje irregular, que tenía el objetivo delatar a alumnos del INBA, situación que involucra al alcalde Felipe Alessandri.

“Recibí los antecedentes de una asociación irregular de espionaje a la comunidad del INBA a través de una coordinación de WhatsApp entre el municipio de Santiago, Carabineros y la directiva del INBA, incluyendo a profesores a quienes no les preguntaron si tenían la voluntad de ser parte de esa articulación y, por lo tanto, lo entendieron como una orientación del alcalde Alessandri”, denunció a El Desconcierto la concejala por Santiago, Irací Hassler.

“De hecho, expresamente en este grupo, Roberto Sánchez, por parte del alcalde orienta distintos elementos, por ejemplo iniciar debidos procesos a miembros del centro de estudiantes. Son elementos de tremenda gravedad que hemos recibido y puesto inmediatamente en antecedente de la Contraloría”, detalló a continuación.

La concejala espera que la Contraloría pueda pronunciarse respecto “de la legalidad de esta asociación, de las infracciones a la probidad y de la vulneración de derechos de los niños, niñas y adolescentes de parte de funcionarios de distintos organismos que fueron articulados por el municipio de Santiago, bajo la orientación del alcalde Alessandri y muy en línea de la promulgación del proyecto de Aula Segura, que fue impulsado justamente por el alcalde Alessandri con el gobierno de Piñera, la ministra (de Educación) Marcela Cubillos en ese momento”.

Compartir:



Fuente: Capuchainformativa.org