July 5, 2021
De parte de Algrano Sembrando La Duda
273 puntos de vista


• Ecologistas en Acción de Extremadura considera que esta nueva Orden complicaría aún más la legislación existente sobre vías pecuarias y no aportaría nada nuevo para evitar o reducir el número de ocupaciones ilegales.

• Entre otros, uno de los defectos de este proyecto de Orden es que no define con claridad el concepto de temporalidad en cuestiones tan importantes como la autorización de cultivos o instalaciones.
• La asociación reclama que elabore sin más dilación una Estrategia de usos de las vías pecuarias, que contemple el deslinde de todas ellas, la recuperación de los espacios ocupados y la eliminación de los obstáculos que imposibilitan su uso adecuado, además de que estos espacios sean declarados Corredores Eco-culturales.
Ecologistas en Acción de Extremadura ha presentado alegaciones y sugerencias a la Orden por la que se regulan las ocupaciones temporales, las autorizaciones para el acondicionamiento, mantenimiento y mejora, y el tránsito de ciclomotores y vehículos a motor, de carácter no agrícola, en las vías pecuarias, actualmente sometida a procedimiento de consulta pública.
La asociación considera que el texto de esta Orden no viene sino a complicar aún más la legislación existente sobre vías pecuarias puesto que contradice, en muchos aspectos, las actuales normativas de rango superior (Ley de Vías Pecuarias, Ley Agraria de Extremadura y el Reglamento de Vías Pecuarias de la C. A. de Extremadura). Es precisamente este último el que consideran que debe ser modificado, además de que es necesario que la Consejería recupere la propuesta de creación de una Ley Extremeña de Vías Pecuarias que inició en 2010. De igual importancia es la creación de un Patronato Regional de Vías Pecuarias en que estén representadas las Administraciones, instituciones, entidades, asociaciones, colectivos y particulares que trabajen por la conservación y gestión de estos espacios en el territorio extremeño, para lo que también se podrían instituir acuerdos de Custodia del Territorio entre estas entidades.
En su conjunto, este proyecto de Orden, lejos de regular los usos temporales, lo que da pie es a legalizar y autorizar usos permanentes, como los cultivos agrícolas leñosos, y lleva, incluso, a considerarse autorizada la instalación de casetas, naves y otros elementos, siempre que se puedan desmontar, lo que va en contra de la misma esencia de las vías pecuarias. El texto obvia que las autorizaciones deben ser siempre excepcionales y que en ellas debe primar el interés público.
Así, también se echa en falta en el texto la implementación de prácticas de gobierno abierto y transparencia, pues es necesaria una publicidad adecuada en cuanto a la exposición pública de las autorizaciones a nivel regional y no que esta se realice únicamente en los tablones de anuncios de los Ayuntamientos, como sucede hasta ahora. Para ello, la Junta de Extremadura debe emplear cualquiera de las plataformas electrónicas de las que dispone o el Diario Oficial de Extremadura para publicar las resoluciones de autorización y ofrecer información anual de los ingresos obtenidos por este concepto, que debe destinarse a la conservación y mejora de estas vías, así como el número de expedientes sancionadores por infracción tramitados.
Ecologistas en Acción de Extremadura echa en falta en este proyecto de Orden la definición precisa de protocolos de actuación para las distintas casuísticas que se puedan encontrar los técnicos y gestores de esta materia. En muchos casos, se da pie a interpretaciones muy abiertas y generales que pueden dar lugar a que esta Orden se convierta en un coladero para realizar cualquier intervención en las vías pecuarias, por lo que no sólo existe el riesgo de seguir manteniendo el nivel de ocupaciones actuales, sino que estas se vean incrementadas de forma legal. Hay que recordar que los principales problemas de las vías pecuarias son las ocupaciones ilegales y que esta Orden no aportará nada nuevo a la actual normativa en vigor para evitarlas o reducir su número.
Es imprescindible que las autorizaciones de ocupación temporal de las vías pecuarias se deban a un interés público y, excepcionalmente y de forma justificada, a un interés particular, por lo que deben ser necesarios los informes previos de los diferentes organismos implicados, también para la solicitud de sus prórrogas, teniendo siempre en cuenta que, una ocupación temporal de 10 años y renovable, no es temporal, si no que se perpetúa en el tiempo. En este sentido, se han hecho diversas matizaciones al listado de actividades para las que se podrán conceder ocupaciones de carácter temporal que menciona la Orden, haciendo especial hincapié en que, para algunas de ellas, se debe demostrar tanto el interés público de la ocupación como la imposibilidad de un trazado o emplazamiento alternativo de la instalación.
