March 20, 2023
De parte de Grup Antimilitarista Tortuga
1,949 puntos de vista

C茅sar MANZANOS, especialista en sociolog铆a del control penal y miembro de Salhaketa una de las entidades convocantes de los actos de solidaridad.

El preso anarquista italiano Alfredo Cospito, en huelga de hambre desde octubre del pasado a帽o, fue condenado a cadena perpetua tras la recalificaci贸n de su sentencia por un ataque sin v铆ctimas contra la escuela de los Carabinieri de Fossano en 2006, lo cual supone una desproporci贸n punitiva sin precedentes. Adem谩s, se le impuso un r茅gimen de aislamiento carcelario recogido en el art铆culo 41bis de la legislaci贸n italiana que supone, entre otras cosas, el aislamiento total del preso con el exterior y otros presos, la intervenci贸n de toda su correspondencia, el veto a las visitas exteriores y visitas familiares restringidas a solo una al mes y solo a trav茅s de una mampara. Tal y como dictamin贸 ya en 2007 El Tribunal Europeo de Derechos Humanos, el citado art铆culo viola la Convenci贸n Europea sobre los Derechos Humanos.

Ahora, lleva meses en un combate a vida o muerte neg谩ndose adem谩s a la alimentaci贸n forzosa puesto que una persona presa en lucha solo cuenta con dos armas: su propio cuerpo y la movilizaci贸n dentro y fuera de la c谩rcel para, en este caso, tratar de lograr el objetivo de abolir el aislamiento carcelario por ser la forma m谩s terrorifica de tortura institucional.

Ciertamente est谩 poniendo en jaque al gobierno italiano y, el fuego que la revuelta de su lucha est谩 prendiendo por toda Europa, infunde el temor del estado a que prenda dentro de las prisiones. El aislamiento carcelario ha sido hist贸ricamente y lo es hoy tambi茅n en el estado espa帽ol con el r茅gimen de los FIES, el principal mecanismo para tratar de aniquilar f铆sica y psicol贸gicamente a la disidencia pol铆tica, a quienes ponen en cuesti贸n la violaci贸n de derechos en las c谩rceles y a quienes no aceptan la l贸gica disciplinaria de la c谩rcel luchando en el interior de las prisiones por su dignidad. El r茅gimen cerrado y el aislamiento responde a una aut茅ntica pol铆tica de exterminio tan solo comparable con la practicada por Hitler en los campos de concentraci贸n nazis, propia de reg铆menes pol铆ticos fascistas.

Es momento de sumarse a las movilizaciones que en el caso de Euskal Herria est谩n convocadas para los pr贸ximos d铆as, moviliz谩ndose en todos los lugares para sumarse a las reivindicaciones de Alfredo que no son ostras que la denuncia de un sistema de justicia criminal al servicio del poder, la abolici贸n de los reg铆menes de aislamiento carcelario y de las penas crueles e inhumanas como la cadena perpetua.




Fuente: Grupotortuga.com