March 23, 2023
De parte de Nodo50
2,150 puntos de vista

Alfredo Cospito ha sido condenado a muerte por el Estado italiano, que proclama que no aceptar谩 los chantajes de nadie.

Dec铆a Voltaire que quien se venga despu茅s de la victoria es indigno de vencer. Si adem谩s, el vengador es el Estado, no puedo m谩s que convenir con la tesis de Marx cuando afirmaba que: 芦el Estado no es el reino de la raz贸n, sino de la fuerza鈥β.

Mucho presumen algunos pa铆ses, como Italia o Espa帽a, de ser paladines de los derechos humanos en diversos lugares del mundo, pero cuando se trata de mirar dentro de sus confines, principalmente en sus calabozos, la cosa cambia. Olvidan aplicar conceptos como la reinserci贸n o la reeducaci贸n y solo emplean la m谩s desalmada de las represiones, igual que en las c谩rceles de Erdogan o de Ebrahim Raisi.

Alfredo Cospito es un anarquista italiano de la vieja escuela, que lleva 150 d铆as en huelga de hambre, protestando por las crueles condiciones a las que est谩n sometidos muchos reclusos. Fue condenado en 2013 por disparar a las piernas de un dirigente de una empresa del sector nuclear. Estando ya recluido, le acusaron del env铆o en 2006 de unas cartas bombas a unos cuarteles, sin causar ni heridos ni muertes.

Recibi贸 una desproporcionada condena a cadena perpetua, en un r茅gimen definido 芦41 bis禄, normalmente aplicado a mafiosos con graves delitos, un aut茅ntico infierno en la tierra. Le recluyeron en una celda por debajo del nivel del mar de 1,52 x 2,52 casi sin luz. Las horas de aire transcurren en un cub铆culo donde solo se ve un trozo de cielo a trav茅s de los barrotes. Se encuentra completamente aislado de los dem谩s detenidos, recibe visitas espor谩dicas y siempre a trav茅s de paneles acristalados. No se le permite guardar recuerdos ni fotograf铆as. No puede estudiar, formarse, escribir ni leer lo que desea y menos a煤n comunicarse con el exterior.

Se le a铆slo del mundo con el fin de impedir su actividad pol铆tica y se le consider贸 un peligro para la seguridad del Estado鈥 obviando que un pa铆s liberal deber铆a tutelar todas las ideolog铆as, incluido las m谩s detestables, as铆 como el derecho al estudio y a la informaci贸n de cara a la reeducaci贸n y al desarrollo mismo de la personalidad humana.

Alfredo Cospito ha sido condenado a muerte por el Estado italiano, que proclama que no aceptar谩 los chantajes de nadie. Y Alfredo est谩 dispuesto a inmolarse para que todo el mundo conozca la ferocidad de un Estado y de un r茅gimen penitenciario al que se ven sometidos m谩s de 750 reclusos italianos. Lo expres贸 茅l mismo, en una reciente carta filtrada por su abogado: 芦Un r茅gimen donde no puedo tener ning煤n contacto humano, donde no puedo ni ver ni tomar un pu帽ado de hierba o abrazar a una persona querida. Un r茅gimen donde las fotos de tus progenitores son secuestradas. Enterrado vivo en una tumba en un lugar de muerte. Llevar茅 adelante mi lucha hasta las consecuencias extremas, no por un 鈥渆ncargo鈥 sino porque esta no es vida禄.

La huelga de hambre se trasforma as铆 en el 煤ltimo recurso de Alfredo, el 煤nico para frenar su misma aniquilaci贸n. Una pr谩ctica muy peligrosa que convierte su propio cuerpo en un arma para luchar contra los abusos del poder.

Y por desgracia, llegar谩 el d铆a en que ocurra lo esperado. Solo entonces, pol铆ticos, periodistas y ciudadanos hablar谩n de ello. 芦Alfredo Cospito ha muerto禄. Se hablar谩 de ello con indignaci贸n, con horror, con indiferencia o con agrado. Una vida se habr谩 apagado lentamente ante las miradas distra铆das de todos nosotros.

Fuente: https://www.naiz.eus/es/iritzia/articulos/alfredo-cospito-la-venganza-del-estado




Fuente: Rebelion.org