La asociación ha solicitado que se mencione expresamente que no serán autorizables las ocupaciones posteriores al deslinde de las Vías Pecuarias ni aquellas en las que se mantengan alambradas transversales y longitudinales (incluidas la de cultivos agrícolas tipo espalderas), cancillas o porteras, y que su desmantelamiento será condición previa e inexcusable para la autorización.
En el caso concreto de los cultivos agrícolas, para Ecologistas en Acción, los únicos que pueden ser considerados temporales deben ser los “cultivos agrícolas anuales”, mientras que cualquier cultivo leñoso debe ser considerado permanente e incompatible con los usos principales y complementarios de las vías pecuarias y su desmantelamiento debe ser obligatorio al acabar los diez años para los ya autorizados. Además, exige la prohibición de los cultivos de regadío y del uso de herbicidas y pesticidas en toda la superficie de las vías pecuarias, obligando a que el cultivo sea ecológico y con coberturas herbáceas. También consideran que se deben permitir los aprovechamientos tradicionales de setas, espárragos y plantas, siempre que no se trate de especies protegidas ni su destino sea la comercialización y se debe establecer la gratuidad en la implantación de “cultivos sin cosecha y mejora de pastos” -específicamente para ciertos colectivos, tales como organizaciones sin ánimo de lucro ambientales, sociedades locales de caza, etc.-, de cara a promover la conservación y el crecimiento de poblaciones de especies asociadas a zonas agrícolas como el aguilucho cenizo, sisón, avutarda, perdiz, codorniz, liebres, conejos, etc.
En cuanto al pastoreo estacional, este debiera estar vedado durante los meses de reproducción de fauna y vegetación protegida (abril a junio), estando sólo permitida la trashumancia en ese periodo. El resto del año es necesario evitar el sobrepastoreo, especialmente en las zonas de poco suelo.
Como se menciona en este proyecto de orden, las resoluciones de ocupación temporal de vías pecuarias tendrán en cuenta el tránsito ganadero ordinario así como sus usos compatibles y complementarios, por lo que se debe definir claramente qué se entiende por instalaciones desmontables. Por los mismos motivos, se pide que no se modifique la medida del espacio libre que deben dejar estas instalaciones, pues la nueva propuesta contempla que se limite a un tercio de la anchura de la vía pecuaria, lo que supone el riesgo de que estas acaben convertidas en simples caminos.
La conclusión que Ecologistas en Acción de Extremadura extrae del análisis de este proyecto de Orden es que no viene a mejorar la actual normativa sobre vías pecuarias, principalmente porque no define con claridad los criterios que se han de seguir en la mayoría de los aspectos más críticos que pretende regular. En este sentido, es muy importante resaltar que cualquier reglamentación de las vías pecuarias no puede abordarse sin haber acometido previamente el estudio y puesta en marcha de una Estrategia para su uso público, turístico y como vías de comunicación rural,  que debe ir acompañada de la aprobación de planes de ordenación de sus usos compatibles y complementarios, según zonas y valores eco-culturales. Esta Estrategia debe incluir un plan de inversiones de la Junta de Extremadura en cuestiones fundamentales como son el deslinde completo de las vías pecuarias en Extremadura en un plazo de 5 años, la permuta y recuperación de las superficies afectadas por obras públicas y privadas y la eliminación de todos los obstáculos que impiden su tránsito, que se deberá mejorar con la construcción de pequeños badenes, senderos y otros pasos allí donde no son practicables.
Por último, la asociación ha vuelto a reclamar el inicio de los trámites para que las vías pecuarias de la región, especialmente las Cañadas Reales, sean consideradas y declaradas Corredores Eco-culturales y Corredores Ecológicos, de modo que, además de quedar incluidas en las diversas Estrategias de conservación de especies de fauna y flora en declive por la importante función que desempeñan en la dispersión de la biodiversidad, se fomente y promueva su adecuado uso turístico y socio-recreativo.

Ecologistas en Acción es una confederación de más de 300 grupos ecologistas distribuidos por pueblos y ciudades. Forma parte del llamado ecologismo social, que entiende que los problemas medioambientales tienen su origen en un modelo de producción y consumo cada vez más globalizado, del que derivan también otros problemas sociales, y que hay que transformar si se quiere evitar la crisis ecológica.




Fuente: Algranoextremadura.org