March 18, 2021
De parte de ANRed
373 puntos de vista


Por decisión del juez Daniel Ferreyra, el poder judicial nuevamente intenta avanzar con el remate de la Cerámica Neuquén, fábrica que funciona bajo control de sus trabajadores desde el año 2014. Esta vez se da un gesto especialmente amenazante: buscan garantizar la tasación mediante la realización de tareas de inteligencia que sirvan como base para un operativo en el que ya se está previendo que haya heridos. En conferencia de prensa anunciaron medidas. Por Corresponsal popular para ANRed.

El pasado martes, el juez Ferreyra libró oficio a la Policía provincial para que “se sirva informar al tribunal cuántos efectivos del GEOP serán necesarios para la realización del operativo”. El operativo al que refiere consiste en garantizar el ingreso del martillero designado por el poder judicial para tasar la infraestructura de Cerámica Neuquén, a fin de rematar la fábrica, con el pretexto de que es la única forma de indemnizar a los trabajadores despedidos por los anteriores dueños. Resulta llamativa la celeridad con la que Ferreyra hizo lugar al pedido de los abogados Jorge Brillo y Alejandro Lozano, quienes encabezan la ofensiva judicial contra Cerámica Neuquén, dado que suele haber gran demora en resoluciones de otros juicios laborales.

Además, el juez indicó que la policía deberá “oficiar al Ministerio de Salud de la Provincia a los fines de que se prevea la presencia de ambulancias que la autoridad policial estime necesarias y se oficiará también al cuerpo de bomberos de la Provincia a los fines de que se hagan presentes preventivamente en el lugar con los elementos que la autoridad policial estime necesarios”. De esta manera, sienta las bases para un accionar represivo por parte de las fuerzas de seguridad locales, echando por tierra toda posibilidad de negociación con los trabajadores que mantienen en funcionamiento la unidad productiva. Son ochenta familias las que dependen de Cerámica Neuquén, que fue recuperada por sus trabajadores en 2014 luego del abandono de la anterior patronal, y que desde entonces ha trabajado de forma ininterrumpida.

Por esto, desde Cerámica Neuquén convocaron a una multisectorial en horas de la tarde de hoy, en la que participaron más de una decena de organizaciones sociales y políticas y trabajadores de otros sectores. En la misma, distintos referentes se expresaron en apoyo a la gestión obrera. Los trabajadores realizaron una conferencia de prensa en el predio de Cerámica Neuquén, que se ubica en el parque industrial de la ciudad, para dar a conocer las medidas que resuelvan. En la misma anunciaron que impulsarán una campaña para evitar el intento de remate de la fábrica. Alejandro López, secretario general del sindicato ceramista, exigió “una solución para que esta fábrica siga produciendo y no se desguace”. A su turno, el abogado Mariano Pedrero, representante legal de los trabajadores, remarcó que “hay un preacuerdo que permitiría garantizar la continuidad de la gestión obrera, de la producción y de los puestos de trabajo”, que desde el poder judicial ahora se desconoce.





Fuente: Anred.org