November 17, 2022
De parte de Indymedia Argentina
198 puntos de vista

El pasado lunes en un programa de TN, el ex presidente de Argentina y actual presidente ejecutivo de la Fundación FIFA, Mauricio Macri, manifestó abiertamente que la “raza superior” de la selección de fútbol de Alemania era candidata a ganar en Qatar 2022. La referencia a la ideología nazi no pasó desapercibida y concitó el repudio mundial. En entrevista con el psicoanalista y militante Hernán Scorofitz, nos da el alerta spoiler: no fue un acto fallido, ni un lapsus.

La noche del lunes 14 de noviembre Mauricio Macri charlaba con Joaquín Morales Solá en TN. La entrevista al ex mandatario no llevaba más sorpresas que los halagos zalameros, aduladores y lisonjeros al libro “Para qué”, y las críticas al actual Gobierno por “defender a los que no trabajan”. Incluso hubo tiempo para una presunción e hipótesis categórica, tal como “si Perón viviera, se afiliaría a Juntos por el Cambio”. Pero de pronto, embalados por el “clima mundialista”, las opiniones sobre las candidaturas para las elecciones presidenciales 2023, cambiaron al análisis de los equipos candidatos a ganar Qatar 2022.

Allí fue cuando el actual titular de la Fundación FIFA, con mucha seguridad en sus palabras y en tono de conocedor de futbol e historia arremetió. “Portugal, muy buenos jugadores; Francia tiene muy buenos jugadores, el último campeón, y a Alemania nunca se le puede descartar, raza superior. Siempre juega hasta el final”, espetó.

Muchas personas, entre las que me cuento, fuimos corriendo a confirmar si lo que dijo era eso que escuchamos. ¿Ponderar las premisas del nazismo en un programa político de mucha audiencia?  Y claro, encontramos en las redes sociales el mismo estupor y repudio que lo confirmaban. No existió la misma celeridad por parte de Macri para pedir disculpas por semejante frase, ya que recién lo hizo públicamente al otro día por la tarde. “Ayer hablando del mundial y obviamente refiriéndome a las habilidades futbolísticas indiscutibles de Alemania tuve una frase desacertada que remite a las peores pesadillas de la humanidad, por lo que quiero aclararlo y ofrecer mis disculpas”, enunció el ex presidente a través de sus redes sociales.

Mi primera impresión fue la de creer que Mauricio Macri había incurrido en un fallido, una equivocación. El acto fallido, también conocido como desliz freudiano, es aquel acto que pone de manifiesto una expresión diferente e incluso contraria a la intención consciente del sujeto. El resultado obtenido no es el que explícitamente se perseguía alcanzar, sino que ha ocurrido un reemplazo que escapa a la consciencia del sujeto actuante. Pero antes de elaborar cualquier tipo de análisis, decidí entrevistar a una persona profesional en el tema.

En charla con el psicoanalista, secretario general en AGD UBA y militante del Partido Obrero, Hernán Scorofitz, nos sacamos las dudas, comenzando por una muy buena aclaración: “si bien hay un axioma en el campo de psicoanálisis que señala “interpretación fuera de sesión es agresión”, en determinadas ocasiones algunos discursos y palabras de carácter público emanadas de dirigentes políticos también pueden ser materia interpretable de formaciones del inconsciente.”

Hernán prosigue, profundizando al respecto, “hay ejemplos interesantes y hasta documentados. El documental “Las Patas de la Mentira” de Miguel Rodríguez Arias, a principios de los ’90, es un material interesante de casi una hora de declaraciones de dirigentes políticos con una sucesión constante de actos fallidos, del decir de “lo que no hay que decir” pero que el inconsciente habla por el sujeto y desde la enunciación por sobre el enunciado.”

Sobre los dichos de Macri, la respuesta de Hernán es contundente y no deja lugar a dudas. “La apología germanofílica del ex presidente Mauricio Macri en relación a la selección alemana como candidata a ganar el Mundial de Qatar, por su condición de “raza superior” no constituye un acto fallido o lapsus como formación del inconsciente “en vivo y en directo”. Es simplemente el reflejo de una opinión instituida en un sector del imaginario colectivo reivindicativa de la raza aria como “raza superior”, que se remonta al siglo XIX y fue (y sigue siendo) una de las bases nodales del pensamiento nazi, como hoy en las llamadas formaciones neonazis y neofascistas predominantes en Europa.

El acto fallido cuando es escuchado por el propio “autor”, intenta ser corregido automáticamente por el ejecutante, intentando anular su responsabilidad subjetiva en el deseo inconsciente puesto en palabra. Macri intenta aclarar su “exabrupto” horas después, seguramente indicado por sus asesores de imagen frente a las repercusiones que se fueron desplegando en las redes sociales y hasta en los medios llamados “hegemónicos” frente a tamaña apología fascistoide.”

Nombrado presidente ejecutivo de la Fundación FIFA allá por enero de 2020, tomó la responsabilidad de esta organización creada en 2018 y que se encarga de impulsar diversas acciones benéficas, Mauricio Macri generó críticas y el total repudio en todo el mundo por estas declaraciones, que simplemente lo muestran tal cual es.




Fuente: Argentina.indymedia.org